La Audiencia de Huesca no pedirá la devolución provisional de las pinturas de Sijena

Tras conocerse el lunes la sentencia de la Audiencia de Huesca, que acordaba que las pinturas murales de Sijena que están en el MNAC se deben devolver a su lugar de origen –ratificando la sentencia del 2016 del juzgado de primera instancia nº 2 de Huesca–, el Gobierno de Aragón se apresuró a solicitar su ejecución. Lo hizo al día siguiente, martes, mediante apelación a la Audiencia para que comunicara al juzgado que debía levantarse la suspensión cautelar. Pero el mismo día la Audiencia rechazaba la petición.

El Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Sijena han pedido también al juzgado de primera instancia que active la ejecución de la sentencia

La diligencia de la Audiencia Provincial de Huesca, de 6 de octubre, deja claro que “no ha lugar a librarse la solicitud de auxilio judicial solicitada”, aunque añade: “sin perjuicio de que las partes puedan instar (…) las acciones que tengan por conveniente”. Y tanto el gobierno de Aragón como el Ayuntamiento de Sijena ya han entrado una solicitud al juzgado de primera instancia para que prosiga la ejecución de la sentencias y, por consiguiente, ordene el traslado de las pinturas. Según los abogados de la parte aragonesa, la suspensión no está legalmente supeditada a que haya una sentencia firme (del Supremo) y la ratificación por parte la Audiencia permite levantar la paralización. Es más, recuerdan que los recursos de casación al Supremo, que ya ha anunciado la Generalitat, sólo prosperan en un 5% de los casos.

Cuando se dio a conocer la primera sentencia en el 2016, desde Aragón ya se pidió la ejecución de la sentencia pero sin éxito. La magistrada de primera instancia, Silvia Ferreruela, trs solicitar diversos informes dictó un auto el 25 de enero de 2018 por el que paralizaba la ejecución provisional de su propia sentencia, es decir la devolución al monasterio de Sijena de las pinturas murales expuestas en el MNAC. Las razones: no había finalizado la restauración de la sala capitular del monasterio y no se había acreditado la instalación del sistema de climatización ni la existencia de unas condiciones climáticas idóneas. Y además señalaba que “aun en el caso de que se hubiera acreditado que la Sala Capitular reunía las condiciones idóneas para albergar las pinturas murales, el riesgo de deterioro sigue siendo evidente teniendo en cuenta la fragilidad de las pinturas murales”. Hay que recordar que estas pinturas sufrieron los efectos del incendio del monasterio en 1936, fueron arrancadas por Josep Gudiol en plena guerra civil, durante años estuvieron almacenadas y sufrieron diversos traslados.

La sala capitular del monasterio de Sijena el día que se presentaron las piezas procedentes de Lleida, que un juzgado ordenó que se devolvieran pese a que aun no hay sentencia firme del Supremo
La sala capitular del monasterio de Sijena el día que se presentaron las piezas procedentes de Lleida, que un juzgado ordenó que se devolvieran pese a que aun no hay sentencia firme del Supremo (Mercè Gili)

La contundencia de estos argumentos hace pensar que la jueza no modificará su decisión y que las obras permanecerán en el MNAC al menos hasta que haya sentencia firme por parte del Tribunal Supremo, lo cual no se espera al menos hasta dentro de unos tres años. Aún así, la parte aragonesa considera que desde el 2018 se han realizado reformas en el monasterio (como la instalación de un aparto de aire acondicionado y que han finalizado las obras de la sala capitular) y eso podría modificar la situación. También anuncian que si la jueza no atiende su petición presentarán recurso de amparo al Tribunal Constitucional. Uno más, en un conflicto que se inicia en 1995 cuando la Santa Sede modifica los límites territoriales de la diócesis de Lleida y Sijena, entre otros municipios, pasa a formar parte de Barbastro-Monzón. Desde entonces, y ante la falta de acuerdo entre las administraciones y la propia iglesia, se han sucedido las denuncias primero por el llamado arte de la Franja, y más tarde por un paquete de bienes de Sijena que estaban sobretodo en el Museu de Lleida y por las pinturas murales que están en el MNAC, que es sin duda el patrimonio más valioso de todos los que están en discusión.

Página ilustrada de 'La Vanguardia' del 2 de julio de 1936 con las últimas fotografías de la Sala Capitular de Sijena antes del incendio
Página ilustrada de ‘La Vanguardia’ del 2 de julio de 1936 con las últimas fotografías de la Sala Capitular de Sijena antes del incendio (Archivo LV)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *