El tsunami que devastó el puente de tierra que unía las Islas Británicas con Europa

Doggerland es nuestro estrecho de Bering. Una masa de tierra que hace miles de años ejercía de ‘puente’ entre el continente europeo y las Islas Británicas -Bering unía Alaska con Siberia- y que ahora resta oculta bajo las aguas del Canal de la Mancha.

A finales del siglo XIX y principios del XX, los científicos se dieron cuenta de que Dogger, un banco de arena situado a 100 kilómetros de la costa este de Inglaterra, eran los restos de una masa continental sumergida. Estudios posteriores han identificado que abarcaba gran parte de lo que ahora es el sur del Mar del Norte.

Masa de tierra

Doggerland abarcaba gran parte de lo que hoy en día es el sur de Mar del Norte

La zona presentaba un atractivo paisaje para los cazadores-recolectores tras la última Edad de Hielo, ya que proporcionaba abundantes oportunidades de caza y alimentación. Hace unos 8.000 años, sin embargo, una ola de enormes proporciones devastó la región.

El tsunami de Storegga fue provocado por un gigantesco deslizamiento de tierra submarino en el Mar del Norte que tuvo lugar hace unos 8.150 años, según explican los investigadores en un estudio publicado en la revista Antiquity . Las catástrofe, de una escala desconocida en la zona, dejó su rastro hasta 80 kilómetros tierra adentro en Escocia y tuvo un impacto asolador en la población humana, probablemente matando a miles de personas.

Los puntos rojos marcan los lugares donde hoy en día se encuentran sedimentos del Storegga
Los puntos rojos marcan los lugares donde hoy en día se encuentran sedimentos del Storegga (Antiquity)

Los especialistas creían, además, que este evento pudo significar que Doggerland, que ya estaba parcialmente inundado por el aumento del nivel del mar después de la última glaciación, hubiera quedado sumergido definitivamente. Sorprendentemente, un archipiélago sobrevivió a este desastre natural. Y este pequeño grupo de islas podría haber jugado un papel clave en la región durante la prehistoria. A partir de estos puntos dispersos en medio del mar, los humanos podrían haber expandido la agricultura por todo lo que ahora es Gran Bretaña.

El “deslizamiento de tierra de Storegga” que acabó provocando el tsunami es el más grande conocido del Holoceno. Movió 3.200 kilómetros cúbicos de sedimento y tuvo lugar frente a la plataforma continental de Noruega. Posiblemente provocó varias olas gigantes que azotaron las costas de la cuenca del Mar del Norte, aniquilando cualquier población humana atrapada en su camino, ya fuera en Escandinavia occidental, las Islas Feroe, el noreste de Gran Bretaña, Dinamarca o Groenlandia.

Así es como el tsunami afectó Doggerland
Así es como el tsunami afectó Doggerland (Antiquity)

En Doggerland, según revelan los expertos del Reino Unido y Estonia, la enorme masa de agua se habría concentrado en los valles y las áreas bajas, mientras que los densos bosques y las colinas podrían haber protegido otras partes de la región de la peor parte del daño. Las tierras más altas se convertirían en el banco de Dogger y también pudieron haber disipado parte de la energía del tsunami.

Según los investigadores, el puente terrestre -un paisaje exuberante que fue hogar de cazadores-recolectores durante miles de años– sobrevivió como un archipiélago más pequeño durante mucho tiempo, hasta que finalmente fue tragado por el aumento del nivel del mar causado por el cambio climático.

A la izquierda, el 'puente' entre las Islas Británicas y el continente europeo. A la derecha, la misma zona tras el tsunami
A la izquierda, el ‘puente’ entre las Islas Británicas y el continente europeo. A la derecha, la misma zona tras el tsunami (Antiquity)

Fundamentalmente, estas últimas partes pueden haber existido incluso cuando los agricultores emigraron de Europa continental para comenzar a introducir los cultivos en las Islas Británicas. “Quizás la zona fue un “escenario” para los primeros agricultores, una región aislada a la que nunca llegaron y los cazadores-recolectores florecieron, o una olla de mezcla única entre los dos grupos”, concluyen los expertos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *