El 11-S y Elena del Rivero: el sedimento sutil de la herida abierta

 contexto cualquiera donde visibilizar esta investigación, pero lo cierto es que la isla es un enclave de importancia geoestratégica en el Mediterráneo, a mitad de camino entre Oriente Medio y EE.UU.. Durante la Guerra de Irak, la CIA ya empleó el aeropuerto de la capital balear para hacer escala en vuelos tristemente famosos donde se trasladaba, de manera muy dudosa, a determinados prisioneros. Unos hechos que fueron el detonante de una pieza de Regina José Galindo,‘Confesión’ (2007), que incidía en los terribles métodos de tortura física empleados por el poder.

Exhaustiva revisión

Planteada como una exhaustiva revisión de los trabajos de Elena del Rivero que surgieron a partir de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York, ‘El archivo del polvo: An Ongoing Project’ es, seguramente, la muestra más amplia realizada hasta la fecha de este conjunto de obras con las que la artista examina ese agujero negro espacio-temporal que se abrió a partir de aquellos violentos ataques. Un sumidero de odios y miedos que, 20 años después, sigue modificando conceptos como la muerte, el dolor, el terror, el enemigo, la otredad o la memoria.

A partir de ‘A Chant’ (2001-2006), una obra de importante volumen que muestra los más de 3.000 papeles que la artista recogió del edificio donde se ubicaba su casa-estudio, justo enfrente de las Torres Gemelas, Del Rivero plantea un singular escenario desde el que abordar otros temas detrás de esa violencia preliminar y obscena que se dio en aquel momento convulso: el capitalismo, el exilio, la diáspora, el sentimiento de pertenencia, la exclusión, el desarraigo, la globalización, el patriarcado, el racismo, las ideologías, los fundamentalismos y los extremismos, también son objeto de una reflexión que contribuye a la construcción de los pilares existenciales que conforman las creencias y los valores de la sociedad, que se están generando con la intención de repensar nuestro camino.

Elena del Rivero
Elena del Rivero

Noches de insomnio

Una gran instalación, eje vertebrador de la muestra, a la que se unen otras piezas como los ‘collages’ construidos con los trozos de pintura rescatados de las obras de la artista mutiladas durante el ataque, un conjunto que se podrá ver por primera vez; también ‘Nine Broken Letters’, producida durante las nueve noches de insomnio que sucedieron al atentado; o el premonitor y subyugante vídeo, de recuerdo duchampiano, donde la artista, apenas vestida con una máscara antigás, desciende por una escalera que atraviesa ese contexto tóxico en el que se convirtió la Zona Cero. Banderas, documentales e instalaciones de basura y perlas son parte del recorrido.

Un proyecto poliédrico que se presenta como semilla creativa capaz de activar otros dispositivos que completan la propuesta: la intervención del grafitero mallorquín OVAS a partir de palabras que la artista recupera del movimiento Black Lives Matter, una acción sonora experimental dirigida por el músico Juanjo Guillem(‘Pre-polvo-post’), una obra producida mediante la colaboración ciudadana llamada ‘Trapos de cocina’, así como diferentes instalaciones en los espacios exteriores del museo, son las piezas que consolidan una investigación que toma la forma de ese sedimento sutil, maleable e infraleve, pero descarnado, de una herida que todavía continua abierta.

https://www.abc.es/cultura/cultural/abci-11-s-y-elena-rivero-sedimento-sutil-herida-abierta-202109150030_noticia.html

https://www.abc.es/cultura/cultural/abci-11-s-y-elena-rivero-sedimento-sutil-herida-abierta-202109150030_noticia.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *