Bebedor, mujeriego e implacable: así atrapó a Hitler el espía soviético que inspiró a James Bond

Richard Sorge fue un espía clave durante la II Guerra Mundial que terminó siendo fue purgado por Stalin

PREMIUM

Es marzo de 1916 y dos jóvenes cabos del Ejército Alemán las pasan canutas, con severas pupas, en sendos hospitales teutones del entorno de Berlín, tras ser heridos en las carnicerías de la Primera Guerra Mundial. Uno es un jovencito Adolf Hitler, que a sus 27 años pergeña Mein Kampf y que armará la que armará después, bigotín mediante. El otro, igualmente anónimo en ese momento, se llama Richard Sorge, tiene 21 y, con el tiempo, será un héroe en la Unión Soviética (también en la Rusia del ex ag

Hazte Premium y
disfruta de 3 meses por 1€

Aprovecha esta oferta por tiempo limitado y accede a todo el contenido web

¿Ya eres Premium? Inicia sesión

Cancela cuando quieras

Consulta los términos y condiciones del servicio


Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *