Al menos cuatro muertos y varios heridos en un atropello en una zona peatonal de la ciudad alemana de Tréveris

Zona del atropello en la ciudad alemana de Tréveris, el 1 de diciembre de 2020. En vídeo, la detención del conductor.

La ciudad de Tréveris, ha vivido este martes en palabras de su alcalde, “el día más trágico desde la Segunda Guerra Mundial”. Un conductor de 51 años irrumpió con un todo terreno en el centro peatonal de la localidad, al oeste de Alemania, poco antes de las dos de la tarde, y mató al menos a cuatro personas, entre ellas un bebé de nueve meses y una señora de 73 años. Dejó además una quincena de heridos, cuatro de ellos graves, según informó la policía local.

El conductor fue detenido tras ofrecer resistencia y se encontraba borracho, según explicaron las autoridades en conferencia de prensa el martes. Se trata de un hombre de 51 años, que había nacido y crecido en Tréveris. Las autoridades no han informado de la causa del atropello, pero indicaron que de momento no hay indicios de que haya una motivación terrorista. “De acuerdo con el conocimiento actual, no hay indicaciones de que haya una motivación política”, indicó la policía en un comunicado. Trabajan de forma preliminar con la posibilidad de que el atacante tenga alguna enfermedad psiquiátrica, aunque la investigación debe todavía avanzar para poder formular hipótesis concluyentes. “No debemos emitir juicios prematuros”, indicó el alcalde de Tréveris, Wolfram Leibe.

El ministro de Interior regional, Roger Lewentz, indicó que el atacante condujo en zigzag para atropellar deliberadamente a los peatones y causar el mayor daño posible. Varios testigos relataron a la prensa local que el automóvil embistió a los viandantes, que “salieron volando”, en la zona comercial de Tréveris.

El periódico local Trierischer Volksfreund aseguraba el martes en su edición digital que el conductor es un hombre de la zona al que a menudo se le veía borracho y bebiendo en un local de kebabs. En una imagen publicada en la prensa alemana se puede ver al detenido en el suelo, sujetado por la policía. Los agentes pidieron a la población que eviten el centro de la ciudad y que no difundan especulaciones en las redes. La policía pidió también a los ciudadanos que no compartan imágenes ni videos del atropello en la red, sino que envíen cualquier material que pueda ser útil para la investigación a la policía.

La policía informó de que en los últimos días no había dormido en su vivienda, sino que pasó la noche en el coche. El vehículo no estaba matriculado a su nombre, sino que pertenecía a un conocido que se lo había prestado hacía tiempo.

“Hemos detenido a una persona y un vehículo ha sido incautado. Dos personas han muerto, según los primeros indicios. Por favor, eviten los desplazamientos al centro”, ha dicho la policía. Los testigos indicaron a la prensa local que se trata de un vehículo grande, un Range Rover. Un helicóptero sobrevolaba la zona tras el atropello y las calles del centro se vaciaron y quedaron acordonadas, según las imágenes que llegaban de la zona. Desde las escuelas, se informó a los padres de que debían recoger a sus hijos para que no volvieran solos a casa

“He caminado por el centro de la ciudad y es horrible. Hay una zapatilla de una niña tirada en el suelo y la niña está muerta”, dijo entre lágrimas Leibe, el alcalde. La policía confirmó posteriormente que hay un menor entre las víctimas.

Tréveris se encuentra en el Estado de Renania Palatinado. La ciudad está a media hora de la frontera con Luxemburgo y cerca también de la francesa. el portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert, mostró su solidaridad con los familiares de las víctimas, con los heridos y con aquellos que les atienden y se encuentran de servicio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *