La revista cultural ‘El Ciervo’, Premio Nacional al Fomento de la Lectura 2020

La revista de pensamiento y cultura El Ciervo, editada en Barcelona, ha sido galardonada con el Premio Nacional al Fomento de la Lectura 2020 junto con los talleres de fomento de lectura de prensa en la escuela de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) y la Obra Social la Caixa.

El Premio Nacional al Fomento de la Lectura, un reconocimiento sin dotación económica, se concede como recompensa y reconocimiento a una trayectoria profesional o con el fin de destacar aportaciones sobresalientes y continuadas orientadas a favorecer el hábito de la lectura a personas físicas o jurídicas que hayan destacado en el desempeño del fomento del hábito lector y en la difusión de la lectura como una actividad cultural, positiva, útil y placentera.

El Ciervo es una publicación cultural editada en Barcelona de forma ininterrumpida desde 1951 por lo que se la considera la decana de las revistas culturales en España. El jurado ha premiado a la revista por haber encarnado, a lo largo de sus 70 años, “las mejores señas de identidad de una revista cultural: espacio de reflexión y debate intelectual y cultural, punto de encuentro e intercambio de creadores y pensadores”.

Fundada en Barcelona por Joan y Llorenç Gomis y Roser Bofill junto con otro grupo de jóvenes inquietos, El Ciervo ha estado “imbricado en la historia reciente de una sociedad que tantas transformaciones sociales, culturales y políticas ha vivido en estas últimas décadas”, señala el veredicto.

Decana de las revistas culturales

La revista nació como una publicación de inspiración cristiana n y debe su nombre al Salmo 42. Fue conciliar antes del Concilio Vaticano II y democrática antes de que llegara la Transición, por lo que topó en numerosas ocasiones con la censura, tanto la civil como la eclesiástica. Aquellos fueron los años dorados de la revista, que ha evolucionado y ha pasado por distintas etapas hasta hoy, también presente en las redes con un blog que se actualiza semanalmente.

Si en los años del Concilio fue protagonista la religión, en la Transición lo fue la política, pero nunca estuvo al servicio de nadie, ni de la Iglesia ni de los partidos a pesar de que en sus páginas escribieran personas que han acabado vinculadas a los partidos políticos. Después llegó el tiempo en el que la cultura se hizo predominante, pero siempre ha habido un trasfondo social muy marcado.

El paraguas de la censura eclesiástica, sumado al de la censura civil, dejaba la publicación podada en sus contenidos, pero legalmente amparada. Era una revista extraña para su tiempo, pero no ilegal y ha sido hasta hoy una escuela de periodistas. Su fundador, Llorenç Gomis, explicaba cuando cumplieron 40 años (en 1991) que “en aquella primera etapa todo era bastante literario, incluso los artículos de opinión e ideas”.

“La lucha con ambas censuras fue una larga paciencia con muchos episodios esperpénticos que solo en el recuerdo adquieren un aire divertido y que entonces sobrellevábamos con el humor de la juventud”, apuntaba su hermano Joan . “Todas las sombras indicadas al principio eran cierta y aún muchas más, pero también existen siempre rendijas y al igual que era posible filtrar algo entre las barreras de la censura, algunos vientos de libertad y de novedad podían llegar en aquella época”, añadía. El Ciervo era uno de esos vientos renovadores en aquella España gris de la posguerra.

‘El Ciervo’ ha estado “imbricado en la historia reciente de una sociedad que tantas transformaciones sociales, culturales y políticas ha vivido en estas últimas décadas”,

En su primera etapa hubo mucha influencia francesa y en los primeros números salen de forma significativa los nombres de Jaques Leclercq, Graham Greene, François Mauriac, Georges Bernanos y Bruce Marshall. Y también se podía entrever la simpatía por los escritores de la Generación del 98 o por los poetas de la Generación del 27.

Hoy la publicación, que llegó a ser quincenal, es bimensual, pero durante gran parte de su historia ha sido mensual y todavía incluye páginas con reseñas y críticas literarías de clásicos, poesía, historia, narrativa…

La revista, candidata al premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades en 2018, ha sido galardonada con distintos premios a lo largo de su historia, como la Medalla de Oro de las Bellas Artes y la Medalla al mérito cultural de la ciudad de Barcelona, entre otros galardones.

Portada del último ejemplar de la revista 'El Ciervo', el número de septiembre-octubre de 2020
Portada del último ejemplar de la revista ‘El Ciervo’, el número de septiembre-octubre de 2020 (El Ciervo)

Talleres de lectura de prensa en la escuela

Los ‘Talleres de fomento de lectura de prensa en la escuela’, el otro premiado, se imparten en centros educativos de la Comunidad de Madrid desde el año 2009. Se trata de una iniciativa impulsada conjuntamente por la APM y la Obra Social la Caixa, a través de su proyecto educativo eduCaixa. Más de 17.000 alumnos madrileños de 3º y 4º de ESO y 1º y 2º de Bachillerato, de 72 centros educativos, han participado ya en los mentados talleres hasta la edición de 2019.

Según ha destacado el jurado del premio, los talleres de fomento de lectura de prensa en la escuela han sido elegidos por ser un proyecto que ha llegado a casi 20.000 alumnos madrileños de entre 15 y 18 años, “a quienes se ha imbuido el hábito de la lectura y el espíritu crítico a través de la misma”. El proyecto, que ha cumplido su décimo aniversario, según el jurado “hace especial hincapié en combatir la desinformación a la vez que inculca las bondades de la lectura”.

El jurado ha estado presidido por María José Gálvez Salvador, directora general del Libro y Fomento de la Lectura y ha actuado como vicepresidenta Begoña Cerro Prada, subdirectora de Promoción del Libro, la Lectura y las Letras Españolas.

Además ha estado formado por: Juan Caño Díaz, por la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE); Marta Calvo Jaumandreu, por la Federación de Asociaciones de Radio y Televisión de España; Manuel Ortuño Armas, por la Asociación de Editores de Revistas Culturales de España (ARCE); Miguel Ángel Barrio de Miguel, por el Consejo Escolar del Estado y Asunción Bernárdez Rodal, por el Instituto de Investigaciones Feministas de la Universidad Complutense de Madrid. Lo ha completado Ignacio Elguero Olavide, en representación de Radio Nacional de España y Juan Mata Anaya, en representación de la asociación Entrelibros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *