Cómo bailar en los salones de París sin moverse del escenario

El salón de baile virtual por el que transitan los espectadores-participantes – ABC

Cómo bailar en los salones de París sin moverse del escenario

Blanca Li presenta en los Teatros del Canal «Le Bal de París», un espectáculo en vivo inmersivo en realidad virtual

Madrid Actualizado: Guardar

Enviar noticia por correo electrónico

En «Le Bal de París de Blanca Li», los espectadores viajan hasta la capital francesa y, elegantemente vestidos de gala, recorren los lujosos salones de un palacio, sus exuberantes jardines y uno de sus locales nocturnos de moda. Pero en realidad, en la poco más de media hora que dura la experiencia, no se han movido de una superficie de apenas treinta o cuarenta metros cuadrados en uno de los espacios de la Sala Verde de los Teatros del Canal. El «milagro», naturalmente, lo produce la tecnología de realidad virtual, ya que «Le Bal de París de Blanca Li» es «un espectáculo en vivo inmersivo en realidad virtual».

«Todo nace -explica la propia Blanca Li- de un sueño, crear un espectáculo que mezcle la tecnología de la realidad virtual con la experiencia escénica en vivo. La realidad virtual me permite reinventar completamente la posición del espectador y consigue sumergirlo dentro de la obra. Gracias a la presencia física de bailarines-actores, la experiencia del público es altamente inmersiva y participativa, a la vez que permite la interacción entre los participantes».

Los espectadores de una de las sesiones
Los espectadores de una de las sesiones

Para crear «Le Bal de París de Blanca Li» -en el que participan cuarenta espectadores y doce bailarines, divididos en cuatro salas-, la coreógrafa granadina -que firma la concepción del espectáculo, el libreto, la dirección y la coreografía, ha contado con la colaboración de su hermano y colaborador habitual, Tao Gutiérrez, creador de la música original y director musical; con Vincent Chazal, director de la creación visual; con Chanel, que firma el «vestuario»; y, sobre todo, con BackLight Studio, responsables del desarrollo en realidad virtual.

Y es que la historia que propone el espectáculo -el baile organizado por el padre de una joven, Adèle, por su vuelta a París, donde se encuentra con un antiguo amante- es lo de menos. Equipados con gafas, auriculares y una mochila unida a unos sensores que se les colocan en los brazos y las piernas, los espectadores, tras elegir su «vestuario» en una «vitrinia», caminan o navegan a través de los salones, los laberínticos jardines y un lago donde decenas de «personas» disfrutan de la velada. que concluye en una sala de fiestas. De la realidad «no virtual» se encargan los tres bailarines que interpretan a Adèle y sus dos amantes, y que invitan en algún momento a los espectadores a sumarse a ellos (se puede rechazar la invitación, claro). El resultado es una experiencia por momentos deslumbrante, imaginativa, realmente entretenida y diferente, que abre nuevas puertas a la unión entre espectáculos en vivo y realidad virtual.

Ver los comentarios



https://www.abc.es/cultura/teatros/abci-como-bailar-salones-paris-sin-moverse-escenario-202101030131_noticia.html

https://www.abc.es/cultura/teatros/abci-como-bailar-salones-paris-sin-moverse-escenario-202101030131_noticia.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *