Adrián Expósito: “Todo esto parece una película de ciencia ficción”

Pese al aumento de casos de coronavirus en las últimas semanas, el país trata de volver, en la medida de lo posible, a la normalidad. Adaptarse a los nuevos tiempos no es fácil, mucho menos para el sector cultural, al que parece que no se lo han puesto nada fácil. Límites de aforos, cancelación de obras e incertidumbre son algunos de los temores que sobrevuelan el sector.

Adrián Expósito cuenta a La Vanguardia su visión. El actor, al que hemos podido ver en series como Puente Viejo, reconoce sus nervios por el reestreno en el Microteatre de Barcelona de Es fácil dejar de follar si sabes cómo este 10 de septiembre. Con esta obra, el teatro ha querido hacerle un guiño al público para devolver a la cartelera una de las historias más recordadas después de llevar más de cinco meses cerrados.

El teatro ha querido hacerle un guiño al público para devolver a la cartelera una de las historias más recordadas después de llevar más de cinco meses cerrado

“Es una comedia muy crítica con una bonita reflexión final. Mi personaje es Guille, un nerd intelectual que está enamorado de una chica, pero se siente rechazado por el género femenino. Manu (Alfons Nieto), su compañero de piso, tiene un amplio historial de conquistas y le intenta ayudar enseñándole algunos truquitos para conseguir llamar la atención de la(s) chica(s). Pero a veces las cosas no salen como se esperaban… ¿Al final quién enseña a quién? ¿Qué es lo que importa realmente? ¡Tendréis que venir a descubrirlo! […] La verdad es que tengo muchas ganas de volver a hacer esta obra porque siempre ha funcionado muy bien”, desvela el intérprete

Expósito reconoce que “Microteatre Barcelona ha sido uno de esos negocios que ha sufrido un duro golpe de esta pandemia, pero tras mucho esfuerzo y trabajo por parte de Libertad Ribera, que es la dueña del teatro, ha podido abrir sus puertas de nuevo. Esta vez con una sala única que permite respetar todas las medidas de seguridad pertinentes, para poder seguir disfrutando de ese teatro low cost, ese teatro más “cercano” que le caracteriza y le gusta al público”. Además, admite, las medidas de seguridad están garantizadas, tanto por lo que hace a distancia, como a limpieza de butacas, gel hidroalcóholico, mascarilla “y un largo etcétera”.

Microteatre Barcelona ha sido uno de esos negocios que ha sufrido un duro golpe de esta pandemia, pero tras mucho esfuerzo ha podido abrir sus puertas de nuevo”

El actor ánima al público a asistir y desconectar un poco de la realidad, ya que “todo esto parece una película de ciencia ficción […] Un cortometraje que he estrenado recientemente (Hidroalcohólico, de Roberto Pérez Toledo) dice una frase que define muy bien esta situación: Todo es raro últimamente… A veces parece que la vida sigue siendo ‘normal’, hasta que sales de casa, te pones la mascarilla, abres la puerta del portal con el codo y te das cuenta de que todo ha cambiado. Menos gente, menos planes, menos abrazos, más miedo… Y en el ámbito profesional más aún”.

Centrándose en el panorama artístico, Expósito explica que “tras el confinamiento, por el desconocimiento de este virus, las medidas preventivas que se están tomando, y sobre todo por la incertidumbre, se ha reducido enormemente la producción y el consumo de cultura en directo. Respecto a nuestro trabajo en particular, ahora la mayoría de los castings son por videollamada o en ocasiones tienes que hacerte el PCR para poder asistir presencialmente, se han reducido costes y cantidad de gente de equipo, proyectos que se retrasan, otros muchos que se caen”.

Ahora la mayoría de los castings son por videollamada o en ocasiones tienes que hacerte el PCR para poder asistir presencialmente”

Sobre volver al teatro de la forma que conocíamos, Adrián reconoce que “aún queda tiempo para eso. Tiene que encontrarse una solución para palear este virus, una vacuna, para que todo vuelva a ser normal y podamos disfrutar de la vida y la cultura en directo igual que lo que hacíamos antes. Espero que eso no se demore demasiado, que la mayoría de teatros, cines y salas de conciertos aguanten y todos podamos recuperar la antigua normalidad cuanto antes”.

Pese a todo, el intérprete es optimista y admite que de todo se puede sacar algo bueno. “En el ámbito personal creo que esto debería enseñarnos que la salud es lo primero, y después, a valorar muchas cosas que al ser cotidianas no les dábamos el valor que merecían. Y en el ámbito profesional supongo que como en cualquier crisis, debemos agudizar el ingenio, adaptarnos y reinventarnos para poder salir adelante, más fuertes si cabe”.

Esto le lleva a plantearse nuevos retos, como el de “llenar todos los pases y que la gente vuelva a disfrutarla tanto como antes de que pasara todo esto. Que se divierta mucho y durante unos minutos se olvide de todo lo demás. Y no se me ocurre mejor manera que echándose unas risas con nosotros. Se lo merecen. Nos lo merecemos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *