El diablo se viste de Prada

Actualizado: Guardar

Enviar noticia por correo electrónico

Entre las muchas lecturas y escritores de cabecera que Juan Manuel de Prada (Baracaldo, 1970) confiesa hay dos nombres por encima de todo: G. K. Chesterton y C. S. Lewis. Si nos referimos a ellos en líneas muy generales, ambos sobresalen como referencias de la Literatura con mayúscula en el frontispicio de la cultura occidental, y si cerramos el círculo, ambos, también, emergen como referentes indiscutibles del discurso católico del siglo pasado. Sobre el londinense Chesterton, Prada ha publicado en este suplemento numerosas reseñas porque numerosas han sido las reediciones de sus libros en los últimos años (adorables las historias del sacerdote católico, el padre Brown). Si se me permite la comparación, Prada tiene algo en sus trazas del gran Chesterton y no lo esconde. Las figuras de ambos escritores se dibujan con orgullosa contundencia en estos tiempos de corrección política extrema.

«Cartas del sobrino a su diablo». J. M. de Prada. H. Ludens, 2020. 154 páginas. 15,20 euros
«Cartas del sobrino a su diablo». J. M. de Prada. H. Ludens, 2020. 154 páginas. 15,20 euros

Por lo que respecta al libro que nos ocupa, recién editado, Prada centra el tiro en el norirlandés C. S. Lewis. En concreto, en la recopilación de textos que publicó en 1942 con el título de Cartas del diablo a su sobrino. Tales misivas -treinta y una- responden a los artículos que aparecieron originalmente en el Manchester Guardian bajo el epígrafe de «Las cartas de Escrutopo». Como bien explica Prada en el prólogo, toma el ejemplo del maestro y le da la vuelta con la brillantez acostumbrada. Es decir, las Cartas del diablo a su sobrino pasa a llamarlas Cartas del sobrino a su diablo. Siguiendo con ese inteligente paralelismo, también están integradas por treinta y un artículos, los que Prada ha publicado en el diario ABC durante casi cuatro meses al hilo de la pandemia, desde mediados de abril y hasta comienzos de agosto. De ahí que el título del opúsculo quede rematado con la apostilla: Crónicas de la España coronavírica. Más de veinticinco años lleva Prada de articulista en ABC, y como confiesa con suma ironía en el prólogo de esta edición, «mi tribuna habitual en este periódico fue usurpada por Orugario, un joven diablo urdido originariamente por el genio C. S. Lewis».

Con Prada podrás estar de acuerdo, o no, pero lo que nunca se le puede negar es la brillantez y, por tanto, el disfrute en una lectura que lo mismo te dibuja una sardónica sonrisa que te despierta unas ganas tremendas de decirle cuatro cosas a él y a todos lo que él pone por delante. Imaginen que en este circo caben todos y todas, de todos los colores y procedencias. No deja títere con cabeza, por eso recomiendo que los «meapilas» que se escandalizan a las primeras de cambio se abstengan de su lectura. Prada se sabe dueño de una cultura que apabulla y de un dominio de la lengua y del lenguaje que va más allá de lo viperino. «Orugario ya no es el diablo novato titubeante imaginado por Lewis, sino un faltón vitriólico y un sobradísimo sinvergüenza», avisa Prada a los navegantes.

Ver los comentarios

https://www.abc.es/cultura/cultural/abci-diablo-viste-prada-202010250122_noticia.html

https://www.abc.es/cultura/cultural/abci-diablo-viste-prada-202010250122_noticia.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *