Destacada mañana de Andy Cartagena en Estepona

El alicantino corta tres orejas en una entretenida mañana de toreo a caballo con una buena corrida de Fermín Bohórquez; Gran nivel de Sergio Galán

Noviembre no es un mes muy taurino. En Estepona no parece haber llegado el otoño, brilla el sol como en primavera. El coso, tan cerca del mar, sólo puede albergar ochocientas personas pese a su capacidad de seis mil espectadores. Las medidas restrictivas para tratar de frenar esta segunda oleada de coronavirus. La corrida de Fermín Bohórquez escogida para el tercer y último festejo de rejones de la gira de la Fundación Toro de Lidia patrocinada por el Canal Toros de Movistar Plus.

Andy Cartagena cortó dos orejas al que abrió el festejo, un toro fuerte, bien presentado con gran ritmo. El rejoneador alicantino se lució con el espectacular Cartago de capa perla oscura y crines claras y sueltas. A lomos de Cupido se recreó en el balanceo de los cites y logró subir el tono de la faena con Pintas, al clavar en lo alto al violín y al rematar con un rejón tan trasero como certero.

Buen nivel también tuvo su actuación ante el tercero. Pasó un momento de apuro con Caramelo ya que el toro le tropezó en las patas. Después se creció en grandes batidas y arriesgadas piruetas. El toro, con cierta querencia y mucha viveza le puso en más de un aprieto. Otro susto se llevó con Bandera, en un cambio de velocidad del toro arrancándose de largo le pegó un trastazo. Remató su actuación con un par a dos manos en los medios. Con los aceros no estuvo atinado, aun así se le concedió una oreja.

Uno de los rejoneadores más clásicos del escalafón es Sergio Galán. Su primera faena fue inaugurada con el precioso tres sangres Embroque hubo después instantes de gran calado con Ojeda. Un buen final sobre Óleo puso punto y final a la faena con tres banderillas cortas y dos rosas (oreja).

Con Alcotán paró en redondo al buen toro que cerró la mañana. Abrió el tercio de banderillas con Brivón en dos banderillas con elegantes quiebros. Consiguió llegar al público con Bambino, pisando terrenos de riesgo y clavando en lo alto. Actuación muy completa con un par último a dos manos de gran mérito y un ceñido final con las rosas. Dejó el rejón de muerte bien colocado aunque tuvo que coger el descabello (oreja).


Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

Covid-19La temporada continúa en noviembre con estrictas medidas sanitarias
FERIA DE JAÉNCuvillo marca la diferencia
Feria de JaénHasta que Juan Ortega sacó la escoba

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *