El satanismo más violento vuelve al black metal: condenan a un músico a 25 años por quemar iglesias

Actualizado: Guardar

Enviar noticia por correo electrónico

Ya ocurrió en los noventa, los años de plomo del black metal escandinavo, en los que ardieron docenas de iglesias y se asesinó a varias personas en nombre de Lucifer. Y ahora, treinta años después, el fantasma del satanismo más violento vuelve a manchar al género en su rama estadounidense.

Holden Matthews, un joven músico de 23 años de edad, ha sido condenado a 25 años de prisión y tres años de libertad vigilada por haber prendido fuego a tres iglesias bautistas afroamericanas en Luisiana, con el objetivo de obtener notoriedad en la escena.

El joven, que tocaba en la banda Vodka Vultures y es hijo del sheriff de su localidad, también deberá pagar una multa de 590.246 dólares a la Iglesia Bautista de St. Mary, 970.213 dólares a la de Greater Union y algo más de un millón a la de Mt. Pleasant. Las tres ardieron hasta los cimientos en un intervalo de días días en marzo y abril de 2019.

Matthews, ensayando con su banda Vodka Vultures – ABC

«El Departamento de Justicia permanecerá inquebrantable en su protección de la libertad de practicar la religión sin la amenaza de discriminación o violencia», dijo el fiscal general adjunto Eric Dreiband, de la División de Derechos Civiles. «Matthews admitió haber incendiado tres iglesias debido a su carácter religioso. Su conducta vergonzosa violó los derechos civiles de los feligreses de la iglesia y perjudicó a sus comunidades».

Adoradores del «inner circle»

Según la investigación policial, Matthews era seguidor del blackmetalero noruego Varg Vikernes, que cumplió 15 años de prisión por decapitar a su compañero de banda Euronymous y se declara «seguidor del fascismo, del sacrificio de niños y de la tortura». En la década de 1990, Vikernes y otros músicos de la escena formaron una suerte de mafia llamada Inner Circle, que fue acusada de incitar y cometer docenas de incendios de iglesias y de llevar a cabo ataques contra homosexuales y personas de raza negra, en un claro coqueteo entre el satanismo y el nazismo.

Este movimiento lleva unos veinte años creciendo en Estados Unidos. Se dice que Dylan Klebold y Eric Harris, quienes asesinaron a doce de sus compañeros de clase y a un maestro en la escuela secundaria Columbine en Colorado en 1999, fueron influenciados por este tipo de música. Poco después se fundó la asociación Black Metal Nacionalsocialista Underground, o NSBM Underground, que está dirigida por una organización que se hace llamar Pagan Front, integrada por sellos, bandas, organizaciones e individuos de todo el mundo. Una de estas discográficas, Dungeons of Darkness, produjo el disco «La noche y la niebla: un tributo al Black Metal nacionalsocialista underground». Otros sellos discográficos como Resistance Records, Panzerfaust Records o Tri-State Terror Records, llegaron a unir fuerzas para distribuir por todo el país una recopilación llamada «White Death», que reunía varios grupos de metal neonazi.

Varg VIkernes, durante su juicio por asesinato – ABC

Pero, ¿es realmente un peligro este movimiento en Estados Unidos? La respuesta es sí. Tal como reveló una informe de los investigadores Eric K. Ward, John Lunsford y Justin Massa, Dungeons of Darkness está estrechamente relacionado con Darker Than Black Records en Alemania (dirigido por Hendrik Mobus, quien cumplió condena en prisión por asesinato); a Tellurian Battleground Productions (dirigido por un individuo que se hace llamar «Orcrist, el asesino de judíos»); y a Breath of Night Records (dirigido por un estudiante de la Universidad del Norte de Illinois que está trabajando para obtener un doctorado en filosofía). El Pagan Front, que se comunica principalmente a través de Internet, ha forjado vínculos con el Heathen Front, una organización internacional en la que Vikernes sigue siendo clave. A través de su página web, el venden el libro racista y antisemita de Vikernes, «Vargsmall», y promocionan un boletín dedicado a promover su agenda pagana, o más exactamente neonazi.

El capítulo Vinland (EE. UU.) del Pagan Front está dirigido por James Mason, antiguo miembro del Partido Nazi Estadounidense y de la Orden Universal, un grupo de culto que ve a Charles Manson como el sucesor de HitIer. Michael J. Moynihan, el autor de «Lords of Chaos», un libro sobre Vikernes y los incendios provocados en la iglesia noruega, lidera la banda de black metal Blood Axis, que ha provocado protestas antirracistas en los Estados Unidos. Moynihan hace pocas críticas sobre sus puntos de vista: «Si el fascismo restaura algún sentido de orden, disciplina y responsabilidad en el mundo», le dijo a Compulsion Magazine, «entonces estoy totalmente de acuerdo». Cuando se le preguntó sobre el Holocausto, Moynihan dijo a No Longer A Fanzine que « »el número de seis millones de judíos asesinados es simplemente arbitrario e inexacto, y probablemente una exageración enorme… Pero no me molestaría descubrir los nazis cometieron todas las atrocidades que se les han atribuido. Preferiría que fuera verdad. Si me dieran la oportunidad de iniciar el próximo holocausto, definitivamente pondría requisitos de entrada en los campos de concentración mucho más indulgentes que los de los nazis».

Ver los comentarios

https://www.abc.es/cultura/musica/abci-satanismo-mas-violento-vuelve-black-metal-condenan-musico-25-anos-quemar-iglesias-202011041345_noticia.html

https://www.abc.es/cultura/musica/abci-satanismo-mas-violento-vuelve-black-metal-condenan-musico-25-anos-quemar-iglesias-202011041345_noticia.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *