El presidente interino de Perú dimite entre protestas tras días en el cargo

Manuel Merino toma posesión como presidente. En vídeo, el anuncio de su dimisión este domingo.

El cuarto día de protestas en Perú por la destitución del presidente Martín Vizcarra ha sido uno de los más violentos y multitudinarios. Tras la toma de posesión como presidente interino del empresario derechista Manuel Merino de Lama, de Acción Popular, que ejercía hasta ahora como presidente del Congreso, miles de manifestantes, la mayoría jóvenes, se echaron en la tarde de este jueves a las calles para protestar contra el nuevo Gobierno, al que consideran ilegítimo. La protesta empezó de manera pacífica, pero al caer la noche en Lima, el ambiente se volvió cada vez más tenso. Al menos hay tres heridos de gravedad por disparos de las fuerzas de seguridad, uno de ellos con pronóstico reservado, y ocho lesionados leves, entre ellos cuatro periodistas, según un informe de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos difundido a primera hora de este viernes. Además, al menos 16 personas han sido detenidas.

El herido más grave es Percy Pérez Shaquiama, de 27 años, que fue trasladado antes de medianoche al Hospital Guillermo Almenara tras recibir un impacto de bala en el abdomen y fue operado en el servicio de emergencias del centro, donde se encuentra “delicado y con pronóstico reservado”. Durante un programa de radio, el médico Jorge Amorós aseguró que el personal médico extrajo un “cuerpo extraño” que había perforado el intestino delgado de la víctima y que lo habían entregado a la policía. Minutos después, el seguro social de salud Essalud, al que pertenece el hospital, precisó en un comunicado que Pérez era atendido por una herida de bala. Luego eliminó el tuit del primer informe y modificó el texto para reemplazar “bala” por “proyectil de arma de fuego”.

También fue ingresado por herida de bala en el mismo hospital Luis Alejandro Aguilar, de 26 años, que se encuentra “estable”, informa la agencia Efe. La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos de Perú indicó que además habría una tercera persona, Rubén Guevara, también de 27 años, que recibió un impacto en el rostro de un cartucho de perdigones y quedó con el “rostro desfigurado, con posibilidad de lesiones permanentes en el ojo izquierdo”.

La confirmación de los heridos de bala tiene lugar después de que se hayan difundido numerosas grabaciones en vídeo efectuadas por los ciudadanos y la prensa sobre la presencia de supuestos agentes encubiertos que habrían utilizado sus armas de fuego durante las protestas. La aparición de esos agentes de paisano, del llamado Grupo Terna, durante los primeros días de manifestaciones, tras la destitución el lunes de Martín Vizcarra a manos del Congreso, ya había suscitado severas críticas tanto en Perú como por parte de organismos internacionales. Mar Pérez, abogada de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, ha denunciado que se trata de una violación del derecho internacional y de los manuales de la policía.

En la noche del jueves, mientras ocurrían los enfrentamientos, el nuevo ministro de Interior, Gastón Rodríguez, desmintió que los agentes usaran perdigones y que hubiese elementos del Grupo Terna. Sin embargo, un grupo de jóvenes habría identificado a uno de estos policías en la protesta en Lima. Cuando lo echaron de la manifestación, señalándolo con un puntero láser, el agente supuestamente habría sacado su arma y disparado contra los asistentes. .

Las protestas contra el que consideran un Gobierno ilegítimo —en la forma y en el fondo— y contra la corrupción ocurrieron no solo en el centro de Lima, sino, por primera vez en 20 años, en casi todos los distritos de la capital, acompañadas por cacerolazos, y en casi todas las capitales de las 24 regiones. “Error 404. Democracia not found”, decía el cartel que mostraba un joven a 200 metros de la Plaza San Martín, el punto principal de las protestas en Lima. La plaza estuvo llena desde las 18.30 horas (hora local) y los manifestantes cubrían casi todas las avenidas y calles aledañas. El objetivo de la Policía Nacional era impedir que los manifestantes avanzaran hacia el Congreso o el Palacio de Gobierno. Las fuerzas de seguridad también reprimieron a los informadores: cuatro periodistas -del diario El Comercio, Canal N, Ojo Público y la agencia francesa AFP- fueron heridos por perdigones. Una quinta fue lesionada en Puerto Maldonado, en la amazónica región de Madre de Dios, según informó la Asociación Nacional de Periodistas

El Parlamento destituyó el lunes a Vizcarra mediante la figura de la vacancia (o impeachment) por “incapacidad moral permanente”, sustentada en una investigación contra el político por supuestamente dejarse sobornar cuando era gobernador regional de Moquegua, en 2014. La moción salió adelante, contra todo pronóstico, por 105 votos a favor, 19 en contra y 4 abstenciones. La Fiscalía investiga al expresidente, que ya sufrió un primer intento de destitución hace dos meses y cuyo mandato terminaba el 28 de julio, mientras continuaban las pesquisas.

Las bancadas parlamentarias que promovieron la salida de Vizcarra encontraban en Vizcarra un obstáculo para poder usar el Parlamento como plataforma en favor de sus intereses particulares. El fundador de Podemos Perú, José Luna Morales, se encuentra desde el sábado en prisión preventiva mientras es investigado por lavado de activos y tráfico de influencias. Morales es el principal representante de un grupo de políticos que hizo negocios abriendo universidades privadas de poca calidad educativa que fueron cerradas más tarde por la Superintendencia Nacional de Educación Universitaria. Por otro lado, el líder de Unión por el Perú, Antauro Humala, está preso y pretende una amnistía para ser candidato presidencial.

Reacción internacional

Las Embajadas de Estados Unidos y del Reino Unido se han pronunciado sobre la crisis política en Perú. “Nos preocupan los informes de uso excesivo de la fuerza por parte de las autoridades peruanas en respuesta a las protestas en el país. La protesta es un derecho democrático y debe ser respetado”, planteó la representación británica en un comunicado difundido el viernes. “El Reino Unido toma nota del debate público y la protesta en curso sobre la constitucionalidad del voto del Congreso y espera una pronta opinión del Tribunal Constitucional peruano”, añade la Embajada en alusión a la interpretación que deben hacer los jueces sobre en qué casos el Congreso puede aplicar la figura de la destitución por “incapacidad moral permanente”, como lo hizo con Vizcarra.

Al mismo tiempo, la Embajada estadounidense saludó el compromiso del Gobierno de transición de realizar elecciones generales en abril del año próximo y destacó que “los peruanos, como todos los pueblos de las Américas, tienen el derecho a la democracia, y sus gobiernos tienen la obligación de promoverla y defenderla, incluyendo el derecho a protestar pacíficamente”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *