Estrella Morente: «No soy feminista porque se lleve, sino porque me educaron en esos valores»

Estrella Morente, durante la entrevista – Ignacio Gil

Estrella Morente: «No soy feminista porque se lleve, sino porque me educaron en esos valores»

La artista granadina publica su nuevo disco, ‘Leo’, inspirado por grandes mujeres a las que admira

Madrid Actualizado: Guardar

Enviar noticia por correo electrónico

«¡Estoy atacada!» Estrella Morente se disculpa una y otra vez. Está nerviosa. «Supongo que es la emoción, la ilusión que tengo de este primer contacto con los medios para presentar este disco». Se refiere la artista granadina a ‘Leo’, su nuevo trabajo, que ha cocinado junto a Antonio Carbonell, su tío además de uno de los cantaores que lleva acompañándola desde hace años por todo el mundo. Está, se le nota, emborrachada todavía de las doce canciones que componen el disco, definido como el más visceral de su carrera. «En cuanto empecé a trabajar en ello -explica Estrella Morente- me di cuenta de que era indomable, de que era algo que me salía de dentro. Suelo hacer las cosas

 siempre desde la autenticidad; no sé si es lo más puro, lo más verdadero o lo más correcto, pero sí es auténtico. Y esa verdad me ha llevado a cantar esas canciones, que viajan a Galicia, a Portugal, a Buenos Aires…»

En ‘Leo’ están presentes mujeres como Rosalía de Castro, Ernestina de Champourcin, Chavela Vargas, Amalia Rodrigues, María Zambrano, Emilia Pardo Bazán -«quería hacerle un homenaje, pero al final se ha quedado fuera del disco»-… «Son mujeres ejemplares, pioneras, cada una en su momento; mujeres muy admirables y respetables. Mi padre las tenía como referentes por su manera de alzar la voz contra las injusticias, prácticamente las adoraba. Y a mí me enseñó a hacerlo también desde niña. Yo no soy feminista porque ahora se lleve… Es que me han educado en esos valores, en el respeto; sobre todo por las mujeres silenciadas».

A ese rosario de mujeres une Estrella el de Almudena Grandes, desaparecida hace unos días. «Es nuestra gran escritora contemporánea, una autora maravillosa y valiente donde las haya. El otro día me emocioné tanto al ver a la gente alzando sus libros, por no hablar de la declaración de amor de Luis García Montero. Ella no está en el disco, como tampoco está Emilia Pardo Bazán, pero en ella hay algo del espíritu que estaba también en Galdós al escribir ‘Fortunata y Jacinta’, donde contaba el día a día de los perdedores, de gente que sufría la injusticia, de la brutalidad de la realidad incombustible. Muchas de esas cosas las ha contado también nuestra Almudena».

El nombre de Enrique Morente es una constante en cualquier conversación con Estrella. Su padre sigue siendo su referente, su ejemplo, su faro, su ancla, y su apellido un peso dulce. «Nacer en la casa de Enrique Morente es un privilegio y también impone obligaciones. Sería un delito que yo no supiera aprovecharlo. Me queda todo por aprender, pero no puedo, ni quiero, desaprovechar ese legado que mi padre ha dejado: literario, musical, social, humanístico… En mi familia estamos todos impregnados de esa forma de caminar que tenía mi padre. De ese ansia por conocer, por ejemplo, a todas esas mujeres, y a muchas otras, que están incluidas en el disco. A ellas las leía, las cantó. Se las bebía porque era la mejor manera de conocer el mundo femenino. Y por eso tenía ese respeto tan grande a la mujer; el mismo que sentía hacia los niños, hacia la Naturaleza, hacia los animales… Y todo en él tenía un filtro cultural. La gente que está cerca de la cultura tiene otro diálogo, otra manera de comunicarse diferente, más rica. Estar preparado culturalmente es una riqueza mayor que los diamantes».

Pero, apostilla Estrella Morente, con los silencios de su padre aprendía más que con cualquier lección. Y sobre todo, con su actitud. El cantaor -recuerda- «nos educó así en la conciliación, en mirar con absoluta naturalidad el diálogo y la comunicación entre culturas, él tenía amigos de todas las culturas». En ‘León’ hay un ejemplo, la ‘Malagueña de la libertad’, donde colaboran el violinista Ara Malikian y el guitarrista Juan José Suárez, ‘Paquete’. «Cada uno le da un color totalmente diferente. Yo les envié la ‘Malagueña’ de Chacón sin acompañamiento y ellos la interpretaron. Cuando los junté eran mundos completamente diferentes e independientes, pero que congeniaron, que enlazaron, y se unieron el Líbano con Extremadura; parecía que llevaran tocando juntos toda la vida. Yo tengo especial interés en esa mezcolanza de culturas».

Y es que la música parece caminar en dirección contraria a una sociedad cada vez más dividida y polarizada. «A mí la música me salva de todo -asegura convencida-. Para otros la salvación son los libros, o escribir un buen texto, ponerse ante un lienzo, bien pintado o en blanco. El arte nos salva, nos reconcilia… Pero otras personas entienden la vida de otra forma, y es igualmente respetable. Todo lo que nos ayude a mejorar como seres humanos nos ayudará también a mejorar como profesionales y nos hará avanzar. Yo me siento, como otros, con la obligación de comprometerme con mi sociedad, tengo esa responsabilidad. No es osadía. Creo que la falsa modestia no nos conduce a nada; la humildad tiene que ser de verdad y en la actitud, no de boquilla; hay gente que no tiene, o no adquiere, tanto compromiso, o no se responsabiliza de ello… Pero yo personalmente me siento con el compromiso social, moral y artístico de desarrollarme como ser humano; no para hacer el mundo mejor, que quizás no tenga la capacidad de mejorarlo, pero sí para contribuir a mejorarlo con mi actitud».

‘Leo’ es un disco creado en pandemia y no puede ser ajeno a la situación que vivimos. En el caso de Estrella, además, se han unido unas complicadas circunstancias familiares. «Cuando más desesperanzada estaba, cuando peor estaba, más necesidad tenía de pensar, de expresar y de compartir todo lo que estaba viviendo. Durante la pandemia el tiempo se ha parado pero el reloj de la vida ha seguido avanzando… Para mí es como un reloj al que se le han parado las manecillas, pero la maquinaria ha seguido funcionando. No hemos visto cómo ha pasado el tiempo porque nos hemos puesto a cocinar, a escribir, a hacer lo que podía cada uno… Pero el tiempo ha avanzado, y hemos perdido prácticamente dos años de avance, de desarrollo personal, de todo».

Pero, asegura la artista, a ella le ha salvado el oído. «El reloj no me ha engañado. Yo he escuchado el tic tac por dentro y me ha dado tiempo a hacer un disco y a sacar un libro, igual que a otra mucha gente. Yo escuchaba esa maquinaria y veía que el tiempo avanzaba y nos comía, y que había que plantarse. Era nuestro escudo para luchar en esta guerra en la que la cultura, el arte, nos hemos visto inmersos. Esa ha sido mi única bandera en medio de tantos cambios, tantas opiniones, tanta información real o equivocada. El arte me ha hecho aprender muchas cosas a las que en otros momentos quizá no hubiera prestado atención».

Ver los comentarios

https://www.abc.es/cultura/musica/abci-estrella-morente-no-feminista-porque-lleve-sino-porque-educaron-esos-valores-202112020113_noticia.html

https://www.abc.es/cultura/musica/abci-estrella-morente-no-feminista-porque-lleve-sino-porque-educaron-esos-valores-202112020113_noticia.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.