Aaron Sorkin: "No hay nada más americano que protestar"

El creador de ‘El ala oeste de la Casa Blanca’ y director ‘El juicio de los siete de Chicago’, película de inminente estreno en Netflix,…

Cuando Donald Trump ganó las elecciones, Aaron Sorkin, demócrata convencido y genial creador de la muy presidencial serie El ala oeste de la Casa Blanca, escribió una carta abierta a su mujer e hija calificando de «cerdo», entre otras lindezas, al presidente electo. Y «cerdo» era precisamente el insulto más usado contra las los políticos y las fuerzas del orden en las manifestaciones duramente reprimidas que, en 1968, siguieron al asesinato de Robert Kennedy y precedieron la victoria de Richard Nixon. Por aquellas protestas se sentaron en el banquillo líderes contraculturales como los yippies Abbie Hoffman y Jerry Rubin, interpretados por Sacha Baron Cohen y Jeremy Strong en ‘El juicio de los siete de Chicago’, película escrita y dirigida por Sorkin, que llega a Netflix el próximo 16 de octubre, en vísperas de las elecciones de noviembre.

En el encuentro virtual entre Sorkin y la periodista Elisabet Cabeza, organizado por el certamen donostiarra, el oscarizado guionista de ‘La red social’ (David Fincher, 2010), se mostró algo más comedido, pero no ha tardó ni dos minutos en cargar contra el actual presidente: «ganó las elecciones hablando de volver a hacer América grande otra vez, evocando tiempos bucólicos en lo que no había tanta inquietud, ni tanta música rap. Una América blanca que en realidad no es más que una ilusión que Hollywood creó para gente como él, lo cual es irónico porque sus votantes piensan que la gente del cine no son más que liberales pervertidos».

El proyecto sobre los llamados Siete de Chicago remonta a 14 años atrás, cuando Steven Spielberg pensaba en dirigirla y le encargó a Sorkin el guion. Se fue retrasando, pero cogió nuevo vuelo precisamente «cuando Trump fue elegido, y empezó a hablar con nostalgia de un tiempo en el que las manifestaciones eran reprimidas con violencia. Está claro que la película resulta muy pertinente en estos momentos, porque habla de racismo y de violencia policial. Pero en todos estos años no cambié el guion. Ha sido la realidad, con la muerte de George Floyd y las revueltas posteriores, la que ha venido a nuestro encuentro. Protestar es necesario. No hay nada más americano que protestar».

«Ahora mismo, en Estados Unidos, es imposible no estar enfadado», prosiguió. «El dicho que la ficción encierra más verdad que la realidad nunca fue tan cierto como ahora. Tenemos una facción que respeta los hechos, y otra que simplemente se los inventa. Estamos esperando que alguien venga a salvarnos». El creador de series como ‘The Newsroom’, famoso por sus diálogos tan veloces como ingeniosos, disparados por personajes que suelen caminar por los pasillos del poder, explicó que «en la ficción americana los políticos y los poderosos suelen ser personajes maquiavélicos. Yo prefiero imaginármelos como héroes, personas que hacen lo que tienen que hacer, arriesgando y poniendo en juego su status quo«. En ese mundo ideal, «Trump perdería las elecciones, protestaría diciendo que los demócratas las han amañado, y al final serían los propios republicanos quienes le invitarían a irse, diciéndole: No puedes llevar al país a una guerra civil. Sería un final en el que todo el mundo hace lo que tiene que hacer, salvo Trump, porque él es irredimible. Somos los demás los que todavía podemos hacer las cosas bien».


Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

CineJim Carrey, Renée Zellweger y… ¿Morante de la Puebla?
CineLuca Guadagnino: "La belleza de Instagram es un instrumento de opresión"
Cine'Las niñas', de Pilar Palomero, mejor película española en el Festival de Málaga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *