El cierre de los museos en Venecia provoca un alud de críticas en Italia

Corresponsal en Roma Actualizado: Guardar

Enviar noticia por correo electrónico

Venecia se ha convertido en un símbolo del «apagón» que sufre la cultura en tiempos del coronavirus, con sus exposiciones y museos cerrados y sin turistas para admirar su belleza. El alcalde de la ciudad de los canales, Luigi Brunaro, ha dicho que no abrirá los museos hasta el 1 de abril, independientemente de cualquier decisión que adopte el Gobierno sobre medidas restrictivas contra el coronavirus. Es una medida motivada, fundamentalmente, por la falta de turistas.

La declaración del regidor ha desencadenado divisiones y protestas de ciudadanos y sindicatos. Ha puesto el grito en el cielo la Fundación de Museos Municipales, una auténtico portaaviones de la cultura veneciana, con 11 magníficas colecciones distribuidas entre Venecia y sus islas. La Unión Sindical de Base (USB) de los Museos Municipales ha protestado mediante un largo comunicado: «Esta medida es preocupante y sorprendente: preocupa a los más de 500 trabajadores (entre personal fijo y subcontratado) que prestan su servicio en las distintas actividades que se desarrollan en los museos; preocupa a sus familias y las arrodilla con una lógica que no es la de la solidaridad en la terrible pandemia que vivimos, sino la del lucro a toda costa».

El sindicato USB se muestra muy crítico con las decisiones adoptadas desde hace años, que han dejado a Venecia y sus recursos en manos del turismo que, como se ha demostrado con la pandemia, tiene graves limitaciones: «El momento de una recuperación real es preocupante, porque toda una ciudad, debido a las decisiones a menudo miopes tomadas en las últimas décadas, en la práctica vive solo de la capacidad de atraer turistas».

«Solo se piensa en llenar San Marcos»

La conclusión de los trabajadores de los Museos Cívicos es desesperanzadora: «No se quiere pensar en algo diferente que no sea tener la Plaza de San Marcos nuevamente invadida por millones de turistas y las calles abarrotadas. La administración no piensa que el patrimonio de los Museos Municipales sea un bien colectivo de sus ciudadanos, no piensa en los trabajadores, que en gran parte pagan sus impuestos en las arcas municipales. Sin embargo, el potencial sería enorme, ciertamente mayor que el de muchos otros museos de Italia que, durante el período de aparente calma de la pandemia, han producido excelentes iniciativas fructíferas, aprovechando la conciencia de que era necesario cambiar. La ciudad –afirma por último el comunicado del sindicato USB– pide valentía e inventiva, no desfiles promocionales de estrellas internacionales, opciones sin duda legítimas pero que deben ir acompañadas de una política cultural que involucre también a trabajadores y ciudadanos como partes activas».

Sgarbi, crítico de arte: «El arte cura las almas»

La revista veneciana online Ytali ha recogido numerosas firmas de intelectuales, ciudadanos, entes y organizaciones culturales bajo el título «Así se mata la cultura en Venecia». Piden la reapertura de los museos. «La decisión de no abrir sorprende doblemente –afirman– porque acaban de llegar ocho millones de euros de parte del Gobierno a la Fundación Museos Municipales para compensar la falta de venta de entradas en el año 2020. Saltan a los ojos los graves defectos de la estructura donde un inmenso patrimonio de carácter público corre el riesgo de ser gestionado de forma que predominan intereses privados», concluye Ytali. Por su parte, el famoso crítico de arte y senador Vittorio Sgarbi, en un largo artículo publicado en «Il Giornale», hace un llamamiento al alcalde «para evitar la muerte del arte en Venecia». Concluye el crítico afirmando que «los vivos infectan los cuerpos, mientras las obras de arte curan las almas. Bellini es una medicina. No verlo me angustia».

Ante las numerosas protestas, el concejal Michele Zuin ha señalado que hay voluntad de abrir antes del 1 de abril, la fecha indicada por el alcalde Brugnaro, siempre y cuando se den las condiciones apropiadas, tanto sanitarias como del regreso del turismo: «Queremos abrir para los visitantes, no para tener los museos vacíos. Se cerró porque no hay ninguna garantía de relanzamiento del turismo y de las actividades. Hoy se habla del Véneto en zona »naranja», o quizás peor. ¿Cómo se puede pensar en abrir nuestros museos, haciendo trabajar a las personas para nada, con el riesgo de hacer saltar las cuentas de la Fundación? ¿Por qué razón?», concluye el concejal. Al pan, pan, y al vino, vino.

Otros museos de la región del Véneto, con exposiciones de Van Gogh y Chagall, entre otros maestros del arte, mantienen la esperanza de abrir en alguna fecha del mes de enero. «Poner en marcha una mostra no es como subir la persiana de una tienda», afirma Marco Goldin, comisario de la exposición «Van Gogh. Los colores de la vida», que abrió el 10 de octubre con 82 obras del pintor holandés. Debía permanecer abierta hasta el 11 de abril, con un gran esfuerzo económico. Sus ingresos hasta ahora han sido nulos. Y es grande la incertidumbre sobre el futuro.

Restricciones del Gobierno

El Gobierno italiano ha decidido, en la madrugada del lunes al martes, mantener las restricciones en todo el país, al menos hasta el día 15; después todo dependerá de la evolución de la curva epidémica, teniendo en cuenta que se da por hecho que habrá tercera ola en la difusión del coronavirus. Con el nuevo decreto aprobado por el Gobierno, los museos permanecerán cerrados hasta el 15 de enero. Después, se verá y se adoptará una decisión según sean las condiciones sanitarias del país.

Ver los comentarios

https://www.abc.es/cultura/arte/abci-cierre-museos-venecia-provoca-alud-criticas-italia-202101051433_noticia.html

https://www.abc.es/cultura/arte/abci-cierre-museos-venecia-provoca-alud-criticas-italia-202101051433_noticia.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *