'Anna Bolena': Eleonora Buratto manda en Valencia

Esta funcionalidad es sólo para registrados

03/10/2022 a las 01:00h.

Crítica de Ópera

‘Anna Bolena’

  • Autor Gaetano Donizetti, con libreto de Felice Romani
  • Dirección musical Maurizio Benini
  • Dirección de escena Jetske Mijnssen
  • Intérpretes Alex Esposito, Eleonora Buratto, Silvia Tro Santafé, Gerard Farreras, Ismael Jordi, Nadezhda Karyazina, Jorge Franco, Cor de la Generalitat Valenciana, Orquestra de la Comunitat Valenciana
  • Lugar Palau de les Arts, Valencia

Valencia ha coronado a Eleonora Buratto en el trono de Anna Bolena. La aclamación general, el ruidoso aplauso de los asistentes al estreno de la ópera de Donizetti convierte a la soprano en una referencia para el público del Palau de les Arts. Más allá de las hazañas que el teatro acumula tras diecisiete años de historia, el proyecto de coproducción con Ámsterdam y Nápoles basado en la trilogía Tudor, aquí con Buratto al frente debutando a las tres protagonistas, ha logrado, apenas inaugurado, crear un vínculo poderoso con la afición. En próximas temporadas, ‘Maria Stuarda’ y ‘Roberto Devereux’ prometen hazañas notables en manos de una intérprete con tiempo por delante para profundizar en los aspectos más dramáticos de los personajes, para escarbar en el ambivalente sicologismo de sus reacciones y para elevar la temperatura de un cuerpo que ahora es mártir antes que reina.

Buratto es, en cualquier caso, el epítome de una escenificación que deja un regusto insatisfactorio, siempre a punto de despegar, siempre contenida, jamás enfática. Podría descubrirse un resquicio de esperanza en la actuación de Silvia Tro Santafé, quien acerca al abismo de lo pasional a Giovanna Seymour, pero que sufre con el resto de un buen reparto los códigos de la propuesta escénica de Jetske Mijnssen y su potente poder astringente. «Reunión poderosa y triste», proclama Bolena intuyendo que todo es inevitable: lo confirma la estrechez de espacio, la depresión del ánimo que produce la sequedad de la decoración y la distancia que provoca la escenografía enmarcada a la manera de gran pintura de género.

Mijnssen se preocupa más por el ambiente que por sus habitantes, a quienes mueve con artificio y coloca en absurdas posiciones, obligando a construir cuadros de conjunto que tienen una aparente elegancia. Lo común, incluso el tópico, se impone a lo imaginativo, incluyendo la aparición fantasma de la niña Isabel, hija de reyes y futura última Tudor. Y en el total también es un triunfador el maestro Maurizio Benini, quien concierta con habilidad y obtiene de la orquesta un beneficio notable aunque, definitivamente, su influencia quede sometida a la esperanza de un instante de estremecimiento.

Esta funcionalidad es sólo para suscriptores

Suscribete

https://www.abc.es/cultura/musica/anna-bolena-eleonora-buratto-manda-valencia-20221003184853-nt.html

https://www.abc.es/cultura/musica/anna-bolena-eleonora-buratto-manda-valencia-20221003184853-nt.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *