El trapetón que vino del Maresme

El Maresme es cuna y asentamiento de sonidos de variada estilística, como las músicas urbanas, que están viviendo un auge imparable. Una onda que tiene ne la zona nombres propios como el de Bad Gyal o, desde hace dos temporadas, el de The Tyets. Este dúo de Mataró formado por Xavi Coca y Oriol de Ramon Derra ha protagonizado una progresión en términos de difusión, reconocimiento y cartera de conciertos realmente notable, gracias a una propuesta musical y lírica que denominaron en su momento como trapetón.

Aparte de un vocablo que puede definir más o menos lo que hacen, Trapetón también es el titulo del ep que publicaron de forma autogestionada en 2018 y que les visibilizó definitivamente. A partir de entonces, una sucesión de singles que les fue demostrando que su eco y sus seguidores iban siendo palabras mayores: Menorca, Hamacking (uno de sus mayores hits), Ronaldinho, Se queda (con Ferran Palau) o RRHH (Tinc una casa), con su mayor número de reproducciones en Youtube y Spotify.

Xavi Coca y Oriol de Ramon  en otra imagen promocional
Xavi Coca y Oriol de Ramon en otra imagen promocional (.)

Y el pasado viernes alumbraron su primer álbum, un a obra de titulo ad hoc como El pipeig (Luup Records) y muy acorde con el espíritu y la filosofía que subyace en la propuesta de estos desenfadados Tyets. Editado por una discográfica pequeña, del Maresme e independiente como ellos, El pipeig “es una maduración –opina Coca–. Entre otras cosas porque cuando hicimos el ep hace dos años no dominábamos mucho el programa Logic con el que operamos. Ahora en cambio por el hecho de haber trabajado con mucha gente diversa pero siempre con el mismo software ha permitido que la calidad técnica de nuestro sonido actual sea mucho más definida y reconocible. A eso también hay que sumar que nosotros hemos aprendido un poco más en cuestión de armonía y melodía, y que al final todo sumado ha dado este álbum. Eso sí, la esencia sigue siendo la misma”.

Una esencia que desgranan a lo largo de los nueve temas del álbum, comenzando por el adictivo Txarango al Canet Rock y que “giran en torno a la cotidianidad, a cosas que realmente nos pasan y no de los típicos tópicos que abundan en la música urbana y también en la general, como el amor romántico, el alcohol, las drogas. Es decir, nuestra filosofía va de hablar del día a día y que la gente empatice con nuestra vida y vea que somos personas normales y que vamos de fiesta como todo el mundo”, resumen Xavi Coca.

Derra añade que “lo que a mí me gusta es que ahora se dice que la música urbana y con ella el trap es el nuevo pop, pero para nosotros lo que hacemos está más relacionado con un nuevo punk, es decir, que la sonoridad es pop pero somos un poco punkies a la hora de crear nuestro proyecto. No tenemos muchos filtros creativos y entonces nos atrevemos a arriesgar, tanto en sampleos como en cambios radicales dentro de la misma canción, o en la publicidad que hacemos de los temas… En muchos aspectos nos gusta arriesgar”.

The Tyets
The Tyets (.)

Cuando publicaron Trapetón tenían 19 y 20 años y estaban haciendo segundo de carrera y confiesan que las músicas urbanas habían comenzado a consumirlas no mucho años antes; sobre todo la propuesta de la banda barcelonesa Pawn Gang. “En 2016 nos pusimos a escuchar con atención ese tipo de movida y lo que hacía gente de por aquí en el Maresme y porque en solo dos años había aumentado mucho la oferta de esas músicas”.En ese sentido ambos aseguran que “con la música urbana se ha democratizado el hecho de hacer música, ya no tienes que ir a un estudio y pagar una pasta para grabar una canción. Ahora te lo puedes hacer en tu casa”.

“Las letras giran en torno a cosas que nos pasan y no de los típicos tópicos que abundan en la música urbana”

Y añade que “ además con un solo ordenador puedes generar música digital, y eso hace que mucha gente que ahora comienzan en la música ya no monte una banda con sus colegas y se vaya a grabar un ep al estudio, sino que simplemente en su casa se pone a hacer música”. Aunque Derra reconoce que “todo esto también tiene algo de generaciones musicales: hace 4 o 5 años nosotros también teníamos nuestra banda con nuestros colegas con los que hacíamos algo más pop-rock.reggae. Ahora cuando nos surgió esto decidimos apostar por las músicas urbanas”.

Intérpretes de trap y reguetón en catalán “porque nos sale así aunque en el álbum también lo hacemos en castellano, inglés y algo de en italiano”, los Tyets vieron su amplia agenda de conciertos de este año parcialmente afectada por el coronavirus, aunque ya tienen preparado su directo para el nuevo álbum cuando vuelvan las condiciones. Un directo “con nosotros tocando y todas las voces reales”, remarcan para diferenciarse de lo habitual en estos estilos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *