El festival Ohlalà! será híbrido y apostará por la paridad y el talento joven

Casi siete meses después de aplazar su tercera edición a causa de la irrupción de la pandemia, el Festival de cine francófono de Barcelona Ohlalà! retoma su programación del 1 al 8 de octubre con varias novedades. La primera, que será una edición híbrida que contará con una versión física en el Instituto francés y la Filmoteca de Catalunya y una versión online en Filmin para llegar a un público más amplio.

Mélody Brechet – Gleizes y Ana Belén Fernández, fundadoras del certamen, nunca pensaron en cancelar la edición de este año tan surrealista “de forma seria”, pero en este tiempo “el formato ha ido evolucionando y la cuestión era dosificar la forma presencial”, admite Fernández en conversación con La Vanguardia. “Estamos a la expectativa, muy ilusionadas y con ganas de que la gente vuelva a disfrutar del cine en un festival con todas las medidas de higiene y seguridad y un aforo reducido al 50%”.

El certamen contará con una versión física en el Instituto francés y la Filmoteca de Catalunya y una versión online en Filmin

La crisis sanitaria ha obligado también a reducir el número de títulos de la programación. De los 22 previstos en marzo a los 16 actuales, ya que durante estos meses algunos ya se han estrenado en salas comerciales o han pasado por otros festivales. La fiesta del cine francófono dará el pistoletazo de salida con la comedia romántica francesa La belle époque, de Nicolas Bedos, protagonizada por Daniel Auteuil y Fanny Ardant, ganadora de tres premios César, y se clausurará con un musical poético que propone en tonos pastel y con toques de fantasía Valérie Donzelli en Notre Dame, ambas fuera de concurso.

La mayoría de las películas que se exhibirán son inéditas en Catalunya y proceden de países de habla francesa como Bélgica, Suiza, Canadá y Francia. “Mantenemos la mirada francófona ecléctica que queremos tener en la programación y también la misma paridad entre directores y directoras”. Casi la mitad de la programación son óperas primas: “Hay mucho talento joven”, afirma Fernández.

La sección oficial a competición está formada por nueve películas, entre ellas Ceux qui travaillent, una reflexión sobre la sociedad actual y el trabajo dirigida por Antoine Russbach; Kuessipan, un relato sobre la amistad y la identidad del pueblo Innu, a cargo de Myriam Verreault; Bik Eneich: un fils, en el que Mehdi Barsaoui nos sumerge en la crisis de un matrimonio y Antigone, de Sophie Deraspe, seleccionada por Canadá a los Oscar con una Antígona adolescente que vive en tiempos modernos. “Son películas que te cuentan un mundo y que no se encuentran en cualquier sitio, que hablan de historias peculiares y tienen en común un punto universal porque tratan sobre la sociedad y de las cosas que podemos llegar a vivir”, añade Fernández.

Nathalie Baye en 'Una relación privada'
Nathalie Baye en ‘Una relación privada’ (Festival Ohlalà!)

Al final, ningún invitado podrá acudir de forma presencial al certamen por el incremento de contagios y las restricciones a las que ha llevado la evolución del coronavirus. Es el caso de la veterana actriz francesa Nathalie Baye, madrina de esta edición y protagonista de la retrospectiva que le dedica el certamen con la proyección de cinco filmes: Una relación privada, que se verá exclusivamente en la Filmoteca; Le petit lieutenant, en el Instituto francés y Filmin; Les sentiments, solo en el Instituto francés y Las guardianas y Solo el fin del mundo, disponibles únicamente a través de Filmin.

Eso sí, tanto la intérprete como otros directores participarán en coloquios online con el público al final de las proyecciones. Con una carrera de más de un centenar de producciones y ganadora de cuatro premios César, Baye interactuará con los espectadores el sábado 3 tras el pase de Le petit lieutenant.

Por otra parte, el Ohlalà! mantiene sus premios para esta edición: el del Jurado, formado por el guionista Marçal Cebrian (La hija de un ladrón); la directora de fotografía Maite Astiz; el periodista Salvador Llopart; la productora Serrana Torres y la realizadora Pilar Palomero (Las niñas), que sustituye a Lucía Alemany. El premio del Jurado Joven, configurado con la ayuda de Escena 25 por jóvenes de Barcelona entre 18 y 25 años, y el premio del Público, en el que votan todos los asistentes.

”Es necesaria más que nunca la cultura y el cine porque son fundamentales para nuestro bienestar y crecimiento intelectual”, apunta la cofundadora del Ohlalà!, que espera que con las películas que ofrece el festival, el público también se ilusione y reflexione, “algo que necesitamos en estas épocas tan difíciles”.

Es necesaria más que nunca la cultura y el cine porque son fundamentales para nuestro bienestar y crecimiento intelectual”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *