‘Beginning’ arrasa en San Sebastián al concentrar los premios a mejor película, actriz, dirección y guión

La película Beginning, un original drama rural sobre opresión y violencia de la debutante georgiana Dea Kulumbegashvili, se alzó anoche con la Concha de Oro a la mejor película y los premios a mejor dirección, guión y actriz Ia Sukhitashvili– en la más heroica edición del Festival de San Sebastián.

La Concha de Plata a la mejor interpretación masculina fue para los cuatro protagonistas de la danesa Druk / Another Round (de Thomas Vinterberg), Mads Mikkelsen,Thomas Bo Larsen, Magnus Millang y Lars Ranth. Y ganó el Premio Especial del Jurado el documental Crock of Gold: a Few Rounds with Shane MacGowan , dirigido por Julien Temple y producido por el actor y cineasta Johnny Depp.

Beginning tiene como protagonista a Yana, la esposa del líder de una comunidad de testigos de Jehová en un remoto poblado de las montañas. La historia arranca con un ataque, a base de cócteles molotov, al barracón donde la parroquia celebra su acto religioso. A partir de entonces, Yana debe hacer frente a distintas y graves amenazas en un mundo completamente dominado por hombres.

La Concha de Plata para la mejor interpretación masculina fue para los cuatro protagonistas de ‘Druk / Another Round’

Como tantas veces ocurre con las películas donde el arte del cine manda sobre todo lo demás, incluida desde luego la comercialidad, el primer largometraje de Kulumbegashvili entusiasmó y disgustó a partes iguales desde que se exhibió en el certamen, el pasado martes. Parte de la acción sobreviene fuera de plano, lo que obliga al espectador a rellenar huecos. Además, los planos son fijos y muy largos, lo que también implica una decisión arriesgada respecto a las convenciones más familiares para la audiencia.

Dea Kulumbegashvili (Georgia, 1986) estudió dirección de cine en Universidad de Columbia, en Nueva York, y hasta ahora había dirigido dos cortometrajes, entre ellos Ukhilavi sivrtseebi (Espacios invisibles, 2014), nominado en la sección oficial de la categoría en el Festival de Cannes. El filme con el que ayer triunfó en Zinemaldia estaba entre los 17 que los responsables del certamen francés cedieron al de San Sebastián una vez que la Covid les obligó a cancelar el suyo.

En su aplaudida interpretación, Ia Sukhitashvili representa a una mujer cuyo mundo se desmorona. Yana rechaza acompañar a su marido a Tiflis para buscar financiación destinada a construir un nuevo salón de culto. Pero su decisión de quedarse sola en casa le traerá graves consecuencias, incluida una agresión sexual por parte de un supuesto detective que investiga el incendio en la sede religiosa. La protagonista sufre al mismo tiempo que lucha por encontrar sentido a sus deseos.

Ia Sukhitashvili representa en ‘Beginning’ a una mujer cuyo mundo se desmorona

La interpretación de la actriz premiada, junto al cine inquietante de Kulumbegashvili, acompañan y acrecientan el desasosiego que unos hechos a menudo truculentos crean en el patio de butacas. Antes de que el jurado hiciera público anoche su veredicto, Beginning competía en las quinielas de la prensa con la danesa Druk/Another Round, una divertida historia a cargo del veterano Thomas Vinterberg, cofundador del movimiento Dogma 95 junto con Lars von Trier y autor de la nominada al Oscar La Caza y de Festen (Celebración, 1998), Premio del Jurado en el Festival de Cannes.

Druk, tambien seleccionada en principio por Cannes y cedida a Zinemaldia, narra el experimento al que cuatro profesores de secundaria algo quemados deciden someterse bajo la teoría, escrita por el psicólogo noruego Finn Skårderund, de que todos deberíamos nacer con una pequeña cantidad de alcohol en nuestra sangre, y de que una ligera embriaguez abre nuestras mentes al mundo que nos rodea.

Con fe en esta peliaguda tesis y en la confianza de que la ingestión continua de alcohol disminuirá su aburrimiento y aumentará su creatividad, Martin y sus amigos dan un meneo a sus vidas, a partir de entonces con un 0,5% de gradación etílica en sangre. Y también aducen: “Si Churchill ganó la Segunda Guerra Mundial aturdido por el alcohol, quién sabe lo que unos pocos tragos podrían hacer de bueno por nosotros y nuestros alumnos”.

Mads Mikkelsen mereció enseguida los elogios de la crítica por su interpretación en ‘Druk / Another Round’

El actor Mads Mikkelsen mereció enseguida los elogios de la crítica por su interpretación de Martin, al principio un profesor de Historia de vida gris y poco a poco un hombre capaz de evolucionar y recuperar la alegría de la juventud. No le andan a la zaga sus compañeros de reparto Thomas Bo Larsen, Lars Ranthe y Magnus Millang en los papeles de los profesores de gimnasia (Tommy), de coro (Peter) y de psicología (Nikolaj).Los cuatro están magistrales, según determinó el jurado de Zinemaldia, en su viaje de la sobriedad a la ebriedad.

El Premio Especial del Jurado se lo llevó Crock of Gold… por “la hermosa, poética e irreconciliable energía punk” del documental, según leyó el presidente del tribunal, Luca Guadagnino. Por último, el galardón de mejor fotografía fue para la japonesa Yuta Tsukinaga, por Any Crybabies Around?

Con la entrega de estos premios los organizadores del Festival de San Sebastián cerraron con un éxito inesperado una 68ª edición sobre cuya celebración hubo dudas casi hasta la semana anterior.

La alfombra roja reunió más estrellas de las que la crisis del coronavirus hacía temer, con Johnny Depp, Matt Sillon y Viggo Mortensen como nombres más relevantes. Y con una buena lista de películas a las que se sumaron series tan relevantes y prometedores como Patria o Antidisturbios. Todo un lujo en los tiempos que corren.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *