Isidro Fainé: «La vida es servicio»

Actualizado: Guardar

Enviar noticia por correo electrónico

-Usted es como Messi.

-Messi es una figura internacional. Yo no soy importante. Yo sólo soy como me educaron mis padres.

-Fue un niño pobre, como Messi y Ferran Adrià. Los tres han triunfado en Cataluña sin ser de la burguesía.

-Con Ferran Adrià comparto, además, que los dos crecimos en Hospitalet, yo en el barrio de La Torrassa.

-¿Qué consejo le daría a Messi?

-Yo no doy consejos a las personas que no conozco. Ni las juzgo ni les doy consejos. ¿Cómo podría?

-¿Se va a ir?

-Quiere acabar con éxito la última etapa de su carrera y no está seguro de que en el Barça pueda lograrlo. Yo el fútbol lo veo a lo lejos, pero todo son ciclos.

-Muchos también ven los bancos a lo lejos y no se fían de ellos.

-La confianza es la base de la relación con los clientes, con los empleados y con los accionistas.

-Se sienten utilizados.

-La relación bancaria empieza cuando a un niño le abren una cuenta de ahorros sus padres o sus abuelos. Y dura toda la vida.

-¿Es una esclavitud?

-No, es una relación voluntaria basada en la confianza y el respeto.

-Ahora un banco es una cafetería.

-Hace años que ya no trabajo en banca, pero en La Caixa fuimos pioneros en la sistematización de procedimientos y en la digitalización. Y eso ayuda y sirve realmente de algo si el tiempo que ganas lo dedicas al cliente, que necesita ser atendido cara a cara.

-Yo en mi oficina ya no conozco a nadie, nadie me conoce y, si pido algo, una chica me contesta por internet cuando el problema ya no tiene arreglo.

-Yo ya no estoy en el día a día del banco, pero entiendo que a veces la tecnología aleja la relación personal y esto no es bueno. No sólo podemos sino que debemos corregir a la mayor brevedad cualquier síntoma de deshumanización.

-La Caixa en esencia no es un banco.

-La Caixa es una fundación que es accionista significativa de un banco -Caixabank- y posee participaciones relevantes en otras empresas.

-¿La diversificación es porque piensa que el negocio bancario no será tan boyante como fue?

-A través de CriteriaCaixa hemos tenido siempre presencia en empresas como Telefónica, Gas Natural, Saba, Cellnex, etcétera. Ahora estamos trabajando en la creación de un endowment: mucha más diversificación en las inversiones para garantizar una mayor estabilidad.

-Volviendo un poco a lo de Messi. ¿Usted se quiere marchar?

-No es una decisión mía, sino de un patronato. Pero yo no trabajo para la semana que viene y no daré mi trabajo por acabado hasta que no asegure el futuro de la Fundación por cien años.

– La Fundación.

-La Caixa nació con un sentido financiero y con un sentido social. De un lado era una caja de pensiones para que las personas pudieran tener ahorros en la vejez. Y del otro, el fundador Moragas tuvo siempre grandes inquietudes sociales. Mi misión ahora es continuar su legado desde la vertiente social en su sentido más amplio.

-La obra social.

-Trabajamos para acabar con la pobreza infantil, creamos empleo para personas excluidas o con discapacidad, cuidamos de los mayores y ayudamos a que lo enfermos terminales puedan morir acompañados y en paz.

-Usted ayuda como le ayudaron.

-Mi primera ayuda fue mi padre, que me transfirió sus valores: ten fe en lo que haces, explícate bien, mantén siempre la palabra dada y no olvides nunca que la vida es servicio.

-Pero usted ha salido a su madre.

-¡Qué va! Ella era mucho más lista que yo, y una negociadora nata.

-Los dos eran analfabetos.

-Sí, pero mi madre tenía un gran instinto. Recuerdo que cuando íbamos a comprar al mercado ella siempre regateaba. Yo un día le pregunté por qué. Y me contestó: «Pero tú, hijo mío, ¿no sabes que el precio lo pone el que compra?». Al cabo de unos años, tuvo una tienda de platos y ollas y, cuando los clientes le regateaban, ella nunca cedía. Le volví a preguntar por qué. Y me contestó: «Pero tú, hijo mío, ¿no sabes que el precio lo pone el que vende?»

-Usted enseñó a leer y a escribir a sus padres con su primer sueldo.

-Ellos me enseñaron a mí mucho más.

-Las bicicletas.

-Trabajé en un taller de bicicletas durante dos años y, después, hice el bachillerato nocturno combinando el trabajo en distintas empresas. Quería estudiar Físicas. Pero donde yo iba a almorzar había muchos bancarios y observé que hacían un horario de 8 a 3, mucho más compatible con mis pretensiones. De modo que insistí y conseguí un trabajo de bancario con el que me identifiqué tanto que finalmente decidí estudiar la carrera de Ciencias Económicas y Financieras.

-¿Qué se nos viene encima? Usted sabe resistir. ¿Qué hacemos?

-Aunque en el mejor de los casos dispusiéramos de una vacuna el mes que viene, nos costará cuatro años recuperarnos totalmente. Nunca antes habíamos tenido una caída del PIB tan brusca. Hay mucha necesidad y se prevé que vaya en aumento. Sólo saldremos de ésta si somos capaces de trabajar todos unidos y solidariamente.

Ver los comentarios

https://www.abc.es/cultura/abci-isidro-faine-vida-servicio-202008310031_noticia.html

https://www.abc.es/cultura/abci-isidro-faine-vida-servicio-202008310031_noticia.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *