‘El hoyo’, ‘La trinchera infinita’ y ‘O que arde’ son las precandidatas españolas a los Oscars

El terror de Galder Gaztelu-Urrutia en su aplaudida opera prima El hoyo ; el drama de La trinchera infinita sobre un topo de la Guerra Civil, a cargo del trío Arregi, Goenaga y Garaño; y el empático retrato de un pirómano de Oliver Laxe en O que arde son las tres películas que la Academia española del Cine ha seleccionado como precandidatas a los Oscars. Entre ellas, la organización de los cineastas elegirá en los próximos meses la cinta que optará al premio de Hollywood a la mejor película internacional.

El hoyo es una alegoría del clasismo y las miserias humanas ambientada en el interior de un edificio dividido en varios niveles, con dos personas en cada piso, y por cuyo hueco central sube y baja una plataforma con comida: en los primeros niveles disfrutan de grandes cantidades de alimento, pero a los de abajo no les llegan ni las migas. Cada mes los huéspedes cambian de nivel. La incertidumbre y el horror no tienen límite. El hoyo ganó el premio a la mejor película en el Festival de Sitges.

En La trinchera infinita, Higinio y Rosa llevan unos pocos meses casados y establecidos en su casita de un pueblo de Andalucía cuando estalla la Guerra Civil. Él es concejal republicano y por tanto presa de los falangistas, que lo buscan para matarlo. Él Higinio opta por esconderse en una especie de zulo construido dentro de su propia vivienda con ayuda de su esposa. Empieza entonces un encierro que durará más 30 años. Pese al sacrificado apoyo de Rosa, Higinio vivirá rodeado de una corte creciente de fantasmas y obsesiones. Una metáfora del miedo, según la definieron sus autores. La trinchera infinita ganó el máximo galardón en los premios Forqué.

O que arde tiene un arranque espectacular. Un monstruo de metal derriba a gran velocidad los enormes eucaliptos que encuentra a su paso. Son bulldozers. Se trata del primer y notable impacto de lo que resulta un retrato compasivo y sin juicios de un pirómano de los que están acabando con los bosques en Galicia: Amador, que acaba de cumplir condena como causante de un gran incendio y regresa a la aldea donde vive su madre, Benedicta. La cinta de Laxe ganó el premio del jurado de la sección Un certain regard del último Festival de Cannes. Y la intérprete no profesional de la madre, también llamada Benedicta y de apellido Sánchez, se alzó con el Goya a mejor actriz revelación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *