Casasses inaugura la Setmana haciendo magia con los libros

“Vosaltres no sabeu què és mirar llibres al moll”, tuiteaba ayer por la tarde el editor Josep Lluch parafraseando a Salvat-Papasseit y, sin saberlo, me robaba el título primigenio de esta crónica. Pero la magia que hizo el poeta Enric Casasses lo superó todo. Gra­cias a sus artes en el mundo de la prestidigitación libresca, Casasses, actual Premi d’Honor de les Lletres Catalanes, hizo comparecer en la inauguración de la 38.ª edición de la Setmana del Llibre en Català ni más ni menos que a Paganini, Edgar Allan Poe, Giordano Bruno y Ramon Llull. Todo a través de libros que el poeta había depositado en escenarios de actuaciones suyas, o en un pedazo de una página de un libro de Giordano Bruno, “fan de Llull”, que Casasses depositó en Randa. El papelito era de un ejemplar de la Cabala del cavallo Pegaseo con l’aggiunta dell’asino Cillenico . Magia de la buena, no la del engaño de la superstición.

El Moll cambia la madera por el papel

El Moll de la Fusta, con todas las medidas de seguridad y con espacio para mantener las distancias sanitarias, abrió las puertas a las siete de la tarde, mientras en el salón de actos del Museu d’Història de Catalunya se celebraba la inauguración. El acto estaba previsto en el escenario principal de la feria, sin embargo, para curarse en salud por la amenaza de lluvia, los organizadores prefirieron celebrarlo en el interior del vecino Palau de Mar. Se reunió todo el sector del libro, representado por los presidentes de los gremios y las asociaciones de escritores. También asistió una nutrida representación política, como Laura Borràs, Ernest Maragall y Ferran Mascarell, entre otros. En el escenario, dos caras nuevas: la de la consellera de Cultura y la del presidente de la Setmana.

El poeta Enric Cassases y la nueva consellera de Cultura Àngels Ponsa inauguran la Setmana del Llibre en Català, que se ha trasladado al Moll de la Fusta
El poeta Enric Cassases y la nueva consellera de Cultura Àngels Ponsa inauguran la Setmana del Llibre en Català, que se ha trasladado al Moll de la Fusta (Àlex Garcia)

Àngels Ponsa se estrena

La nueva consellera de Cultura, que justo el martes tomó posesión del cargo, declaró: “Me hace mucha ilusión que la Semana sea uno de los primeros actos que hago”. Disculpó al president Torra, que no pudo asistir, y añadió: “Como país, es un orgullo tener la Semana; si no la tuviéramos, la tendríamos que inventar”. La nueva consellera afirmó que “la cultura nos cura el alma, lo que la medicina tradicional no cura”, y recordó cómo las diferentes manifestaciones culturales ayudaron a la gente durante el confinamiento. Ponsa insistió en la seguridad de los actos culturales: “La cultura es segura. No estaremos en ningún sitio más seguros que en un espacio cultural”. Y afianzó el compromiso del Govern “con toda la cadena de valor del libro: no podemos dejar caer ningún aspecto de esta cadena”. Remarcó la generosidad de Port de Barcelona en la organización de la Setmana y concluyó: “Hay una cultura de alianza institucional muy fuerte, que nos caracteriza como país y como proyecto”. Y puso como ejemplo eBiblio, en el que colaboran todas las administraciones. Pero Ponsa, que habló después de Joan Subirats, el teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona que le acababa de desear “todos los aciertos posibles” en su nueva etapa y que mostró complicidad con la consellera, reveló el secreto de su colaboración a lo largo de los años: “Subirats fue profesor mío”.

Joan Subirats se reafirma

El teniente de alcalde responsable de la cultura municipal declaró: “Hay que aplaudir todas aquellas iniciativas que, a pesar de las dificultades, se llegan a hacer posibles”. Subirats consideró que “es muy importante que se celebren actos de este tipo”, y recordó que desde el Ayuntamiento se había conseguido “hacer el Grec y ahora vendrán las fiestas de Mercè”. También quiso destacar el día del Libro del 23 de julio que, aunque no fue como se había previsto, “tuvo un éxito de fidelización de los lectores hacia las librerías”. Asimismo, destacó que se había celebrado el Forum Edita y que Focus había presentado su programación teatral de esta temporada. Subirats recordó el millón de euros destinados a 76 lotes de libros para las bibliotecas municipales. El Bonus Cultura tiene puesto en la feria y continúa en marcha con 150.000 más este septiembre. El teniente de alcalde también quiso felicitar a Mercè Conesa, presidenta de Port de Barcelona, así como a todos los agentes implicados.

Los primeros visitantes se acercaron ayer al Moll de la Fusta para comprar libros en catalán en la Setmana que se celebra en el Moll de la Fusta
Los primeros visitantes se acercaron ayer al Moll de la Fusta para comprar libros en catalán en la Setmana que se celebra en el Moll de la Fusta (Àlex Garcia)

Girbés también se estrena

El otro estreno de la jornada lo protagonizó Joan Carles Girbés, director editorial de la cooperativa Som* y nuevo presidente de la Setmana, que recogió el testigo de Joan Sala cuando se clausuró la edición del 2019. “Montse, lo hemos conseguido”, dijo exultando cuando empezó su parlamento. Se dirigía a Montse Ayats, editora de Eumo y presidenta de Editors.cat, y celebró la apertura de la Setmana con un “estar hoy aquí es un éxito, después de la cancelación de Sant Jordi y de la dolorosa sangría de la cancelación de actos”. Girbés, originario de Carcaixent, subrayó el hecho de que “la Setmana une en pie de igualdad a todos los editores de los países de lengua catalana” y, como buen valenciano, trufó su parlamento con citas de escritores y artistas valencianos. No faltaron Ovidi, Isabel-Clara Simó, Smoking Souls y Joan Fuster, quien decía que un libro siempre se tenía que pagar. Y cerró sus palabras dirigiéndose a los lectores que visitarán la feria: “Disfrutad de la Setmana a la manera fusteriana: comprad muchos libros”.

En el escenario principal ya se celebraron las primeras charlas y mesas redondas. Anna Ballbona, con No soc aquí (Anagrama), y Martí Gironell, con Paraula de jueu (Columna), fueron de los primeros a estrenarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *