La escultura ‘Blau’ de Jaume Plensa se instala en el vestíbulo del Clínic

La escultura Blau , de más de dos metros y dos toneladas y media de peso, ya sueña en el vestíbulo del hospital Clínic de Barcelona. La obra, donada por el artista Jaume Plensa como homenaje a los sanitarios y a su lucha de estos meses contra el coronavirus, preside ya la entrada del gran hospital tras haber pospuesto dos veces su llegada debido a la situación sanitaria.

Blau es una joven durmiente cuyo rostro emerge de una gran roca basáltica algo azulada. Una chica en la que se confunden el reposo y el sueño, y en la que la vida emerge de la materia inerte. Una joven creada en el año 2016 por Jaume Plensa y que ha acabado donada al Clínic por la amistad que el escultor mantiene con el director general del hospital, el doctor Josep Maria Campistol, a través del que ha seguido todo el esfuerzo que los sanitarios han realizado estos meses.

Jaume Plensa con el director del Clínic, Josep Maria Campistol
Jaume Plensa con el director del Clínic, Josep Maria Campistol (Pedro Madueño)

“Quería rendir homenaje a este esfuerzo extraordinario”, subraya el creador, que hace tres años donó al hospital Sant Joan de Déu Ànima, una de sus figuras humanas construidas con letras de acero inoxidable. Desde el Clínic subrayan que están muy orgullosos de la donación y que es un honor tener una obra de Plensa en un espacio que en condiciones normales transita cada día mucha gente del barrio para atravesar la manzana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *