Delaporte: «Ojalá todos en el planeta fuéramos feministas»

Actualizado: Guardar

Enviar noticia por correo electrónico

El dúo de electrónica-pop Delaporte ha lanzado su nuevo álbum «Las Montañas», una colección de canciones plagada de pepinazos para la pista de baile y de colaboraciones estelares, del que ya fuimos conociendo algunos singles como «No dirás» junto a Ximena Sariñana, «Clap clap» que incluyó un remix de DJ Nano, «No», «De dónde vienes» con Putochinomaricón y «Las Montañas», que también da título al disco y que supuso, gracias al videoclip dirigido por Eduardo Casanova y a su ritmo intenso y oscuro, un antes y un después en la carrera del grupo.

El disco, completado por «Bang bang» junto a Ginebras, «Universo», «La bestia», «El refugio», «Rica rica» con Arkano, «El volcán», «Boom» y «Se va», despliega lo que los propios Delaporte describen como a «un viaje través de cuatro fases : bloquearse, no saber quién eres y dejar que otros decidan por ti; tener conciencia de ello y comenzar a luchar; aceptación de lo que eres, seguir subiendo la montaña; liberación, alcance de amor propio». Sandra Delaporte y Sergio Salvi nos lo cuentan por teléfono, cada uno desde su casa ya que él está pasando el coronavirus.

Creo que terminaron el disco justo antes de la llegada del bicho.

(Salvi) Sí, lo hicimos en dos tandas, una en septiembre de 2019 y otra en enero de 2020. Así que tuvimos suerte. Durante la pandemia dimos varias vueltas con la post-producción, y creamos un tema más.

Se han abierto a nuevas posibilidades con este disco.

(Delaporte) Nos hemos sentido más seguros a la hora de probar con ciertos sonidos. Hemos explorado más nuestros límites, intentando hacer algo que suene a nosotros, pero más arriesgado, más picante.

Parece que hay varios grupos distintos en el disco, en el mejor sentido.

(S) Hay muchas versiones de Delaporte. Es un disco atrevidos, pero en los directos metemos más electrónica de lo que se oye en los discos, y en este disco hemos querido desarrollar más lo que sabemos que conecta con la gente. En los festivales ha conectado mucha gente con nuestra visceralidad.

Hay canciones del disco que, si no las bailas, es que estás muerto. ¿Cómo llevarán lo de los conciertos con la gente sentada, si es que los hacen?

(D) Es algo que no pudimos prever cuando hicimos el disco. Estábamos en un momento muy de club, muy noventas, drum and bass… y nos salió un disco muy de baile. Pensábamos que iba a ser una locura en directo, pero de pronto ¡zas! Pandemia en toda la cara. Tenemos dos opciones: no dar conciertos, o darlos con gente sentada. Y para nosotros es un handicap muy fuerte. No queremos renunciar a la explosión de adrenalina, y cuando volvamos al escenario no sabemos qué va a pasar. Es lo que dice Sergio: en los festivales hemos conectado mucho porque hay mucha gente que llega a nosotros por el boca a boca, por la típica persona que nos conoce y le dice a un amigo «hey vente a ver a estos que es muy divertido». Nos prepararemos para que cuando se pueda tocar, sea una bomba atómica.

El título «Las Montañas » es una metáfora de la superación.

(D) Sí, habla de superar obstáculos, seguir subiendo, caminando, construir tu identidad, ser libre. Y también tiene el trasfondo de que nuestros discos se componen literalmente en la montaña, porque es donde nos sentimos más libres. Además es un guiño a mi amor por las montañas, me gusta mucho viajar para conocer las más bonitas del mundo.

«Si todo el mundo entendiera que no es normal tocarle la teta a una chica en el Parque del Oeste, no haría falta feminismo»

¿Cuáles han sido los repechos más difíciles de escalar para Delaporte?

(D) ¡Uf! Pues la pandemia está siendo un muy gordo.

(S) La verdad es que somos bastante afortunados porque hemos tenido un equipo de gente de ensueño, que siempre nos ha hecho la vida más fácil. Hemos podido hablar con otros artistas que nos dicen que se sienten bastante solos, por su relación con su manager, etc… Nosotros tenemos un apoyo enorme.

En el disco hablan de «fuerzas opresivas históricas» como el patriarcado y la homofobia.

(D) Después de todo lo que he leído y todo lo que he estudiado, lo que pienso es que ojalá todos en el planeta fuéramos feministas, porque la desigualdad desaparecería. Si todo el mundo entendiera que no es normal perseguir a una chica por la calle, o decirle ciertas cosas, o tocarle una teta en el Parque del Oeste… estas cosas no existirían. Lo mismo con el racismo: no haría falta un Black Lives Matter si todo el mundo entendiera que no es normal discriminar a la gente por el color de su piel.

¿Se ven hablando de fuerzas opresivas históricas de otro tipo algún día? ¿Por ejemplo económicas?

(S) No es que no sean ajenos, pero la forma en la que escribe Sandra está muy basada en lo personal, que es de lo que puedes hablar de forma honesta. Podemos tocar esos temas algún día, pero siempre será en un contexto más personal.

Ver los comentarios

https://www.abc.es/cultura/musica/abci-delaporte-ojala-todos-planeta-fueramos-feministas-202010270113_noticia.html

https://www.abc.es/cultura/musica/abci-delaporte-ojala-todos-planeta-fueramos-feministas-202010270113_noticia.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *