Jamie Cullum: «Nadie debería sufrir la soledad en Navidades»

Actualizado: Guardar

Enviar noticia por correo electrónico

La suavidad y calidez de su voz, su elegancia natural al piano y su talante alegre y cercano siempre han hecho que Jamie Cullum pareciese el candidato perfecto para grabar un disco navideño. Pero curiosamente no ha explorado esa veta comercial hasta 2020, el año de las Navidades más extrañas que vayamos a recordar. Dos meses después de ganar el premio Ivor Novello por su canción de homenaje a Amy Winehouse, «The Age of Anxiety», el ya no tan joven artista británico publica «The Pianoman At Christmas», un álbum que tiene la gran virtud de haberse alejado de la clásica recopilación de estándares, al estar formado por diez composiciones originales, y que goza de un sonido realmente espectacular.

Grabado en el sacrosanto Estudio 2 de Abbey Road junto a una orquesta de más de cincuenta músicos, y producido por el prestigioso Greg Wells (productor de Twenty One Pilots, Katy Perry, OneRepublic, Mika o Pink, y de bandas sonoras de éxito como la de «El Gran Showman»), el disco acierta al contener ínfulas de grandilocuencia y entregarse a una evocación hogareña hábilmente diseñada para hacernos sentir como si estuviéramos a la mesa de un festín de Nochebuena.

«Gran parte de la música navideña que todos amamos está repleta de todas las cosas que realmente me atraen de las canciones», dice el artista. «Nuestros oídos parecen estar listos a partir de diciembre para «big bands», grandes orquestas, hermosos cambios de acordes y letras atemporales. Es un mundo de composición clásica en el que he estado trabajando desde el comienzo de mi carrera. Así que me propuse la tarea de intentar escribir diez canciones navideñas originales, con mis habilidades y mis obsesiones para crear algo que refleje las alegrías y las complejidades de esta época del año. Espero que el cuidado, la atención por el detalle, y la alegría que le hemos puesto a este disco traigan un poco de magia esta Navidad».

Es su primer disco navideño, ¿por qué ahora?

Llevaba un tiempo pensando en hacerlo, pero era un proyecto complejo porque no quería hacer un disco navideño normal, por así decirlo. He intentado hacer un disco que sirva para estas Navidades y las que vendrán, es decir, un disco atemporal. Algo que pueda seguir vigente después de mucho, mucho tiempo. No sé si será el tipo de disco navideño que la gente querrá escuchar este año, eso habrá que verlo, pero mi intención es que sea atemporal, sin el menor rastro de cinismo, algo que refleje el amor por los sentimientos navideños.

Al escucharlo se ha creado una fotografía en mi mente: la chimenea puesta, mi padre abriendo una botella de vino, mi madre echando un ojo al horno, mi tío contando chistes, mis primos correteando alrededor del árbol….

Acabas de pintar el cuadro perfecto para definir lo que quería hacer. Así es como me gustaría que fueran todas las Navidades para todo el mundo. He intentado que la música del disco refleje ese sentimiento de calor familiar, así que agradezco mucho tus palabras.

¿Sus Navidades siempre fueron felices durante su niñez?

La respuesta más sencilla sería sí. Pero en todas las familias hay alguna Navidad que se impregna de melancolía, por una u otra razón. Cuando llega esa época del año y hay un familiar o un amigo que ya no está, las fiestas se viven de una forma diferente, mucho más melancólica. De todos modos, la Navidad siempre tiene algo de melancólico, porque es el momento en el que se suele hacer repaso de todo lo que se ha vivido ese año. En mi disco también he querido reflejar esto. Un disco navideño no sería honesto si no tuviera algo de melancolía. Todo tiene su lado oscuro, incluso la Navidad, y he querido que mi álbum también lo tenga.

«Estoy intentando organizar un tipo de concierto en «streaming» para que la gente que está sola pueda disfrutarlo conectándose a la vez que sus familiares»

Mucha gente va a pasar unas Navidades muy solitarias este año.

Nadie debería sufrir la soledad en Navidades. Suelo pensar en ello porque este año va a ocurrirle a mucha gente, y estoy intentando organizar algún tipo de concierto en streaming para esas fechas, para entretener a la gente que está sola y para que pueda disfrutarlo conectándose a la vez que sus familiares. Estamos analizando las posibilidades y mirando si las restricciones nos permiten reunir a los músicos necesarios para hacerlo.

¿Tiene un disco navideño favorito?

Unos cuantos. Los dos que hizo Sufjan Stevens son los discos navideños modernos que más me han gustado. Han sido una gran inspiración para mi álbum. De los clásicos, mis favoritos son los de Ray Charles y Nat King Cole. También es alucinante el disco de «navidades soul» de James Brown, y mi amigo Robbie Williams hizo otro fantástico el año pasado. ¡Ah! No se me puede olvidar otro clásico: el disco navideño de The Chipmunks (Alvin y las Ardillas en España). Me lo compré en vinilo por cincuenta peniques en una tienda de beneficencia hace veinte años.

No ha mencionado a Rod Stewart, que ha hecho los discos navideños más pomposos y cursis que se recuerden…

(Risas) Me encanta Rod Stewart. No necesito escucharle cantar canciones navideñas, pero amo a Rod (risas).

El disco es muy familiar y todo eso, pero parece que no ha podido evitar hacer honor a la etiqueta de «enfant terrible» del jazz, con una pequeña travesura en la portada. En lugar de mostrar la típica estampa navideña, aparecen usted y su mujer montados en la parte de atrás de un coche, sonriendo como si estuvieran un poco piripis volviendo de un fiestón.

Exacto, no quería hacer una portada obvia con un árbol de Navidad o un trineo de renos. Quería mostrar otras cosas que son muy divertidas de la Navidad y que me encantan, como las fiestas. Creo que es una foto con mucho romanticismo, porque somos mi mujer y yo, captados en un momento real, muy auténtico. Refleja ese ideal navideño de estar cruzando Londres en un bonito coche, rodeados de luces navideñas y volviendo a casa después de haberlo pasado en grande. La idea se le ocurrió a mi mujer, y está inspirada en el personaje de Jack, el pianista de la película «Los Fabulosos Baker Boys»: Intentamos que fuera como el fotograma de una película de Wong Kar-wai, un director que me encanta. Ha quedado muy cinemática.

«Como músico, poder hacer una aportación a esos rituales navideños es algo muy especial»

Se dice que uno hace su primer disco navideño cuando se hace mayor. ¿Va sintiendo ya el peso de los años? Este año envejece a cualquiera…

Sé lo que quieres decir, sí. Este 2020 parece el fin de una era, y te hace sentir mayor. La verdad es que no habría hecho un disco navideño hace quince años, porque cuando eres joven, la navidad es como ese ritual familiar obligatorio de todos los años (risas), cuando lo que quieres hacer es estar por ahí con los colegas. He tenido que crear mis propios rituales navideños con mi familia para apreciar el valor de lo hogareño. Ver con mis hijos «Solo en casa», ponerles «Gremlins» por primera vez… así es como me han entrado ganas de hacer este disco. Como músico, poder hacer una aportación a esos rituales es algo muy especial. Podría ser muy fácil decir que lo he hecho para cobrar «royalties» cada vez que llega la Navidad (risas), pero no es por eso. Componer canciones navideñas es un reto más complicado de lo que parece, que requiere mucha honestidad. Ojalá estas canciones se conviertan en clásicos.

¿El confinamiento ha ayudado a sus procesos creativos?

Lo ha hecho, sí. Me ha ayudado mucho sentir ese espacio libre que deja tener una agenda sin compromisos. Mi casa se ha convertido en el colegio de mis hijos, así que mi mujer y yo hemos estado bastante atareados estos meses. Pero no tener nada que hacer me ha permitido mimar este disco hasta el más mínimo detalle. Creo que en él están algunas de las mejores composiciones que he hecho en mi vida. Sólo he estado confinado físicamente, mi mente ha volado hacia lugares fantásticos al componer estas canciones.

¿Ha pasado por algún momento psicológico delicado durante la pandemia?

Sí, sin duda. Nadie sabe todavía qué demonios está pasando, y es algo que nos afecta todos los días, a todas horas. En el trabajo, en la familia, en casa, así que he pasado por momentos de depresión y angustia. Ahora solo deseo que la gente tenga mucho cuidado, que confíe en la ciencia, y que nos cuidamos unos a otros. Especialmente a los que menos tienen, y a los que lo están perdiendo todo por culpa de esta pesadilla.

Ver los comentarios

https://www.abc.es/cultura/abci-jamie-cullum-nadie-deberia-sufrir-soledad-navidades-202011200121_noticia.html

https://www.abc.es/cultura/abci-jamie-cullum-nadie-deberia-sufrir-soledad-navidades-202011200121_noticia.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *