Las recomendaciones de Mamen Mendizábal: 'El infinito en un junco', 'RGB', 'Veneno' y Anderson Paak

Mamen Mendizabal empezó su carrera de periodista en la radio, en la Cadena SER, junto a Iñaki Gabilondo, pero alcanzó la fama con <em>59 segundos</em>,…

Mamen Mendizabal empezó su carrera de periodista en la radio, en la Cadena SER, junto a Iñaki Gabilondo, pero alcanzó la fama con 59 segundos, el programa de TVE en el que debatían ciudadanos y políticos. Desde 2006 es parte del equipo de información de La Sexta, el canal en el que este año presenta Palo y astilla. Además, es coautora de Adelante (Aguilar), un libro escrito en forma de diálogo entre científicos y comunicadores que aborda las grandes incertidumbres globales que se han abierto a partir de la pandemia del coronavirus.

Un libro: ‘El infinito en un junco’, de Irene Vallejo

Para todos los amantes de la literatura, para todos aquellos que se siguen enamorando de los libros, para los que sienten un cariño con las palabras, para todos ellos existe un libro fascinante que recomiendo con entusiasmo: El infinito en un junco, de Irene Vallejo (editado por Siruela). A mí, lo uqe más me interesó del libro fue descubruir la conexión entre la antigua cultura oral y el mundo de los textos, pero hay muchísimos temas de los que se puede aprender muchísimo. Soy la hija de una profesora de lengua y literatura en un instintiutoz. La literatura fue más importante en mi infancia que la televisión y eso marca un poco. En la adolescencia y los primeros años de vida adulta me alimenté, sobre todo, de novelones realistas del siglo XIX: franceses y rusos, sobre todo. Ahora, mi mesilla está llena de libros de no ficción que me llegan por motivos profesionales y también de novelas negras. La Historia es un tema en el que me he interesado últimamente, incluida la ficción histórica. Los libros sobre Roma de Santiago Posteguillo los espero siempre con impaciencia. Y hay un libro más que quiero recomendar: Adelante (editado por Aguilar), el libro en el que dialogo junto a José María Gay de Liébana, César Carballo, Yayo Herrero y Ainara Zubillaga sobre la manera en que la pandemia puede condicionar nuestra vida en el futuro.

Una película: RGB, de betsy west y julie cohen

Mamen Mendizábal.
Mamen Mendizábal.

Voy a elegir una película que está de actualidad pero que creo que va a ser importante durante muchos años: RGB, dirigida y producida por Betsy West y Julie Cohen, es el documental que cuenta la vida de Ruth Bader Ginsburg. Bader Ginsburg fue la magistrada estadounidense que actuó como una de las defensoras más importantes en su generación de la igualdad, de la lucha contra la discriminación de las mujeres y de la justicia social. Vi la película antes de la muerte de Bader Ginsburg, el 18 de septiembre pasado, que fue el momento en el que su figura se convirtió en una figura casi pop, un icono en la discusión política actual. Por supuesto que la fama es muy secundaria comparada con su legado, pero no me importa nada que se haya dado ese fenómeno. Creo que es bueno para todos que su trabajo en la Corte Suprema de los Estados Unidos tenga toda la relevancia que sea posible, en su país y en el resto del mundo. Se puede encontrar RGB en Filmin… Bien: sé que he elegido una película que es muy de periodistas, que está muy pegada a la actualidad y a los debates que discutimos todos los días, pero el cine que busco no siempre es así. Mis noches son como las de cualquiera, requieren de desconexión. Veo películas de asuntos frívolos, películas de evasión, historias de ciencia ficción… Mis noches también necesitan un poco de desintoxicación.

Un disco: ‘Malibú’, de Anderson Paak

Toqué y estudié piano durante unos cuantos años. Llegué hasta cuarto en el Conservatorio, pero entonces intuí que el talento no me daba para llegar a grandes cosas y pensé que el esfuerzo al que me obligaba el piano era demasiado grande en un momento en el que tenía sacar adelante el instituto. Da igual, fue una experiencia importante en mi formación. Hoy, soy una oyente de música que se deja influir por sus amigos, igual que muchos de los libros que leo vienen recomendados de oreja a oreja. El productor Javier Limón, por ejemplo, me llevó hasta Anderson Paak y, sobre todo, hasta Malibú, su disco de 2016. Paak es un baterista y cantante que sintetiza en su música toda la herencia de la cultura negra americana. Hay mucho soul, mucho club y mucha música instrumental en Malibú. Y está su personalidad. Me gustan los músicos que se vuelcan en la música que toca como lo hace Paak. Otra recomendación que ha sido importante en mi vida es la de otro amigo, el poeta Benjamín Prado. Él fue quien me insistió en que dedicara un tiempo a los últimos discos de Bob Dylan: Triplicate, The bootleg series vol.13… En Dylan me gusta la manera en que la música expresa la poesía, la manera en que la oralidad se hace música. No hay otro como él para conseguir ese efecto.

Una serie: ‘Veneno’, de Javier Ambrossi y Javier Calvo

Me voy a quedar con una miniserie española que, además, está hecha con mucho material tomado de la televisión y que habla de mi medio y que por eso mismo me interesa especialmente. Veneno, la historia de Cristina Ortiz, La Veneno (actualmente en emisión en Atresplayer Premium), me conmovió, primero, porque hay mucho talento en cada minuto de sus ocho episodios. La narrativa de Los Javis, Javier Ambrossi y Javier Calvo, es diferente a todo. Hay una manera de contar las cosas, de hablar de la dignidad, de la lucha por la igualdad, del dolor, de la marginación… Y, al segundo, llega la risa. La historia de La Veneno nos puede parecer ya lejana, sacad de un mundo antiguo, pero está contada de una manera muy moderna y que nos toca muy de cerca. ¿Las series sobre periodistas? Suelo mirarlas por curiosidad y suelo dejarlas después de unos pocos capítulos. The newsroom la vi, claro, pero las otras suelen ponerme nerviosa por cómo falsean la realidad, por cómo acumulan clichés sobre clichés… En todo caso, me interesan las series sobre política, la manera en que retratan la interacción entre políticos y periodistas. Me gustó Borgen por eso y me gustó El ala oeste de La Casa Blanca, de Aaron Sorkin. Con la francesa, con Baron Noir, no conecté tan bien, pero puede que el problema fuese que tenía mal día. Y por supuesto, siempre estoy atenta a tomar alguna idea y llevármela al trabajo.


Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

CineLuca Guadagnino: "La belleza de Instagram es un instrumento de opresión"
Festival de San Sebastián'Antidisturbios', la serie española del año: hostias, modo de empleo
CulturaOliver Stone: "Nada es especial cuando eres adicto a las drogas"

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *