Encontrado un soldado medieval en el fondo de un lago en Lituania

El lago Asveja es el lago más largo de Lituania. Situado en la zona este de la República báltica, cubre un área de 9.78 km² y alcanza una profundidad de 50,2 metros. No es de extrañar que, si algo va a parar al fondo de este enorme estanque, se quedé allá para siempre. O al menos que pasó desapercibido durante siglos.

Hace más de 500 años, un joven soldado equipado con su espada larga de hierro, sus resistentes botas de cuero con espuelas, un cinturón de cuero con hebilla y dos cuchillos con mangos de madera murió cerca del antiguo puente Dubingiai por causas desconocidas. Su cuerpo fue a parar al lago, a una profundidad de nueve metros y allí quedó, enterrado entre el barro y la arena, hasta que un equipo de arqueólogos submarinos lo descubrió recientemente.

Armas

El soldado llevaba una espada, unas botas de cuero con espuelas, un cinturón de cuero con hebilla y dos cuchillos

Los investigadores tuvieron claro desde el primer momento que aquello “no era un entierro”. Quizás el muchacho cayó por accidente o alguien lo lanzó al Asveja. Sus restos aún están siendo examinandos en la Facultad de Medicina de la Universidad de Vilnius, mientras que sus pertenencias personales se han enviado al Museo Nacional de Lituania para su conservación.

El análisis de las armas y la vestimenta ha revelado que el soldado habría vivido alrededor del siglo XVI. Al ir a parar al fondo del lago, la corrientes marinas probablemente depositaron los sedimentos que cubrieron los restos con el tiempo. Los arqueólogos han explorado el Asveja de forma intermitente desde 1998.

Los restos óseos del joven soldado
Los restos óseos del joven soldado (G. Krakauskas)

Entierros humanos relacionados con la guerra se han excavado anteriormente en toda la región, pero esta es la primera vez que se descubre un soldado medieval bajo el agua en Lituania, ha asegurado en declaraciones a los medios locales la investigadora Elena Pranckėnaitė, de la Universidad Klaipėda.

El actual puente Dubingiai, uno de los pasos de madera más largos que todavía se utilizan en Lituania, fue construido en 1934 y sus vigas deterioradas están siendo reemplazadas por postes de metal en un proyecto financiado por el Ministerio de Transporte de Lituania. Los arqueólogos colaboraron con buzos que localizaron los restos mientras inspeccionaban el sistema de soporte de la pasarela.

Unión con Polonia

El turbulento siglo XVI fue el último en el que el Gran Ducado de Lituania se mantuvo independiente

Análisis anteriores ya habían revelado que otro puente que databa de los siglos XVI o XVII, justo cuando habría muerto el joven soldado, estuvo situado en el mismo lugar. ”Asumimos que los restos humanos descubiertos podrían estar relacionados con el viaducto que conduce al castillo de Dubingiai, que estaba situado en la cima de la colina, en la orilla del lago Asveja”, añadía Pranckėnaitė.

El turbulento siglo XVI fue el último en el que el Gran Ducado de Lituania se mantuvo independiente. La amenaza que representaban las ansias expansionistas del Principado de Moscú llevaron a los lituanos a establecer una alianza con Polonia para conformar la República de las Dos Naciones en 1569. La muerte de Segismundo II Agusto Jagellón en julio de 1572 marcó el fin de la dinastía gedimínida, cuyos miembros habían gobernado Lituania desde finales del siglo XII.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *