¿Cuál es libro más traducido en el mundo después de la Biblia?

Ha sido traducido a 388 idiomas y dialectos diferentes, desde el abjasio al zulú, pero no es la Biblia, que por ahora lo supera ampliamente: entre las versiones completas y las parciales del Viejo y el Nuevo Testamento, el texto sagrado ha cobrado voz en más de tres mil lenguas distintas. Aunque, ciertamente, el mensaje principal del libro más traducido del mundo tras la Biblia es también fuertemente vital y espiritual: lo esencial es invisible a los ojos.

La ilustración de portada del libro 'El Principito'
La ilustración de portada del libro ‘El Principito’ (Antoine de Saint-Exupéry)

Efectivamente, la frase no deja lugar a la duda. El principito, del aviador, humanista y escritor Antoine de Saint-Exupéry, es el libro más traducido del mundo si se obvian los textos religiosos. El pequeño niño y la hermosa rosa a la que dejó en su pequeño asteroide, el B-612, y a la que ha de cuidar. El piloto varado en el desierto al que halla –inspirado probablemente por una experiencia similar del propio Saint-Exupéry, que en 1935 estrelló su avioneta en el Sáhara–, el zorro que quiere ser domesticado y los absurdos personajes que encuentra el rubio niño en su periplo por el universo: un rey sin súbditos, un narcisista en un planeta desolado o un hombre de negocios que en lugar de mirar la belleza de las estrellas las cuenta para poseerlas. O el cordero y la serpiente.

El escritor y aviador francés Antoine de Saint-Exupéry
El escritor y aviador francés Antoine de Saint-Exupéry (Picasa / Fondation ASE)

Personajes inolvidables de un libro supuestamente infantil que habla de la sequedad del mundo adulto pero sobre todo de la existencia, del amor y de la naturaleza humana. Un libro que curiosamente no se publicó primero en Francia sino en Estados Unidos en 1943. Allí había acabado Saint-Exupéry tras la derrota de Francia ante Hitler.

Si al inicio de la contienda bélica ejerció como piloto explorador, tras la capitulación de su país ante los nazis y el inicio del régimen de Vichy en el sur de Francia –que prohibió sus libros–, marchó a Nueva York para intentar que los estadounidenses tomaran parte en la Segunda Guerra Mundial. En su país se publicaría tras la liberación, pero el escritor ya no lo vería: desapareció en 1944 en una misión de reconocimiento tras despegar desde Córcega.

Una imagen del Pinocho de Walt Disney
Una imagen del Pinocho de Walt Disney (.)

Curiosamente, El principito compite en la lista de los libros más traducidos con otros libros infantiles, sobre todo con el Pinocho de Carlo Collodi, traducido ya a más de trescientas lenguas, o la Alicia en el país de las maravillas de Lewis Carroll con su mundo surrealista y que roza las doscientas lenguas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *