El Gobierno valenciano 'mima' el barco de Banksy con la exención de la tasa portuaria

Hay quien diría que la vida sin contradicciones no es vida. Que se lo digan a <strong>Banksy, ese artista urbano tan desconocido como famoso, que…

Hay quien diría que la vida sin contradicciones no es vida. Que se lo digan a Banksy, ese artista urbano tan desconocido como famoso, que convierte grafitis en obras de arte que denuncian con sarcasmo las injusticias del mundo, pero que acaban protagonizando subastas millonarias en Sotheby’s. Tal vez por eso no le quede más remedio que reírse del comprador del cuadro, incorporando una trituradora que autodestruye la obra. Y utilizando los beneficios del lucrativo mercado del arte para rescatar personas.

Como él mismo dice, «no hay nada más peligroso que alguien que quiere hacer del mundo un lugar mejor». De momento, su dinero ha servido para comprar un barco de rescate, el Louise Michel -en recuerdo de la famosa anarquista francesa, cómo no-, con el que ya se ha salvado de la muerte en el mar a un total de 89 migrantes. Entre ellos, 14 mujeres y cuatro niños que se encontraban a la deriva en una lancha por las aguas del Mediterráneo.

El Louise Michel partió en secreto el pasado 18 de agosto del pequeño puerto castellonense de Burriana. En el municipio nadie imaginaba que tras el llamativo color rosa del casco estaba la firma de Banksy. Nadie sospechó del dibujo de esa niña con chaleco salvavidas sosteniendo un flotador con forma de corazón. La misma niña que se autodestruyó en aquella sala de subastas mientras señalaba un globo.

¿Acaso había estado Banksy en Burriana? Era la pregunta que ayer se hacían en el Ayuntamiento castellonense, sin que nadie pudiera dar una respuesta concreta. En una reciente entrevista con The Guardian, la capitana del barco, Pia Klemp, explicó que esta antigua embarcación de la Armada francesa pudo personalizarse y adaptarse a las tareas de rescate gracias a la donación del enigmático artista británico, que se puso en contacto con ella por correo electrónico para pedirle que comprase un barco con el que poder rescatar a migrantes. Dicho y hecho.

El Louise Michel, de bandera alemana, había llegado el 23 de junio al puerto de Burriana, en cuyo astillero permaneció junto a otros tres barcos humanitarios, como el Open Arms. De hecho, no era la primera vez que este último recalaba aquí para ser reparado en estas instalaciones.

Además, fuentes de la Generalitat Valenciana -de la que depende el puerto castellonense-, confirmaron que a estas embarcaciones se les han dado «todas las facilidades» para establecerse aquí por cuestiones humanitarias. Por ejemplo, se benefician de la exención del pago de las tasas portuarias.

En el caso del Louise Michel, el importe de la tarifa ascendería a 1.050 euros, pero se le aplica la bonificación por ser de una ONG, según las fuentes consultadas.

El barco de Banksy, según ha podido saber este diario, no ha pedido autorización para regresar a Burriana. Se desconoce si volverá. Todo un misterio… para variar.

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

CulturaBanksy financia un barco para rescatar migrantes en el Mediterráneo con puerto en Burriana
PolíticaVox denuncia que buques que «recogen inmigrantes» no paguen tasas de los puertos mientras sí lo hacen los pescadores sin faenar
Médicos Sin Fronteras"Se está usando la Covid-19 para reducir todavía más las operaciones de rescate en el Mediterráneo"

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *