ERC ganaría las elecciones catalanas y Vox irrumpe con fuerza en el Parlament

Pere Aragonès, vicepresidente del Govern, esta semana, en el Parlament.

Pere Aragonès, vicepresidente del Govern, esta semana, en el Parlament.
Pere Aragonès, vicepresidente del Govern, esta semana, en el Parlament.MASSIMILIANO MINOCRI / EL PAÍS

El Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalitat ha difundido este mediodía un barómetro de opinión, que pronostica que el independentismo revalidará la mayoría absoluta en las próximas elecciones catalanas del 14 de febrero con una horquilla que oscila entre los 75 y los 70 escaños (la mayoría absoluta está fijada en 68 diputados). El sondeo arroja que Esquerra Republicana ganaría los comicios con entre 36 y 37 escaños ―ahora suma 32― mientras Junts per Catalunya registraría un ligero retroceso y podría pasar de los 34 diputados que suma ahora a entre 30 y 28. La CUP se recuperaría y pasaría de cuatro a entre seis y ocho diputados.

El sondeo, realizado sobre un universo de 2.000 personas entre el 13 de octubre y el 7 de noviembre, pronostica por primera vez que el independentismo podría superar el 50% de los votos, uno de los objetivos que se ha fijado históricamente. La muestra vaticina que ERC sumará el 24,4% de los sufragios; Junts, el 18,7%, la CUP, el 5,3% y el PDeCAT, aunque no tiene garantizada su representación parlamentaria, el 2,4%. En las elecciones del 21 de diciembre de 2017, convocadas por Mariano Rajoy, con el artículo 155 en vigor, el independentismo logró el 47,5% de los votos. El último sondeo del CEO, de octubre pasado, proyectó un apoyo del 48,7%.

La cómoda victoria de los republicanos les garantizaría, en la horquilla alta, formar un tripartito de izquierdas con el PSC y Catalunya en Comú-Podem. Las tres fuerzas suman conjuntamente entre 69 y 65 escaños. La dirección de ERC y de los socialistas aseguran desde hace meses que no pueden reeditar un tripartito como el que formaron en 2003. Los socialistas registran una notable mejoría al pasar de sus 17 escaños actuales a los 22 o 23 mientras los comunes, que tienen ocho diputados, permanece en la misma franja con entre 7 y 9 escaños.

La encuesta mantiene la misma tendencia de las últimas realizadas y prevé el desplome de Ciudadanos, que ganó las elecciones el 21-D con 36 diputados y que podría quedarse con menos de la mitad al sumar ahora entre 13 y 14 escaños. Por contra, el PP lograría salir del túnel y pasar de los cuatro diputados actuales a entre 7 y 8. Vox irrumpiría con firmeza en el Parlament al obtener entre 7 y 8 escaños. Quien se arriesga a quedar fuera de la Cámara, según la muestra, es el PDeCAT tras su ruptura con Junts per Catalunya. A lo sumo se le adjudica un escaño.

El “no” a la independencia se impondría al “sí” por 49% de votos frente a un 43,6%. El 77,6% de los encuestados apoya un referéndum

El sondeo contempla que el “no” a que Cataluña se independice se impone al “sí” por un margen del 5,4% de los votos: los detractores reúnen el 49% de los votos frente al 43,6% de quienes quieren la secesión. En el barómetro de julio, la diferencia a favor del “no” a la independencia era de 8,5 puntos (50,5% frente a 42%) y en el sondeo de octubre de 0,8 (46,3% frente al 45,5%). La mayoría de los encuestados ―un 77,6%― está de acuerdo o bastante de acuerdo con “decidir su futuro como país votando en un referéndum”

Las preferencias sobre la organización política están repartidas: un 34,9% desearían un Estado independiente; un 28%, que se mantenga la comunidad autónoma y un 22,6% un Estado dentro de un hipotético Estado federal español. La crisis generada por la covid-19 es, de largo, el problema que preocupa más a los catalanes ―55,8%― muy por encima de la insatisfacción con la política ―el 33%―. Los encuestados suspenden la tarea del Govern en los últimos meses con una nota media de 3,87, de la misma forma que la del Gobierno central, valorada en un 3,34.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *