El Goncourt premia a un gran escritor y se olvida de la «no ficción» novelesca

Corresponsal en París Actualizado: Guardar

Enviar noticia por correo electrónico

El jurado del Goncourt ha concedido un premio oficial a Hervé Le Tellier, por su novela «L’Anomalie» («La anomalía»), y otro por omisión: rechazando el oportunismo del género de la «novela de no ficción», representado, este año, por Emmanuel Carrère y Raphaël Enthoven.

Autor de una treintena de libros, del relato ultra vanguardista a la fábula erótica, pasando por el relato policiaco y filosófico, Hervé Le Tellier no figuraba entre los «favoritos» predestinados a ganar el premio literario más famoso de Francia.

Le Tellier lleva muchos años viviendo y vegetando en una relativa «periferia» literaria, lejos del mundillo tradicional que acapara premios, publicidad y traducciones. El suyo era y quizá siga siendo el mundo de varios «clubs» de literatura «potencial» y crítica muy radical de casi todo, incluidos los «cenáculos literarios» establecidos.

«La anomalía» fue recibida, en su día, hace semanas, como un gran novela «caída del cielo» (BibliObs dixit) en las pantanosas aguas de los premios literarios, franceses y más allá.

Tras aplazar la concesión del premio, para protestar contra la decisión del gobierno de Emmanuel Macron de cerrar temporalmente las librerías, para combatir la pandemia, los jurados del Goncourt terminaron trabajando y votando recurriendo al método de la video conferencia. Y se pusieron de acuerdo en lo esencial: en tiempos de crisis, el Goncourt debía confirmar su independencia, su libertad de criterio y apoyar libros de calidad, rompiendo con las normas convencional del «escribir, publicar y vender». Dicho y hecho. Hervé Le Tellier devolverá al Goncourt el aura perdida durante muchos años.

Grandes perdedores Emmanuel Carrère y Raphaël Enthoven, que fueron presentados, lanzados y vendidos, a finales de agosto y primeros de septiembre, como «indiscutibles vencedores» en la batalla del Goncourt. Entrevistas, comentarios publicitarios, traducciones contratadas, anunciaban la conquista final del Goncourt.

Escándalos más turbios

La madre de los hijos de Emmanuel Carrère, Hélène Devynck, recurrió a su abogado para denunciar al eminente novelista de «no ficción», que ha contado por lo menudo, sin muchos escrúpulos, intimidades carnales que la ex compañera considera indeseables. Carrère no solo ha roto un compromiso moral con la madre de sus hijos: ha violado un contrato firmado por ambas partes, renunciando a la explotación «literaria» de intimidades. El escándalo Carrère puso fin a sus aspiraciones en la carrera del Goncourt.

Otro tanto ocurrió con Raphaël Enthoven, padre del primer hijo de Carla Bruni (esposa de Nicolas Sarkozy), que ha contado con poco pudor las historias sentimentales de su propio padre con la misma Carla Bruni, entre otras mujeres de «alegre compañía». Enthoven también aspiraba al Goncourt. El jurado del premio ha considerado que la «no ficción», en su caso, también parece confundir la «literatura» con el comercio de intimidades destinadas a conquistar «nuevos públicos».

Ver los comentarios

https://www.abc.es/cultura/libros/abci-goncourt-premia-gran-escritor-y-olvida-no-ficcion-novelesca-202011301403_noticia.html

https://www.abc.es/cultura/libros/abci-goncourt-premia-gran-escritor-y-olvida-no-ficcion-novelesca-202011301403_noticia.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *