Lance Stroll logra su primera ‘pole’ en un sábado apocalíptico en Turquía

El piloto canadiense Lance Stroll celebra la pole conseguida este sábado en Turquía.

En unas condiciones prácticamente apocalípticas, Lewis Hamilton tiene a tiro de piedra trascender, aquello que el piloto de Mercedes persigue desde hace tiempo, tanto cuando tiene un volante entre las manos como cuando se coloca ante un micrófono. El británico igualará los siete títulos mundiales de Michael Schumacher este domingo en Estambul (11:10 horas, Movistar Fórmula 1) si se dan una serie de combinaciones más que probables, sobre todo si tenemos en cuenta la histórico de esta temporada.

Hamilton, que saldrá sexto, se coronará Turquía siempre que Valtteri Bottas, su vecino en el taller de las Flechas de Plata, no consiga sumar ocho puntos más que él. Entre otras combinaciones el corredor de Stevenage cantará el alirón si gana la carrera, si termina el segundo y Bottas no se impone y se adjudica la vuelta rápida – otorga un punto extra–, o si finaliza entre los cuatro primeros y el finlandés no gana.

La hazaña es catedralicia ya de por sí, pero conseguirla este fin de semana en el Istanbul Park aún la haría, si cabe, más llamativa. Básicamente porque hace mucho tiempo que las fuerzas no estaban tan igualadas como en este circuito a orillas del Bósforo, olvidado desde hace casi diez años y recuperado de emergencia tras la sacudida dada por el coronavirus al certamen.

Hace solo diez días que se terminaron los trabajos de reasfaltado, y el poco margen de tiempo que ha pasado provoca que la resina de la mezcla suba a la superficie y convierta el piso en una pista de patinaje. No hay líneas de trazada con más goma porque no ha rodado nadie y tampoco hay carreras de relleno, que siempre ayudan un poco.

Y para rematarlo, la lluvia todavía añadió mucha más dificultad a la conducción. En ese panorama y después de que la primera criba de la cronometrada (QP1) se interrumpiera durante casi media hora por la falta de visibilidad, la sesión de ensayos más determinante derivó en un desfile de monoplazas dando culetazos, muchos de ellos fuera de los márgenes del asfalto, otros atrapados en las trampas de grava.

Así las cosas, el entrenamiento clasificatorio se convirtió en un auténtico ejercicio de supervivencia para la mayoría, a la vez que abrió la puerta a las sorpresas. La mayor de ellas fue la que llevó a Lance Stroll hasta la pole position, la primera en su hoja de servicios y la primera de un canadiense desde la de Jacques Villeneuve en el Gran Premio de Europa de 1997.

El corredor de Racing Point estará acompañado en la primera línea de la parrilla por Max Verstappen, mientras que Hamilton saldrá el sexto, su peor posición de partida de la temporada. Bottas, el único que está en condiciones de demorar su entorchado, arrancará el noveno. Carlos Sainz no pudo superar la primera eliminatoria y partirá el 16º.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *