Las escuelas de música privadas denuncian ser el único segmento formativo que sigue cerrado

Las escuelas de música privadas han protestado este miércoles contra la prolongación del cierre de sus instalaciones como contempla el Procicat, ya que “somos el único segmento formativo autorizado por la Generalitat que sigue cerrado”, y han pedido empezar a trabajar a partir del próximo lunes, cuando tendrá lugar la desescalada por fases.

Así se ha expresado el presidente de las Escuelas de Música de Iniciativa Privada Asociadas de Catalunya (EMIPAC), Sergi Díaz, que esta mañana han reunido en una protesta delante del Palau de la Generalitat a cerca de 300 personas.

Los manifestantes han instalado sus instrumentos musicales en silencio, sin interpretar ningún tema musical, para visibilizar “que la música está silenciada”, ha explicado Sergi Díaz.

Participantes en la protesta delante del Palau de la Generalitat
Participantes en la protesta delante del Palau de la Generalitat (Ana Jiménez)

En Catalunya existen 80 escuelas de música de iniciativa privada surgidas del emprendimiento social y otras 120 de titularidad pública municipal que han apoyado la protesta, y que en global el curso pasado impartieron clases a unos 60.000 alumnos, según Díaz.

El presidente de EMIPAC ha insistido en que las escuelas de música “somos el único segmento formativo autorizado por la Generalitat que sigue cerrado” cuando “formamos parte del sistema educativo, con todas los deberes y obligaciones pedagógico-administrativas que ello conlleva”.

En este sentido, el presidente ha añadido que las escuelas de música han cerrado aduciendo el Govern que “no somos formación reglada” y “diferenciándonos del resto del sistema educativo”, cuando la Ley de Educación de Catalunya recoge el concepto de no reglado “no por falta de rigor, sino porque mantenernos en la no reglada suponía disponer de más flexibilidad en los proyectos formativos de las escuelas”.

Manifestación de profesores de música
Manifestación de profesores de música (Ana Jiménez)

Sergi Díaz ha asegurado que las instalaciones de las escuelas de música “son seguras, ya que las hemos adaptado a todos los requerimientos higiénicos, de ventilación y separaciones físicas con mamparas que se han recomendado”, con “la consecuente inversión necesaria”.

Además, la movilidad que genera el sector “es mínima” dado que buena parte del alumnado que estudia música en Catalunya “lo hace en escuelas de proximidad”, ha añadido el presidente de la entidad.

Sergi Díaz ha asegurado que las instalaciones de las escuelas de música “son seguras” y que la movilidad que genera el sector “es mínima”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *