Chéjov en un día de lluvia

Retrato de Antón Chéjov por su hermano Nikolai, en 1889, cuando tenía 29 años.

Retrato de Antón Chéjov por su hermano Nikolai, en 1889, cuando tenía 29 años.
Retrato de Antón Chéjov por su hermano Nikolai, en 1889, cuando tenía 29 años.

Me encontré en medio de un abrasador mediodía de este pasado verano con un antiguo conocido. Desparramado sobre un banco, más que respirar, anadeaba. Fue un editor curioso y valiente, algo esnob, desde luego, y ahora no sé en qué anda. Le hice la pregunta ritual en estas circunstancias: “¿Qué vas a hacer este verano?”. Me miró de arriba abajo y la energía regresó a sus ojos inapetentes. “Pues leer a los rusos…”. Y ahí lo dejó flotando, con los patos del estanque como fondo ambiental. Cuando alguien dice algo así, siempre resulta jactancioso. “Pelotudo”, pensé. “¿Pero tú sabes ruso?”, le preg…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *