"En la calle, yo te mato" o el éxito del español como lengua franca del fútbol

Los partidos de casi cualquier país del mundo están llenos de palabras y frases en español, también en booca de jugadores que no son nativos.…

La soledad de los estadios vacíos ha permitido descubrir el sonido íntimo del fútbol. A veces, hay sorpresas: ¿no es un poco raro que Kylian Mbappé, un francés de París que nunca ha vivido en un país de lengua hispana le grite a Sergiño Dest (estadounidense nacido en los Países Bajos) «No me toques», así, en español y, que después, se encare con Jordi Alba con las palabras «En la calle te mato», también dichas en español, con una pronunciación bastante nítida? ¿No es curioso qu

e Antoine Griezmann, otro francés que en los últimos años ha vivido en San Sebasián, Madrid y Barcelona, utilice expresiones rioplatenses (
«la concha de tu madre»
) para defenderse de los reproches de su capitán? Todo eso pasó el martes pasado en un partido de la Champions League (F.C. Barcelona-Paris Saint Germain) y sirve para plantear una hipótesis: el idioma español es una lengua franca en el fútbol internacional, un medio de comunicación en el que
casi todo el mundo tiene alguna competencia,
por pequeña que sea, y que se emplea casi en cualquier parte.
«Yo creo que sólo con el español ya puedes defenderte en el fútbol internacional»
, cuenta Predrag Mijatovic, ex futbolista montenegrino del Valencia CF y el Real Madrid. «En mi época era más difícil, yo llegué a España sin haber tenido ningún contacto con el español antes. Pero
ahora, todos los chicos han visto series en español, ven fútbol español y están familiarizados con el vocabulario
«. Más testimonios: «En un partido de la Liga Rusa se oye hablar en ruso, obviamente, en inglés y también en español, porque el español es la lengua en la que se entienden latinoamericanos, portugueses, españoles e italianos», explica Dmitry Zelenov, portavoz de la Liga Rusa de Fútbol. «Y sus compañeros hacen suyas muchas palabras españolas. Hace 10 años, más o menos, el CSKA
llegó a tener 15 personas en el equipo, españolas o latinoamericanas… Más Valery Karpin, que venía de vivir muchos años en España
. Los entrenamientos estaban llenos de frases en español: ‘Vamos, corre, pasa…’. Es un ejemplo exagerado pero es una muestra de cómo el vocabulario español del fútbol se extendió en Rusia». El español es, por tanto, el segundo idioma internacional en las canchas, siempre por detrás del inglés. «Yo también tengo la experiencia de entrenar en Nueva Dehli y encontrarme con que
los jugadores indios nos pedían que les enseñáramos el vocabulario español del fútbol
. Era parte de la ilusión de ser futbolistas», explica el entrenador Miguel Ángel Portugal. «Yo les entrenaba en inglés, pero luego resultó que había jugadores que no sabían bien inglés, sólo habalaban en hindi. O sea que había que apañarse y mezclar palabras de todas formas». Portugal hizo bachillerato cuando en España aún se estudiaba francés. «Cuando empecé a jugar con el Real Madrid,
el inglés ya era el idioma de los partidos internacionales. Yo no sabía inglés pero aprendí con Laurie Cunningham lo mínimo para sobrevivir.
Luego, como entrenador ya me preocupé de estudiar. He entrenado en la India en inglés, en Argelia en francés y en Brasil en portugués. Ningún idioma lo hablo perfecto pero funciono con el lenguaje del fútbol.
Lo he pasado peor en las entrevistas, no en los entrenamientos
«. «Yo había estudiado ruso en el colegio y sabía algo de italiano porque en Montenegro llegaba la señal de la televisión italiana», recuerda Mijatovic. «Mi idioma natal es dificilísimo, de modo que el italiano primero y el español después me parecieron muy fáciles.
A los tres meses de llegar a Valencia di una entrevista en español. Supongo que fue un desastre pero no me importaba que me corrigieran y a la gente le resultaba simpático
. En inglés me manejaba con unas pocas palabras para hablar con los árbitros y con los rivales. Y me apañaba porque era de esos jugadores que no paran de hablar en los partidos». Los árbitros, por cierto, tienen el deber de hablar en inglés en los partidos internacionales. «Pero en el Juventus-Oporto de esta semana,
vimos claramente a Cristiano Ronaldo dirigirse en español a Del Cerro Grande
[el árbitro del partido]», explican fuentes del Colegio de Árbitros de la RFEF. «Un árbitro internacional tiene que acreditar inglés y empezar en inglés cualquier partido europeo. Luego, si los jugadores le hablan en español es normal que les responda en español». ¿Exigen los clubs a sus futbolistas que aprendan el idioma local? «En Rusia, todos los contratos tienen una cláusula que les compromete a hablar ruso. Pero
no creo que haya más de cinco futbolistas que hayan aprendido ruso en los útlimos años
«, explica Zelenov. Obviamente,

el caso suena parecido al de Lionel Messi y el catalán

. «No es que presionamos para que los jugadores aprendan español, presionar no es la palabra. Sí ponemos los medios para que la adaptación sea lo más rápido posible. Les ofrecemos un profesor y poco a poco aprenden. No se ha dado el caso de que no quieran aprender», explica un representante del Real Valladolid. «Todo el mundo aprendía algo en mi época. Unos más y otros menos, pero
no recuerdo a nadie que se negara
«, recuerda Mijatovic. «Yo entrené a un sudafricano en el Racing, Morris, que no hubo manera de que aprendiese. En general,
los hablantes de inglés se esfuerzan menos por aprender, tienen menos alicientes
«, recuerda Miguel Ángel Portugal. En baloncesto, por ejemplo, equipos de toda Europa entrenan en inglés. Los jugadores estadounidenses son muchos y, a menudo pasan por el baloncesto internacional sin aprender idiomas porque no lo necesitan ni para trabajar ni para hacer vida social. En el ciclismo, en cambio, el francés ha sido la lengua franca hasta hace muy poco y aún conserva su prestigio. En el fondo, todo es cuestión de dinero: en el fútbol de los años 90, el italiano tenía la presencia internacional que hoy tiene el español porque
los mejores contratos se hacían en Italia
. Hoy, el dinero está en Inglaterra y los jugadores estudian inglés en la esperanza de llegar a la Premier League. El español es una sofisticación que se aprecia, aunque se emplee luego para decir: «En la calle, yo te mato».

Para seguir leyendo gratis

O suscríbete a Premium y tendrás acceso a todo el contenido web de El Mundo


Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *