“Cuento las cosas sin maldad ninguna”

Rozalén acaba de alumbrar El árbol y el bosque (Sony), su cuarto álbum de estudio determinado en parte por la pandemia y en el que amplía su universo estilístico. Donde a cantautora albaceteña no variado es en su mirada social aunque en esta ocasión partiendo desde el yo.Empática y activa en redes y foros de toda índole, prevé que hasta el próximo mes de mayo no podrá girar adecuadamente su flamante obra.

Con su disco anterior de estudio, Cuando el río suena… usted se convirtió en líder de masas. ¿Exagero?

Con ese álbum pasaron muchas cosas buenas, pero algunas conllevan otras. Por ejemplo, conoces a muchísima gente, pero eso supone que también haya gente que te critique. Alguien me dijo que es síntoma de éxito cuando tienes mucho hater. Creo que en general la gente me da un montón de amor, soy querida, pero claro ahora hay un porcentaje muy pequeño que me odia. Sobre todo por los temas que tocaba en Cuando el río suena…; allí tocaba el feminismo en La puerta violeta, la memoria histórica en Justo o el conflicto vasco de un modo muy personal en El hijo de la abuela… cosas muy básicas, pero ahora hay que tener más cuidado con las visiones de la gente. En esas canciones yo no decía que las cosas fuesen blanco o negro, sino que también existe el gris. No me arrepiento de haberlas escrito. Creo que cuento las cosas con total naturalidad, sin maldad ninguna.

“En general la gente me da un montón de amor, soy querida, pero, claro, ahora hay un porcentaje muy pequeño que me odia”

¿Esta crítica la ha mediatizado a la hora de hacer esta nueva obra, inconscientemente incluso?

No creo. En este disco nuevo hablo de feminismo, de opresión, de mujeres, de inmigración… Tenía la obligación de escribir sobre las fronteras. Hace un año estuve en Argelia, en los campamentos saharauis; estuve en un campo en Chad justo antes del confinamiento, en Guatemala y México… ¡cómo no voy a escribir de eso con lo que una ve!

Su opinión y sus canciones llegan a mucha gente; ¿eso le genera una responsabilidad añadida?

Creo que tengo que seguir diciendo lo que pienso y hacerlo así.

¿Qué entiende por “así”?

A través de las canciones y con mucho amor y cariño. Decir las cosas con alegría como en la canción Loba genera un impacto doble, por su letra y por como lo dices. Que mi arma sea la música esa es mi manera.

“Creo que tengo que seguir diciendo lo que pienso y hacerlo así, a través de las canciones y con mucho amor y cariño”

¿En este disco hay una gran variedad estilística para abrir nuevos públicos?

Es que todos nuestros discos siempre han sido así, aunque es verdad que en este hay mucho más. Creo que con la tesitura de mi voz puedo hacer cosas muy diferentes y luego en el directo esto puede ser una bomba. De un tema con una batería con golpes a lo AC/DC a un son cubano y de allí a una cumbia o a un funky como El paso del tiempo. Y como mi equipo es el de siempre, el batería toca conmigo desde que yo tenía 16 años y ahora tengo 34, todo ha sido mucho más fácil.

Hay hasta una colaboración de la legendaria Sonora Santanera.

Sí, Que no, que no que aparece en la película La boda rosa de Icíar Bollaín. Es una cumbia antigua, con la colaboración de la mítica Sonora. Bueno, mítica en México porque en España…

Usted asegura que en este disco hay una mirada social partiendo del yo.

En la canción La línea empiezo diciendo “solo intenta por un momento ponerte en su lugar”. Creo que si antes de juzgar nos miráramos dentro de nosotros, no juzgaríamos tanto. Seguro. Y por eso hay que entender que todo parte del yo, del amor propio.

¿Opina por experiencia propia?

Cuando estoy jodida por lo que sea, porque no me siento querida o porque yo no me quiero en ese momento bien, estoy más criticona con el resto, y mira que yo soy de criticar poco.

LA  cantautora castellana acaba de publicar su cuarto álbum de estudio
LA cantautora castellana acaba de publicar su cuarto álbum de estudio (Àlex Garcia)

¿Qué palabra cree que la definiría mejor?

Creo que soy muy comprensiva. Nadie tiene la obligación de cargar con las mochilas de nadie, pero hay que entender la situación de cada uno.

En situaciones como la actual, canciones como las suyas son más necesarias que nunca, ¿no?

Esta pregunta no me la hacen porque es algo que se da por hecho… Al ser una labor muy terapéutica y trabajar tanto lo emocional no nos queda más remedio que mirar para adentro, y mucho más al estar confinados, al estar más tiempo en soledad . Ha habido mucha gente que ha estado sola sola sola.Y eso te da que pensar… y estar delante del espejo es de valientes.

“Creo que si antes de juzgar nos miráramos dentro de nosotros, no juzgaríamos tanto. Seguro”

¿Cuál es su mayor defecto?

Que a veces es mi virtud, la hipersensibilidad. Sufro todo tanto, soy ansiosa, super obsesiva, pero eso también me hace hacer canciones y también me hace disfrutar de la vida muchísimo.

Se equivocó en la canción que escribió en plena pandemia, Aves enjauladas, en la que dice “…recuerda siempre la lección y este será un mundo mejor”.

Sí, totalmente. Pero prefiero vivir en la utopía; si tengo que elegir en la vida, me quedo con la ilusión de que somos buena gente.

¿Estamos viviendo en lo políticamente correcto y todo lo demás no vale?

Ocurre, pero yo no estoy allí. A mí me critican muchísimas mujeres porque me pongo tacones; entiendo que haya gente cabreada y es un proceso lento.

¿Lo políticamente correcto?

“A mí me critican muchísimas mujeres porque me pongo tacones; entiendo que haya gente cabreada y es un proceso lento”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *