“Este álbum es de alguna manera como morir matando”

Tras publicar su exitosa trilogía clausurada con el álbum Elektra, el iconoclasta músico mallorquín Joan Miquel Oliver da una inesperada vuelta de tuerca a su carrera con Aventures de la nota La (Blau/Discmedi).

Un álbum estrictamente instrumental que se cimenta en el dodecafonismo con un afán entre lo experimental y la convención pop. El que fuera líder de los Antònia Font explica en un texto los principios del dodecafonismo y el artista Albert Pinya ilustra cada uno de los temas y firma un magnífico video.

¿Cuál es la razón para hacer una obra tan diferente?

Me parece que esta pandemia ha sido como la guinda para la industria musical. Primero vino el cd, luego el top manta, luego el mp3, luego los teléfonos y luego que por internet todo sea gratis y lo mismo con Spotify. Nosotros nos dedicamos a hacer la música y esos otros se dedican a regalarla para que luego te compres un telefono de 800 euros y unos cascos de 400. El dinero no se reparte de una manera justa y ahora además con esta pandemia, sin posibilidad de poder hacer conciertos que es lo único que nos quedaba, lo hemos perdido todo. Y yo he dicho lo que tenía que decir con un disco que de alguna manera es morir matando. Me dije “ahora voy a hacer un disco sin ningún tipo de concesión, esta es mi apuesta”.

Joan Miquel Oliver
Joan Miquel Oliver (Pere Joan Oliver Orell / Pere Joan Oliver Orell)

¿Y qué ha pasado?

Pues resulta que el público se lo ha tomado superbien. Yo pensaba que este iba a ser un álbum extraño para mi público, pero lo escuchan; de momento no me han llegado ni he visto ninguna queja en ese sentido, de que es algo raro, que es música que no entiendo. Y no, todo lo contrario, y yo solo puedo pensar, “ostras qué sorpresa más agradable”.

Una música basada en lo dodecafónico podía asustar a su aficionado pero también a su discográfica, ¿no?

Mi interés estaba en investigar, trabajar contrapuntos, polifonías y todo eso. Después comencé a pensar que lo que iba saliendo no era contradictoria si lo materializaba en un disco de mentalidad pop. Quiero decir que si escuchas Schönberg evidentemente no es música pop sino culta, pero si te escuchas Aventures de la nota La sí que es música pop, algo dodecafónica y atonal pero que no deja de ser pop, como lo es Pascal Comelade o Cabo San Roque. Lo hice y me gustó cómo sonaba, se lo llevé el responsable de la discográfica Blau y me dijo “esta es la música que a mí realmente me gusta, este disco lo tienes que acabar y hemos de editarlo”.

Me dije “ahora voy a hacer un disco sin ningún tipo de concesión, esta es mi apuesta”

¿De cuándo hablamos?

Esto era a finales año pasado. Y comencé a componer en el ordenador, vi que sonaba un poco plástico, así que comencé a incorporar bajo eléctrico, guitarras acústicas y eléctricas, todo electrónicamente. Comencé a estudiar partituras, me puse a grabar y acabé pensado que las baterías podían ser reales. Y todo ha quedado mucho más orgánico.

El otro dato fundamental es que en este álbum no se oye su voz y no hay letras. Vamos, que no hay canciones.

Desde pequeño siempre tuve vocación de compositor, quería ser músico. Después comencé a escribir letras por las circunstancias, pero mi pasión auténtica era la otra, y he ido colando cosas a nivel de arreglos en mis discos de pop. Pero siempre pensaba en hacer un álbum donde pudiera explayarme compositivamente.

Joan Miquel Oliver
Joan Miquel Oliver (Pere Joan Oliver Orell)

¿Aventures de la nota La es realmente un disco experimental?

La música tonal como el pop siempre repite lo mismo, y yo ya estoy un poco cansado de escuchar siempre lo mismo. En cambio, la música atonal desborda al propio compositor. Y eso es lo que me gusta de este disco. Y por lo que preguntabas, siendo sinceros la atonalidad de este álbum está a un nivel básico.

¿Incluso a un nivel asequible?

Sí, absolutamente. Para mi publico habitual, sin duda, y para un compositor como yo, también . Al fin y al cabo, no soy un experto en música instrumental y atonalidades. Es lo primero que hago en ese sentido.

Yo he hecho lo que me ha dado la gana; el que lo quiera escuchar, cojonudo, y el que no, que busque otras cosas, mías o de otros

Pese a las primeras reacciones positivas , ¿no es un riesgo hacer una obra que sabe que puede generar rechazo?

No es un riesgo en absoluto. Al que no le guste esto, que escuche mi disco anterior, Elektra, u otro. Yo he hecho lo que me ha dado la gana; el que lo quiera escuchar, cojonudo, y el que no, que busque otras cosas, mías o de otros.

¿Qué es este disco para usted?

Hasta que no lo he escuchado entero y acabado no he sido consciente de mis límites.Yo pensaba que tenías una capacidades determinadas para escribir música, y ahora este disco me ha demostrado que he ido más allá, los he superado. Cuando empecé no sabía si podía llegar a esos limites de polifonías, como el del tema Things on top of other things; nunca pensé que llegaría a ser capaz de componer algo así. Y me ha resultado más fácil de lo que pensaba

El músico mallorquín Joan Miquel Oliver
El músico mallorquín Joan Miquel Oliver (Pere Joan Oliver Orell)

¿Llevarlo al directo está dentro de sus planes?

Será tan complicado que no sé si podrá hacer. Se lo he comentado al pianista contemporáneo Tomeu Moll y si hay una demanda clara se podría hacer algún tipo de set, con piano, guitarra eléctrica y batería. Es una simple posibilidad.

¿Qué quiere decir el título del álbum?

Es un titulo con mucho sentido. Yo defiendo que la música es un fenómeno acústico y que todo el significado que le podamos dar es una cosa añadida y cultural. No es como un cuadro; la música es simple y abstracta.

Mirándolo globalmente, ¿este álbum es el más arriesgado de su carrera?

No me gusta decir arriesgado; dentro del arte el riesgo no existe y en todo caso es virtual, porque al final no pasa nada.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *