El señor de la guerra anglosajón que puede cambiar el mapa de la Gran Bretaña postromana

El tipo era realmente imponente. ¡Vaya si lo era! Debía medir alrededor de los 1,82 metros de altura y su ajuar no dejaba dudas de que había sido un gran campeón de alto estatus, todo un señor de la guerra anglosajón que murió hace alrededor de 1.400 años. Su tumba se mantuvo intacta durante todo este tiempo, en la cima de una colina en Berkshire con unas impresionantes vistas sobre el valle del Támesis.

Lo que nadie contaba en el siglo VI después de Cristo, cuando depositaron el cuerpo bajo tierra junto a una extensa variedad de costosos lujos y armas, incluida una espada en una vaina decorada, lanzas, vasijas de bronce y vidrio y otros accesorios personales, es que con el tiempo se inventaran los detectores de metales y que estos se hicieran muy populares entre los buscadores de tesoros amateurs.

Enterrado con honores

Su ajuar contaba con una espada en una vaina decorada, vasijas de bronce y vidrio, lanzas y otros lujos

Así es como Sue y Mick Washington encontraron el entierro pagano en 2018. En dos visitas anteriores al lugar, esta pareja que forma arte de a Maidenhead Search Society ya había notado algo, una fuerte señal que no cuadraba. Y a la tercera fue la vencida. Lo primero que sacaron del subsuelo fueron dos cuencos de bronce. Estaban tan sorprendidos con la antigüedad y la importancia de su hallazgo que incluso se asustaron.

Avisaron a las autoridades de Buckinghamshire y rápidamente se preparó una excavación profesional del sitio. Los arqueólogos recuperaron unas vasijas de bronce muy frágiles y, en el proceso, descubrieron un par de puntas de lanza de hierro que sugirieron que el contexto probablemente sería una tumba anglosajona.

Sue Washington y su equipo de búsqueda
Sue Washington y su equipo de búsqueda (University of Reading)

La segunda ronda de trabajo, que se llevó a cabo el pasado mes de agosto, se encargó a los investigadores de la Universidad de Reading. “Esperábamos encontrar algún tipo de entierro anglosajón, pero lo que descubrimos superó todas nuestras expectativas y proporciona nuevos conocimientos sobre este tramo del Támesis en las décadas posteriores al colapso de la administración romana en Gran Bretaña”, señala en un comunicado el doctor Gabor Thomas.

El sepulcro del que ahora ya se conoce como el ‘Señor de la Guerra de Marlow’ era el “primero de su tipo” que ha aparecido en la cuenca media del Támesis, una zona que a menudo se pasa por alto en favor del Alto Támesis y Londres. “Esto sugiere que las personas que vivieron en esta región pueden haber sido más importantes de lo que los historiadores sospechaban anteriormente”, añade.

”Esta persona habría sido alta y robusta en comparación con otros hombres de ese momento. Habría sido una figura imponente incluso hoy en día. La naturaleza de su entierro y el sitio con vistas al río sugieren que era un líder respetado de una tribu local e incluso había sido un guerrero formidable por derecho propio“, señala Thomas.

La última excavación en el lugar se realizó en agosto pasado
La última excavación en el lugar se realizó en agosto pasado (University of Reading)

El período anglosajón temprano supuso un gran cambio en Inglaterra con niveles significativos de inmigración de pueblos germanos (alamanes, sajones…) llegados desde el continente y la formación de nuevas estructuras de poder tras el colapso de la administración romana alrededor del 400 después de Cristo. Aproximadamente un siglo después, el período en el que vivió el señor de la guerra de Marlow, Inglaterra fue ocupada por grupos tribales locales, algunos de los cuales se expandieron a reinos anglosajones como Wessex, Mercia y Kent.

Siempre se había creído que la región del medio Támesis entre Londres y Oxford era una “zona fronteriza” en esta región de la Inglaterra anglosajona, con poderosos grupos tribales a cada lado. Pero este descubrimiento sugiere que el área pudo albergar tribus importantes antes de ser absorbida por los reinos vecinos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *