Jamie Cullum: “quiero hacer música navideña que no envejezca”

Creador inquieto y de plantearse retos artísticos, el músico británico Jamie Cullum firma hoy el que posiblemente sea su obra más ambiciosa hasta la fecha. Tras un álbum introspectivo como Taller publicado hace solo un año y donde mezclaba pop, funk y gospel, ahora el popular pianista y compositor alumbra The pianoman at Christmas (Universal) formado por diez canciones originales compuestas por él. Un disco navideño grabado con orquesta y big band en medio de las dificultades logísticas de la pandemia. Cullum explica vía zoom los pormenores de su insólita obra.

Es obligada: ¿cómo se le ocurrió esta idea navideña?

Arrastraba la idea de hacer algo para Navidades desde hace un par de años. Creo que el hecho de tener mi propia familia ha hecho renacer mi interés por las navidades, comienzas a ver el valor de algunas cosas. Y como compositor de canciones las navidades son muy interesantes como espacio temático aunque creo que poco explotado, y sabía que todos los temas tenían que ser originales.

¿Algo lo precipitó?

El año pasado Robbie Williams sacó un álbum navideño, The Christmas present, donde colaboré en uno de los temas y mi mujer me preguntó por qué no hacía yo mi propio álbum navideño. Me lo planifiqué para el 2021 pero a causa de la pandemia y la suspensión este año de gira y conciertos tuve de pronto mucho más tiempo libre en casa. Tenía algunas ideas y cuando me puse en ello me entusiasmó el proceso, porque éramos solo yo, el piano y mi cuaderno de notas. Estaba en el estudio que tenemos al lado de casa, y el clima que se creó era de pura creación, en una linea tipo Cole Porter, George Gershwin o Johnny Mercer. Tras el simple proceso de la composición, le siguió el trabajo con el arreglista, que las convirtió en hermosas canciones para ser interpretadas por orquesta y big band.

Una fotografía del cantante y pianista británico
Una fotografía del cantante y pianista británico (UNIVERSAL MUSIC)

O sea, usted quería hacer canciones navideñas con esa sonoridad ampulosa

Sí y le diré por qué. Creo que si algo nos fascina y nos gusta de la música navideña es que la asociamos a ese sonido orquestal y de big band, y éste a su vez la época navideña, y esto le ocurre incluso a la gente que no le gusta la sonoridad de big band. Y además de trata de una música que conozco muy bien desde hace años, con la que he trabajado mucho, así que escribí en ese estilo clásico porque quiero que siga sonando así de bien dentro de cincuenta años, como cuando escuchas a Nat King Cole o Ray Charles. Que no envejezca.

Pues el productor elegido es Greg Wells, muy habituado a trabajar con estrellas del pop

Bueno, yo ya había trabajado con él cuando hicimos el álbum The pursuit en 2009 y entonces aún no tenía esa aureola pop como la que tiene ahora. Pero lo que sí vi es lo mucho que adoraba el jazz y especialmente el sonido de big bands de gente como Duke Ellington o Count Basie. Y ademas tenía una habilidad técnica muy moderna. Así que ahora sabía que contar con él para este proyecto era tener alguien con una enorme sensibilidad además de conocer muy bien como se trabaja en el mundo moderno.

¿Qué le dijo al comentarle su proyecto?

Quiero hacer un álbum navideño que suene a Tony Bennett con Count Basie, a Ray Charles, a Phil Spector, a músicas sin edad sonando en la era moderna. Le toqué las diez canciones que ya tenía escritas y me dijo, sin preguntar más, que adelante. Eso sí, sabíamos que no íbamos un disco de hits sino un gran disco.

Y además en plena pandemia.

La orquesta y la big band las grabamos en los Abbey Road Studios en solo dos días; con micrófonos colectivos al viejo estilo. Eso sí, estaban allí algunos de los mejores músicos en su ámbito. Eso fue en julio y al productor le había enviado las canciones en mayo. Todo ha sido muy veloz.

Jamie Cullu
Jamie Cullu (.)

La pandemia produjo en usted una sensación de ansiedad o inquietud que ha querido contrarrestar con este…

Es un buen argumento. Era todo un desafío componer canciones navideñas en el primer confinamiento, con las giras canceladas, el mundo era un lugar muy incierto, yo tenía algo de ansiedad pero también mucho espacio en mi cabeza. Compuse algunas de las mejores canciones que he hecho en mi vida, porque las escribía sin saber lo que iba a suceder. Un proceso nada consciente.

¿Una canción navideña tiene unas características fijas?

La letra es el aspecto más sencillo porque las temáticas son aparentemente invariables, aunque algunas de mis letras se pueden extrapolar al presente. Musicalmente es más interesante. El western clásico de Hollywood tiene varias lecturas según qué director lo hace. Con las canciones navideñas pasa lo mismo, la construcción armónica y los cambios melódicos, por ejemplo, crean sensaciones muy diferentes.

“La alegría que nos aporta una canción navideña es ahora más necesaria que nunca”

¿Tenía canciones navideñas favoritas cuando era pequeño?

No es tanto tener alguna favorita si eres muy niño y tener otra cuando creces. Cuando eres pequeño es algo mágico, cuando llegas a la veintena lo ves como algo casi odioso, y cuando tienes tu propia familia descubres por qué existe este ritual y qué maravilloso es reunir a la gente que aprecias. Ahora he aprendido el valor del ritual. Santa Claus is comin’ to town me encantaba cuando tenía diez años, era insufrible cuando tenía 25 y ahora con 41 es una parte de la belleza y de la alegría. Una alegría que ahora es más necesaria que nunca.

“Nos gusta de la música navideña que la asociamos a ese sonido orquestal y de big band”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *