100 historiadores firman contra la retirada de las calles de Indalecio Prieto y Largo Caballero y afean el uso de "clichés franquistas"

El manifiesto califica de "argumentos pseudohistóricos" sin base documental los motivos de la moción de Vox aprobada por el Ayuntamiento de Madrid.

Más de un centenar de historiadores de universidades españolas y extranjeras han denunciado los argumentos de Vox basados en «clichés franquistas» para retirar las calles a los dirigentes socialistas Francisco Largo Caballero, presidente de la República (1936-1937) durante la Guerra Civil, e Indalecio Prieto, una iniciativa que aprobó el pleno del Ayuntamiento de Madrid con el apoyo de PP y Cs.

En un informe, los autores, profesores de Historia Contemporánea en varias universidades, critican que se recurra «a los viejos y desacreditados clichés pseudohistóricos de la propaganda franquista» y apoyan sus argumentos en «pruebas documentales» que ponen a «disposición» del consistorio madrileño para que sean analizadas antes de su aprobación definitiva.

El Pleno de Madrid dio luz verde a una iniciativa de Vox, con los votos de PP y Cs enmendaron para que se produjese haciendo uso de la Ley de Memoria Histórica aprobada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

La capital retirará así la calle Francisco Largo Caballero en el distrito de Ciudad Lineal y su placa en Chamberí y el bulevar de Indalecio Prieto, que se localiza en Vicálvaro, presentes en el callejero desde tiempos de Tierno Galván. Además, insta a que el Gobierno de España retire las estatuas de Nuevos Ministerios.

El Consistorio cambiará el nombre de estas calles aludiendo al artículo 15 de la Ley de Memoria Histórica, que señala que «las administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura».

El dirigente socialista Largo Caballero (1869-1946) fue presidente de la República durante la Guerra Civil, entre septiembre de 1936 y mayo de 1937, periodo en el que también estuvo al frente del Ministerio de Guerra, mientras que Prieto (1883-1962), rival de Largo Caballero, fue ministro bajo su presidencia y la de Juan Negrín. Los historiadores quieren que este juicio técnico preliminar se convierta «en un futuro próximo en un informe donde se clarifique de una vez por todas la ejecutoria de estas dos importantes figuras de nuestra historia contemporánea, sustrayéndolas de las maquinaciones propias de la baja política».

También rechazan la enmienda de PP y Cs para basar su retirada en aplicación de la Ley de Memoria Histórica, ya que «buena parte de las acusaciones vertidas en la iniciativa de Vox se refieren a épocas anteriores a la que da cobertura dicha ley».

«Es preciso resaltar la incongruencia que encierra querer ejecutar una damnatio memoriæ sobre figuras políticas que, precisamente, se distinguieron por su oposición a la sublevación militar, por la defensa de la legalidad en la guerra civil que ésta provocó, y por ser víctimas (en tanto que perseguidos y exiliados) de la Dictadura resultante», sostienen.

El informe está avalado por historiadores españoles como Ángel Viñas Martín, José Álvarez Junco o Rosa María Capel, catedráticos en la Universidad Complutense de Madrid; y extranjeros como Paul Preston, catedrático de la London School of Economics and Political Science.


Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

CulturaFelipe VI reivindica a Ortega y Gasset como "clásico contemporáneo": "Su clarividencia está muy presente"
LiteraturaArturo Pérez-Reverte: "La mujer fue la gran perdedora de la Guerra Civil"
LiteraturaÉric Vuillard: "Los chalecos amarillos es el fenómeno más importante en Francia desde Mayo del 68"

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *