La Virreina evoca la Capilla Gitana que pintó Helios Gómez en La Modelo

En la historia del arte hay gitanos flamencos, artistas de vanguardia y activistas revolucionarios. Y luego está Helios Gómez (Sevilla, 1905-Barcelona, 1956), un creador singular que fue las tres cosas a la vez y cuya figura “es clave para entender nuestra modernidad”, señala el artista e investigador Pedro G. Romero, artífice de Días de ira. Comunismo libertario, gitanos flamencos y realismo de vanguardia , exposición con la que La Virreina Centre de la Imtage reivindica un lugar de centralidad en el canon para un artista que formó parte de las redes de creación europeas de su tiempo pero que aún hoy sigue siendo aquí un gran desconocido.

Sevillano, gitano y barcelonés, fue al mismo tiempo un artista de vanguardia y un activista revolucionario

“Uno de los grandes problemas que tenemos en España es que no conocemos nuestra modernidad. Pensamos que Picasso, Miró o Dalí son las vanguardias, pero ellos desarrollaron sus carreras en un entorno internacional, mientras que aquí había una visión propia de la modernidad, digamos una versión de local , que no se ha tenido en cuenta”, argumenta Pedro G. Romero. La primera biografía de Helios Gómez, Artista de corbata roja , la firmó una profesora alemana, Ursula Tjaden, a finales de los noventa, y su mayor exposición hasta la fecha tuvo lugar en 1998 en el IVAM, aunque entonces el recorrido se detenía en la Guerra Civil.

(Xavier Cervera)

Sevillano de Triana, donde se forjó al mismo tiempo como revolucionario e ilustrador, Helios Gómez fue un gitano flamenco –“el primero que reivindica ser gitano como un hecho político”, subraya el comisario– que en Barcelona, ciudad a la que llegó por primera vez con 18 años, frecuentaba con las gentes del POUM y la CNT locales como Juanito el Dorado, en cuyo escenario cantó, bailó y recitó a Lorca. Murió a los 51 años pero vivió varias vidas, todas ellas marcadas por la pasión, las pistolas, la revolución, el dolor y la cárcel. “Peligroso y de acción, propagador de ideas”, es la definición que de él da la ficha del Archivo de Salamanca.

“Fue el primero que reivindicó ser gitano como un hecho ppolitico”

Fue perseguido por la dictadura de Primo de Rivera y en 1927 se exilió en París, donde tomó parte en las protestas por la ejecución de Sacco y Vanzetti, lo que le obligó a huir a Holanda, para saltar más tarde a Viena, Berlín, Moscú, ciudades donde entró en contacto con el constructivismo y se relacionó con artistas como George Grosz.

(Xavier Cervera)

La muestra recorre vida y obra des forma exhaustiva, desde las ilustraciones del “retrato dolorido del pueblo” que es Días de ira a la serie Horrores de la guerra , que según el comisario prefigura el imaginario del cómic underground; pasando por Evacuación , que formó parte Pabellón de la República en la Exposición Universal de París o sus últimas obras de carácter surrealista.

(La pintura ‘Evacuación’ formó parte del Pabellón de la República en la Exposición Universal de París Xavier Cervera)

Capítulo aparte merece la Capilla Gitana que pintó por encargo del capellán de La Modelo en una celda de la cuarta galería habilitada como oratorio junto a las de los condenados a muerte. Tras la guerra, en la que defendió la República como miliciano gitano en sucesivos frentes, peregrinó por diversos campos hasta que fue deportado a Djelfa, en el desierto de Argelia, y a su regreso fue detenido. Ingresó en prisión en 1945, salió un año más tarde y en 1946 volvió a ingresar. Salió en 1954, dos años antes de morir.

La Virreina reconstruye la arquitectura del espacio carcelario y evoca con una gran fotografía en banco y negro (el fresco era en color) un mural donde la virgen tiene rasgos gitanos, el niño sostiene en la mano un molinillo de viento y los angelitos son negros, como en la canción de Machín que al parecer le inspiró. A sus pies, se retuercen los condenados cercados por un alambre de espino.

Un detalle de la capilla gitana, pintada por Helios Gómez, en la cárcel Modelo de Barcelona
Un detalle de la capilla gitana, pintada por Helios Gómez, en la cárcel Modelo de Barcelona (Xavier Gómez)

En 1998, fue recubierta con pintura blanca por decisión de la dirección de Servicios Penitenciarios de la Generalitat, que alegó supuestas razones higiénicas. Según los informes de los técnicos, ya es irrecuperable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *