El increíble encuentro de Javier Vargas y Van Halen en 1976

Van Halen en 1976 (Eddie a la derecha) – ABC

El increíble encuentro de Javier Vargas y Van Halen en 1976

El líder de la Vargas Blues Band recuerda en ABC el día que conoció a Eddie Van Halen en Los Ángeles, antes de que se hiciera famoso

Muere a los 65 años Eddie Van Halen, icono del rock y cofundador de Van Halen

Actualizado: Guardar

Enviar noticia por correo electrónico

Uno de los guitarristas españoles que mejor conocer la obra de Van Halen, fallecido hoy a los 65 años a causa de un cáncer en la garganta, es Javier Vargas, de la Vargas Blues Band. De hecho, tuvo el increíble honor de conocerle en 1976, antes de hacerse famoso y de publicar su primer disco. Este es su relato:

«Viví en Estados Unidosdesde 1974 hasta 1976. Primero fui a Nashville, la ciudad del country, pero yo quería tocar blues y rock, así que me fui a Los Ángeles, donde estuve tocando con Canned Heat. Los fines de semana me iba a Sunset Boulevard con un suplemento de un periódico en el que salía una agenda de todos los conciertos de la ciudad. Fui al Whisky a go-go, Roxy, Troubadour, Starwood… y allí empecé a ver a Van Halen en 1976. una vez tocó Nite City, la banda de Ray Manzarek, y ellos estaban de teloneros. Pero vamos, que tocaron en todos los garitos habidos y por haber. Los veía por todos lados. Un día, en Sunset Boulevard, entré en un club sin saber quién tocaba. Recuerdo que estaban ellos tocando en un escenario que había justo encima de la puerta de entrada. Me fui a la barra y empezó a sonar una versión del «Walk this way» de Aerosmith, y dije «joder, qué versión más rara». Cuando miré atrás, ahí estaban Van Halen. Estaban jovencísimos, claro, unos críos con pinta de rockeros. Eddie hizo el solo con la técnica de tapping, y me quedé flipado. Pensé «¿de dónde ha salido este tío?».

Después de tocar se fueron a cenar, empezaron a tocar otros grupos, y un rato después volvieron para tocar otra vez. Cuando terminaron, ahí ya sí que me acerqué a hablar con ellos. Les pregunté cómo se llamaban y me dijeron su nombre, Van Halen. Me preguntaron si era mexicano, les expliqué que venía de Venezuela y empezamos a charlar largo y tendido. Le pregunté por el «tapping», claro, y después empecé a practicarlo en mi casa. Me dijo que lo había aprendido de Harvey Mandel, el guitarrista de Canned Heat, al que curiosamente yo conocería tres meses después. Estuvimos bebiendo unas cervezas, fumando cigarros, porros… era una época mucho más libre y divertida. Tuvimos muy buena onda.

Más tarde fui a verles tocar otras veces, y aunque ya no nos pusimos a hablar de aquella forma, Eddie siempre me saludaba desde el escenario. Todavía eran un grupo local, de Los Ángeles, seguían sin ser famosos, pero eran tremendos. Recuerdo una vez que yo iba a dar un concierto, en la prueba de sonido el DJ puso el «You really got me» de los Kinks y él mismo empezó a alucinar: «¿Pero qué es este sonido tan potente?». Me acerqué a él para ver quiénes eran los que sonaban, y cuando me enseñó la carátula dije: «¡Coño, si son mis amigos de Van Halen!». Acababan de publicar su primer disco».

En opinión de Vargas, Eddie Van Halen es uno de los dos grandes revolucionarios de la guitarra rock, junto a Hendrix. «Para mí, Jeff Beck es mi número uno, pero todos los guitarristas del mundo estamos muy afectados por la muerte de Eddie. Es comparable a la de Jimi Hendrix. Fue un pionero en crear nuevos sonidos, nuevas técnicas, en revolucionar el instrumento. Su manera de tocar era única. Cuando nadie creía que se podía inventar nada más con la guitarra, él lo hizo. Se sacó de la manga el «tapping» y otras técnicas. El creador de las guitarras Duesenberg ya lo había hecho antes, pero Eddie Van Halen puso de moda con su primer disco el bloqueo en la cejilla, de forma que el vibrato podía sonar sin desafinarse al accionar el trémolo. A nivel escénico también era tremendo, imitaba los saltos de Pete Townshend, sonreía siempre, y articulaba el sonido de la guitarra de una forma única. Todos los guitarristas del mundo le veneramos de una forma casi mística. Fue un inventor, un científico de la guitarra».

Después de hacer dos discos y una gira con Miguel Ríos en 1980, Vargas regresó a Nueva York y Van Halen ya eran unos dioses del rock. «Aun así eran muy espontáneos, en las entrevistas se tiraban al suelo de la risa, y decían cosas que no puedo reproducir aquí (risas)».

Vargas cree que el último disco de Eddie, «A different kind of truth», «quizá no sea tan bueno a nivel compositivo, pero a nivel de sonido, de solos de guitarra, de producción, es increíble. Es bastante recomendable, y no desmerece como último disco de su carrera».

Ver los comentarios



https://www.abc.es/cultura/musica/abci-increible-encuentro-javier-vargas-y-halen-1976-202010071500_noticia.html

https://www.abc.es/cultura/musica/abci-increible-encuentro-javier-vargas-y-halen-1976-202010071500_noticia.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *