La Beckett dedicará ciclos al #metoo y a Lluïsa Cunillé

La Sala Beckett regresa. Ya fue de las primeras en volver en junio tras el confinamiento reponiendo el espectáculo que estaba en cartel cuando tuvieron que cerrar: ‘La morta’ de Pompeu Creuhet. Y ahora comienzan la nueva temporada reprogramando obras que no se pudieron ver en los meses de encierro y recuperando además dos grandes éxitos de anteriores temporadas: la divertida y aguda reflexión sobre la política Els ocells, de La Calòrica, y Suite TOC núm. 6 , el poético y valiente acercamiento a la enfermedad mental de Les impuxibles. Pero además la Beckett anuncia ya que a partir de enero presentará dos ciclos que harán ruido: uno dedicado al #metoo y otro a la autora Lluïsa Cunillé.

Una imagen de Els ocells, de La Calòrica
Una imagen de Els ocells, de La Calòrica (Anna_Fabrega)

El ciclo dedicado al #metoo se titulará #jotambé y abordará las violencias de género y las estructuras de poder comisariado por Maria Olivella y Pastora Martínez Samper, coordinadora y presidente de la Unidad de Igualdad de la UOC. En cuanto al ciclo dedicado al teatro de la Cunillé,lo comisarían Josep Anton Fernández y Adriana Nicolau.

Armando Buika y Àlex Brendemühl protagonizan El combat del segle
Armando Buika y Àlex Brendemühl protagonizan El combat del segle (Sala Beckett)

Por lo pronto, desde este septiembre hasta enero, se podrán ver en la Beckett los montajes que la pandemia se llevó por delante. Comenzando por la ciencia-ficción feminista de Todas las flores, de Bárbara Mestanza. Y siguiendo por creaciones como El combat del segle, de Denise Duncan, con Àlex Brendemühl y Armando Buika, una obra sobre boxeo pero sobre todo sobre el racismo, las consecuencias del éxito y el destino a partir de la figura del boxeo Jack Johnson y su visita a Barcelona a inicios del siglo XX.

Los protagonistas de la historia de bullying Karaoke Elusia, de Oriol Puig
Los protagonistas de la historia de bullying Karaoke Elusia, de Oriol Puig (Sala Beckett)

También se podrán ver finalmente Avinguda Nacional, de Jaroslav Rudis, un proyecto europeo de la Beckett protagonizado por Josep Julien, que retrata la caída del muro en la Europa del Este y la situación actual. Y el montaje sobre el bullying y el suicidio Karaoke Elusia, de Oriol Puig.

Una imagen de Todas las flores, de The Mamzelles
Una imagen de Todas las flores, de The Mamzelles (Sala Beckett)

Bárbara Mestanza y su compañía, The Mamzelles, han abierto ya el fuego de la temporada de la Beckett –estarán hasta el de octubre en escena– con Todas las flores, una pieza feminista de ciencia-ficción y aventuras que la autora y actriz comenzó a escribir hace dos años pero que encaja muy bien con la distópica situación actual. Mestanza cuenta que el origen fue ir a la contra y escribir una obra de ciencia-ficción donde todos los personajes fueran mujeres, frente a las películas de género habituales con sólo hombres.

Una imagen de Suite TOC núm. 6, de Les impuxibles, las hermanas Peya
Una imagen de Suite TOC núm. 6, de Les impuxibles, las hermanas Peya (Sala Beckett)

“Pero la excusa de la situación, que habla del apocalipsis, se ha convertido en una oportunidad para ver hacia dónde hemos de encaminarnos hoy. Fue una pequeña premonición de la Covid. Justo cuando nos pusimos a ensayar llegó la pandemia y nos acabó encerrando sin estrenar el mayo, tuvimos que ensayar por zoom. Y sin forzarlo, justamentela obra habla de qué pasaría si este mundo se acabara y tuviéramos que crear otro. Qué repetiríamos, qué no. O si somos hijos del abuso, de la violencia, del machismo, las guerras, las drogas, incluso de la pandemia, y somos incapaces de crear un mundo limpio y nuevo”, dice Mestanza, que se declara fan de Lars von Trier “aunque sea un misógino” y que se ha inspirado en “su estética y su oscuridad, que me interesan mucho”.

Lídia Pujol y Marina Garcés unirán música y reflexión en una propuesta sobre las letras de la cantante Cecilia

Además, dentro del Festival Escena Poblenou, se podrá ver en la Beckett un encuentro muy particular los días 24 y 25 de octubre: la cantante Lídia Pujol da sus respuestas a los interrogantes que le sugieren las canciones de la malograda Cecilia. Y lo hace junto a la filósofa Marina Garcés en un espectáculo en el que se unen música y reflexión: Conversaciones con Cecilia.

Lara Díaz Quintanilla será la autora residente este año en la Beckett, y la compañía residente será Centaure produccions, que creará y estrenará El jardí de Lluïsa Cunillé.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *