2019, un año de «alegría» para la Cultura antes del abismo

Unas pocas personas asisten a un teatro – EFE

Anuario SGAE 2020 de las Artes Escénicas, Musicales y Audiovisuales

2019, un año de «alegría» para la Cultura antes del abismo

Se presenta el Anuario SGAE de las Artes Escénicas, Musicales y Audiovisuales con datos muy «alentadores» del año pasado que quedan condicionados y eclipsados por la preocupación actual ante los estragos económicos de la pandemia

Madrid Actualizado: Guardar

Enviar noticia por correo electrónico

La Fundación SGAE ha presentado este miércoles el Anuario SGAE 2020 de las Artes Escénicas, Musicales y Audiovisuales que ofrece una radiografía del sector de la Cultura y el Ocio en España en 2019… O sea, una previa del abismo. La exposición, de hecho, ha tenido varias menciones al cataclismo que «no se puede certificar» y que vendrá. «Esperamos que el año que viene tengamos algo que contar», incluso ha cerrado irónico Antonio Onetti, el presidente en funciones de la SGAE.

En sus más de 440 páginas, este informe, que tiene ya 20 años de vida, reúne decenas de miles de datos numéricos y cientos de tablas y gráficos. Así, 2019, en resumen, se trata de un año «que en condiciones normales sería una alegría pues presenta datos bastante alentadores y que suponían una recuperación de la mayor parte del sector cultural tras la crisis», en palabras de Onetti. Y es que tanto en Artes Escénicas como en Música clásica, Música popular, Música grabada o Cine observamos un crecimiento respecto a 2018 tanto en actividad como en espectadores y recaudación.

Como apunte llamativo del 2019, vemos que en el campo de la Música Grabada los ingresos subieron n 22,5% respecto al año anterior. Pero si desglosamos los resultados, tenemos que el mercado digital vuelve a aumentar, como era tendencia, pero que el mercado físico experimenta una subida del 7,2% en sus ingresos, hecho que no se había producido en la última década y es consecuencia de las ventas de vinilos, que «han tenido un crecimiento sostenido en los últimos años», en palabras de Rubén Gutiérrez, director general de Fundación SGAE. Precisamente este es de los nichos en donde se espera que el mercado continúe vivo en 2020 por no tener tanta dependencia de «lo social».

¿Esperan paralelismos con la crisis de 2008 o será mayor? «En principio no deberíamos estar ante una crisis como en 2008, porque tienen elementos bien distintos», explica Gutiérrez. «La de 2008 fue una crisis económica y de falta de confianza, supuso unos grandes descensos a medio plazo en los ingresos públicos (dinero destinado a Cultura) y de la capacidad adquisitiva de las personas en un terreno de gran incertidumbre laboral. Con menos oferta por menos recursos públicos y menos demanda por el menor adquisitivo…», apunta el analista que ahora reflexiona sobre la actual situación: «Estamos ante una crisis coyuntural y hay que ver si no genera efectos más importantes. Es decir, la posibilidad de que un problema de coyuntura se convierta en problema estructural por actividades que se cierren. Y pensamos, sobre todo, en aquellas más dependientes del sector privado: cines y conciertos», añade.

¿Pero hay algún tipo de estimación respecto al bajón en 2020? «No lo tenemos, pero vamos sí se tiene en cuenta desde el 10 de marzo las salas estuvieron cerradas y luego se recuperó de manera muy parcial a finales de junio… Estimaciones no nos atrevemos, las cosas pueden cambiar para bien. E igual en noviembre o diciembre la situación es distinta. Es arriesgado anticipar pero la situación es muy grave», sigue Gutiérrez.

¿Pero está claro que este 2020 será peor incluso que el peor año de la crisis anterior, no? «Yo no te puedo decir, no lo podemos certificar. Si tuviésemos algo contrastado y consensuado con las fuentes del sector no tendríamos inconveniente en decirlo. Sería algo irresponsable y alarmista, aunque quizá respondiera a la realidad, pero luego echamos la culpa de las cifras no precisas. La realidad es muy dura», señala el director general de Fundación SGAE.

Aunque todavía no hay datos relativos a este año, hemos preguntado a un par de asociaciones del gremio que nos aporten algunos datos acerca de la situación de su sector. Por ejemplo, desde ACCES, que representan a 115 salas de conciertos repartidas por España, contabilizan que de enero a octubre de 2020 se han cancelado 7.350 conciertos. Y es que aunque las salas, mayoritariamente, continúan cerradas, los gastos promedio son de 5.204 euros al mes lo que en conjunto lleva a los casi 5 millones de euros hasta este octubre de gastos realizados sin tener actividad (alquileres, hipotecas, gastos laborales, tasas de recogida de basura, agua y demás suministros, impuestos…). Durante este periodo, 10 salas de conciertos han tenido que cerrar en nuestro país (y que tenga vínculo con ACCES, que no representa a todas).

Por su parte, desde el inicio de la pandemia, FAETEDA (Federación Estatal de Teatro y Danza), realizó una estimación de que hasta mayo las compañías teatrales habían cancelado más de 5.000 funciones, siendo una cifra que ellos mismos valoraron como anticuada casi desde el mismo momento en el que la obtuvieron puesto que las cancelaciones o reprogramaciones constantes no paraban de suceder, a añadir a los ERTES o despidos a los que se han visto abocados los grupos teatrales. Ninguna sala, de momento, ha cerrado aunque «están sobreviviendo de aquella manera, sobre todo viendo como pinta el otoño», explican desde la federación.

Por su parte, en la presentación de esta mañana, Onetti ha afirmado: «Pedimos ayuda para todo el sector proporcional al daño que esta sufriendo el mundo de la cultura en general. La parte proporcional que se está pensando en derivar al sector es muy inferior al de otros sectores y eso nos parece bastante preocupante, porque nos olvidamos que este es un sector importante para el PIB».

Ver los comentarios

https://www.abc.es/cultura/abci-2019-alegria-para-cultura-antes-abismo-202010141413_noticia.html

https://www.abc.es/cultura/abci-2019-alegria-para-cultura-antes-abismo-202010141413_noticia.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *