El BBVA y el Banco Sabadell reanudan conversaciones para negociar una fusión

Fachada de una sucursal bancaria del Sabadell, en Madrid.

El Ibex 35 encadena una racha dorada tras los sucesivos avances científicos de los últimos días, que apuntan a que pronto podría verse la luz al final del túnel. El anuncio de la farmacéutica Moderna de este lunes ―ha asegurado que su vacuna contra la covid-19 tendría una efectividad del 94,5% y la operación presentada por el BBVA a primera hora de la jornada —ha vendido su negocio en EE UU—, han disparado el parqué español un 4% durante unas horas, pero el optimismo ha menguado a comienzos de la tarde y el parqué español ha cerrado con una subida del 2,6%. El anuncio de Moderna llega una semana después de que las farmacéuticas Pfizer y BioNTech informaran de que su vacuna tiene un 90% de eficacia, lo que conllevó la mayor subida semanal de la Bolsa española desde 1998.

Esta sucesión de buenas noticias se ha traducido en un incremento del valor del Ibex 35 de un 12,5% en solo siete días, hasta rozar la barrera de los 8.000 puntos básicos, y vuelve situarse en niveles de la primera semana de marzo, antes de declararse el Estado de Alarma en el país. “Hemos pasado del pesimismo absoluto a la euforia”, opina Javier Molina, de la plataforma de inversión eToro. Aunque se trata de un avance positivo en los mercados, el experto matiza que hay que separarlo de la economía real. “Con este anuncio cambian las expectativas, pero no cambia el drama. De hecho, a nivel microeconómico aún tenemos mucho que sufrir en España”.

El turismo ha vuelto a ser el sector que mejor canaliza los progresos médicos y ha acogido la noticia con entusiasmo. La operadora aérea IAG ―propietaria de Iberia, British Airways y Vueling― se ha disparado en cuestión de minutos en Bolsa y ha cerrado la jornada con una subida del 10%. La semana pasada, con el avance de Pfizer, llegó a ganar un 40% en su valor, en previsión de la reactivación del turismo, deprimido desde hace nueve meses. En la misma senda de IAG ha caminado Hoteles Meliá, que se ha apuntado también un 10%. Por su parte, en el mismo sector, la gestora de aeropuertos Aena y la compañía de venta de paquetes turísticos Amadeus avanzan tímidamente un 1,5% y un 3%.

Javier Molina comprende este optimismo contenido porque aún quedan meses —si no años— para recuperar un número decente de viajeros que reactive el sector. “Tenemos una vacuna en camino, pero estamos a niveles máximos de infectados en Europa. No me creo que tengamos el 1 de enero a los ingleses volviendo a Mallorca. Los tendremos, pero poco a poco”. En ese sentido, el analista cree que los valores turísticos se han disparado en la última semana como reacción a nueve meses de fuertes caídas. “Es una sobre reacción natural, pero no exenta de riesgos”. Y teme que, por el llamado “miedo a quedarse fuera”, los inversores paguen precios sobredimensionados que terminarán cayendo.

Los progresos de la farmacéutica Moderna han llovido sobre mojado en el Ibex 35. A primera hora de este lunes, BBVA anunció que había acordado la venta de su negocio en EE UU por 9.700 millones de euros y se ha disparado un 16% en Bolsa. Mucho más, hasta un 24%, ha progresado Sabadell, arrastrado por el banco bilbaíno ante la posible fusión de las dos entidades, que acaban de retomar las conversaciones para valorar la operación. El movimiento de BBVA, unido al optimismo por los progresos científicos, ha contagiado también al resto de bancos españoles y Bankia, Bankinter, Santander y CaixaBank han sumado entre un 2% y un 6% de su valor.

En Europa, la vacuna de Moderna apenas ha repercutido en los mercados y se han registrado subidas mucho más moderadas que en España. El Eurostoxx 50, que agrupa al medio centenar de mayores cotizadas de la eurozona, apenas ha ganado un 1%, liderado por la Bolsa de Francia, que han ganado un 2%, seguida de Italia (2%) y Alemania (0,5%).

Según Javier Molina, la diferencia entre la euforia española y la moderación europea radica en que la Bolsa española ha caído tanto en los últimos meses que tiene mucho margen de recuperación. “Hemos subido más, pero porque hemos caído más. Igual que se sobre castigó al mercado español, ahora se sobre premia”.

Por su parte, al otro lado del Atlántico, las Bolsas estadounidenses continúan en máximos históricos, pero no se han visto beneficiadas por el anuncio de la vacuna. Tras la apertura de los mercados, los principales índices del país sumaban alrededor del 1%. La empresa farmacéutica Moderna, que cotiza en el índice tecnológico Nasdaq, se ha disparado un 7,7% tras presentar los resultados de su estudio médico. Por su parte, su competidor Pfizer, con una vacuna ligeramente menos efectiva, ha caído un 4% en la Bolsa de Nueva York.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *