La «isla de las tentaciones» del toro bravo: sementales y vacas celebran ya el día del amor

Madrid Actualizado: Guardar

Enviar noticia por correo electrónico

En la festividad de la Virgen de la Paz acaba la vida de «monje» del toro bravo. «Hoy 24 de enero, día de la Virgen de la Paz, como manda la tradición en nuestra casa, vuelven los sementales con sus lotes de cubriciones, reiniciándose el proceso de selección», señalan en la ganadería de Antonio López Gibaja.

El día de San Valentín del toro bravo se adelanta veinte días en esta ganadería de Oliva de Plasencia, que ilustra la llegada de la festividad de los enamorados con una hermosa estampa jabonera. En tierras cacereñas, desde este domingo, los sementales cuentan con un harén de vacas. Machos y hembras dan rienda suelta al amor. Todo está perfectamente estudiado según las notas de cada animal, por su reata, por su comportamiento, por su carácter, por sus antecedentes. Sin olvidar «sus posibles resabios», recalcaba don Álvaro Domecq en su magistral obra «El toro bravo».

Una de las madres de la divisa, de seria cara

Famosa es ya la historia que contaba de «Desgreñado», un semental de siete años con mucho nervio. En su caso, lo echaba a las vacas el 1 de enero: «Esta fecha, los sementales, que han vivido solos todo el año, pasan a los cerrados de las vacas, unas cuarenta por semental, y dentro de un espacio de unas cincuenta hectáreas, aproximadamente. Quise siempre recalcar la poesía de este encuentro, y en mi conferencia de Lima sobre «El toro de lidia en el campo», incidía en la majestuosa, imponente entrada del toro en su previsto harén, paso a paso, lentamente, en cómo se acercaba, una a una, a todas las hembras del serrallo. Es como la primera visita de cortesía, como si avisara algo que ellas, las vacas, saben de sobra: que él está allí».

En junio, los toros de López Gibaja, que el pasado año tenía previsto su debut en San Isidro -cancelado por el Covid-, volverán a sus cercados. El 9 de junio fue la fecha elegida en 2020. Para plasmarlo, elegía una foto de «Jalonero», un animal tentado por Andrés Roca Rey.

El primer hijo de Tirado, una belleza

El autor de «El toro bravo» comentaba en su libro que su fecha señalada era el 24 de junio. ¿Y cómo es la vida en esos seis meses? «Habrá al que no le parezca suficiente el número de vacas y busque en el hato del vecino. No es frecuente». Es la particular «isla de las tentaciones» del toro bravo, de otro tipo, claro… Y añadía: «Hay casos, muy contados, en que el toro se encariña con una vaca o no se quiere separar de ella. Los vaqueros lo llaman «aquerenciarse» con la vaca, un término absolutamente clásico y campero». Y recordaba Domecq las palabras de Salvador de Madariaga: «El toro no ve la vaca que fecunda. Fecunda el rebaño».

Después llegarán los frutos, como un precioso jabonero, el primer hijo macho del semental «Tirado» en la finca cacereña de «Los Baldíos», todo un paraíso natural. «Soñando con embestidas eternas», dicen en la ganadería de López Gibaja. Y subrayan su lema en tiempos difíciles: «En la vida con la mirada al frente, con fuerza, como el toro bravo».

Ver los comentarios

https://www.abc.es/cultura/toros/abci-isla-tentaciones-toro-bravo-sementales-y-vacas-celebran-desde-ayer-amor-202101251948_noticia.html

https://www.abc.es/cultura/toros/abci-isla-tentaciones-toro-bravo-sementales-y-vacas-celebran-desde-ayer-amor-202101251948_noticia.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *