SAN ISIDRO

El VAR del tendido: ¡pum, pum, petardo!

«Hay que recuperar el toro de Madrid», pedía el 7 en una corrida sin noticias de la bravura ni del arte

Madrid Actualizado: Guardar

Enviar noticia por correo electrónico

Contaba Su Majestad El Viti que el ole en Madrid es como el amén en la catedral. Del arte a la creencia no hay un camino tan largo. Para fieles y ateos, la tarde era cuestión de fe. Poca tenía la afición con la corrida de Juan Pedro Domecq, con los camiones desde la finca ‘Lo Álvaro’ a Las Ventas, desde Las Ventas a ‘Lo Álvaro’. Ni en el pasodoble que se marcaron dos parejas cerca del patio de desolladero hubo tanto baile como en los corrales. «Eso sí que era una fiesta, hasta trece trajeron», apuntó un trabajador de la Monumental. ¿Trece? ¡Lagarto, lagarto! Poco supersticioso era un profesional muy guasón. Hasta un cantar sacó tras el reconocimiento.