La abstención del PP permite al PSOE sacar adelante la ley audiovisual con todo el cine español en contra

Madrid Actualizado: Guardar

Enviar noticia por correo electrónico

Ni la movilización de todo el cine español, ni la oposición de sus socios parlamentarios ha impedido que el PSOE reculara en la ley audiovisual, que finalmente saldrá adelante con la polémica enmienda que ha puesto en pie de guerra a los productores independientes gracias a la abstención del PP, según ha confirmado ABC de fuentes del partido. En su intervención en el Pleno celebrado hoy en el Congreso, el diputado José Luis Pedreño ha recordado que esta ley debió aprobarse en septiembre de 2020 y que seguir retrasando su aprobación puede provocar sanciones financieras por parte de Bruselas.

Desde el principio de la tramitación, el Ministerio de Asuntos Económicos, el encargado de sacar adelante la ley, se ha enfrentado a múltiples dificultades para conjugar los intereses de las grandes plataformas de ‘streaming’, que el Ejecutivo quiere acercar a España, las televisiones tradicionales, los productores y partidos como ERC y PNV que han luchado por cuotas lingüísticas en los catálogos.

Los perdedores han terminado siendo los más débiles, los productores independientes, que ven en esta ley «una sentencia de muerte para la industria audiovisual española tal y como la conocemos».

El texto que el Congreso envía hoy al Senado para su aprobación definitiva recoge una definición de productor independiente que permitirá que los productores asociados a las grandes corporaciones puedan acceder a ayudas económicas como si fueran independientes siempre y cuando no vendan estos productos solamente a su empresa matriz. Según los productores, que en las últimas horas han recibido el apoyo de más de medio millar de figuras del cine, entre ellas los hermanos Almodóvar o directores como Icíar Bollaín o Álex de la Iglesia, esta reforma introducida a última hora por el PSOE «impulsa una mayor concentración de la industria, en torno al duopolio actual (Grupo Atresmedia y Mediaset España) y las grandes plataformas multinacionales».

Mientras que otros países han adaptado la directiva europea obligando a las grandes compañías a financiar a la producción europea e independiente con un 20 por ciento o un 17 por ciento de sus ingresos generados, como ha ocurrido en Francia o Italia, el Gobierno español ha reducido este porcentaje al 5 por ciento. El 70 por ciento de ese trozo del pastel debe destinarse a producciones independientes nacionales en español o las lenguas cooficiales. Estas inversiones son las que el cine independiente va a ver reducidas con la nueva definición. La ley sí incluirá la inversión de 15 millones para la producción de contenido en catalán y demás lenguas cooficiales que ERC le arrancó al Gobierno a finales del año pasado a cambio de aprobar los Presupuestos Generales del Estado.

Los independentistas de ERC, en cambio, finalmente han optado por votar no a la ley tras ver «dinamitado» el acuerdo al que había llegado con el PSOE. «Pactaron a escondidas con PP y Cs una enmienda para cambiar la definición del sector independiente», ha denunciado el diputado Joan Margall. «Se están cargando que puedan salir muchas más ‘Alcarràs’, en referencia a la última película dirigida por Carla Simón. ERC presentó ayer, junto a Podemos y Bildu, una enmienda transaccional con el objetivo de que la ley recuperara la primera definición de sector independiente. Por la negativa del PSOE a aceptarla, Bildu también se ha decantado por el no.

Sofía Castañón, de Podemos, ha señalado en su intervención que nunca había visto a tantas entidades del sector de la cultura unidas en torno a una misma idea. «Esto favorece al duopolio mediático y tenemos menos diversidad. Y tampoco aplica la ley de Igualdad», ha dicho. A juicio del partido que se sienta en el Consejo de Ministros con el PSOE, la nueva normativa «no protege la producción independiente, es dañino para el sector y favorece el duopolio mediático». «Por dignidad, estamos a tiempo de cambiar: voten nuestra enmienda transaccional», ha pedido.

Por parte del PP, José Luis Pedreño ha lamentado que esta ley es un «despropósito», por varios motivos: porque en lugar de incentivar la industria «incentiva a ERC y al PNV», porque es una ley de difícil cumplimiento y porque llega tarde. «El plazo para transponer la directiva europea expiraba en septiembre de 2020 y este retraso genera sanciones financieras. «Y mientras, el sector está esperando». A juicio del PP, no se puede retrasar más la aprobación de la ley.

El PNV es el único de los socios independentistas que ha votado a favor de la ley. Porque aunque a ellos tampoco les gusta la categoría de productor independiente y ha pedido corregirla, han conseguido proteger tres objetivos prioritarios: el autogobierno, la autonomía de la televisión vasca y la presencia del euskera en el nuevo marco audiovisual.

«Han cabreado a todos. Hasta han cabreado a Almodóvar. Estoy a punto de un ataque de nervios», ha dicho Víctor Sánchez del Real, de Vox. A su juicio, esta ley es «antigua, y antiguo es darle poder las cadenas para que les hagan la campaña». Según Sánchez del Real, esta ley tenía que haber mirado al futuro, «pero el problema es que les tienen cogidos por los escaños y por las nueces».

Ver los comentarios

https://www.abc.es/cultura/abci-abstencion-pp-permite-psoe-sacar-adelante-ley-audiovisual-todo-cine-espanol-contra-202205261705_noticia.html

https://www.abc.es/cultura/abci-abstencion-pp-permite-psoe-sacar-adelante-ley-audiovisual-todo-cine-espanol-contra-202205261705_noticia.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.