‘Malnazidos’: Los zombis salpican de humor y aventuras la guerra civil española

Javier Ruiz Caldera y Alberto de Toro son amigos desde 1996, cuando se conocieron estudiando cine en la ESCAC, y siempre habían fantaseado con la idea de rodar una película juntos. En el momento en que cayó en sus manos Noche de difuntos del 38, novela de Manuel Martín publicada en 2012, vieron el material ideal para lanzarse a la piscina, ya que era de género fantástico y había zombis, una de las condiciones esenciales para dirigirla a cuatro manos. El proyecto tardó un tiempo en gestarse y ha dado como resultado Malnazidos , divertida película sobre muertos vivientes en la guerra civil española que este jueves ha inaugurado la 53ª edición del festival de Sitges, un “sueño hecho realidad” para estos directores que además son espectadores del certamen desde hace 30 años. “Hemos querido hacer una película como las que hemos visto tantas veces en el festival. Un cóctel con mezcla de géneros”, afirma a La Vanguardia Ruiz Caldera.

Es una película arriesgada, muy entretenida y muy original, porque no se ha hecho nunca algo sobre la guerra civil española con zombis”

“Es una película arriesgada, muy entretenida y muy original, porque no se ha hecho nunca algo sobre la guerra civil española con zombis”, añade el realizador de las comedias 3 bodas de más o Superlópez, con la que vino al festival en 2018. La trama sigue a un grupo de combatientes de bandos contrarios entre los que se encuentran Miki Esparbé, Aura Garrido, Luis Callejo o María Botto, que no tienen más remedio que hacer piña contra ese inesperado enemigo en común producto de un experimento ideado por los nazis en plena contienda.

“Queríamos hacer una película de zombis, pero que no fuera ni muy extrema ni muy gore ni dirigida a un público muy especializado”, asegura Alberto de Toro, montador habitual de los filmes de Ruiz Caldera. “Sobre todo porque Malnazidos es una película de personajes en una situación extrema, pero en el fondo, más allá del género fantástico, en su comportamiento uno puede ver cosas con las que se puede sentir identificado o conectar de alguna manera”, comenta Ruiz Caldera, que insiste en que han querido abrir su obra a un “público más amplio que el de Sitges”.

Los cineastas Javier Ruiz Caldera (d) y Alberto del Toro (i), presentaron hoy en Sitges 'Malnazidos'
Los cineastas Javier Ruiz Caldera (d) y Alberto del Toro (i), presentaron hoy en Sitges ‘Malnazidos’ (Susanna Saez / EFE)

De la novela original han conservado tanto la situación inicial como los personajes, a los que los guionistas Jaime Marqués Olarreaga, Alberto Fernández Arregui y Cristian Conti han añadido alguno más, y dicen con orgullo que Manuel Martín ya ha visto el filme y les ha dicho que “la hemos mejorado”. Si la pandemia lo permite, Malnazidos llegará a las salas comerciales el 22 de enero de 2021. ”Nuestra intención ha sido la de hacer una película de aventuras con tintes de terror, romance y de comedia para entretener a la gente. El tema del conflicto de la Guerra Civil es solo un contexto porque el filme no va sobre la guerra”.

Malnazidos no escatima en efectos especiales y en escenas que han requerido coordinar numerosos extras. “El proyecto ha sido complejo, muy ambicioso y en el rodaje, que duró ocho semanas, sufrimos mucho. La clave para salir airosos ha sido el equipo que hemos tenido detrás y contar con los actores que aparecen. Ha sido un sueño trabajar con ellos”, explica De Toro. “Hemos tenido que recrear la guerra civil de manera estilizada, muy potente visualmente. Hemos rodado en montañas, ríos, cuevas, en las minas de Salt en Cardona y es agotador, pero luego todo eso luce en pantalla”, subraya Ruiz Caldera.

El proyecto ha sido complejo, muy ambicioso y en el rodaje, que duró ocho semanas, sufrimos mucho”

La película se rodó hace un año y jamás pudieron imaginar una situación como la creada por la pandemia del coronavirus. “Hay ocasiones en que la realidad se parece a las películas”. Respecto al reparto, tenían claro que el protagonista, un capitán del bando franquista, tenía que ser interpretado por Esparbé. Pero también que iba a ser muy coral, en el que cada personaje debía tener su espacio. “A parte de buenos actores, buscamos rostros que hicieran personajes icónicos”, dice el director de Anacleto: Agente secreto, que no entiende por qué no se ha hecho antes un filme sobre zombis en la Guerra Civil, comenta entre risas..

La actriz Aura Garrido en el photocall
La actriz Aura Garrido en el photocall (Susanna Saez / EFE)

Por su parte, Esparbé y Garrido se enamoraron inmediatamente del guión y de una historia que sabían que iba a ser especial. “Que te llegue un proyecto de este tipo es tan complicado que cuando lo tienes lo quieres saborear todo el rato. Aunque el rodaje fuera duro, hemos disfrutado como niños con las explosiones y las persecuciones”, dice el actor catalán, que interpreta a Jan Lozano, un capitán nacional que había sido abogado antes de que empezara la guerra y después de haber tratado de liberar a muchísimos republicanos de la muerte le encargan una misión suicida y cae preso de un batallón republicano.

El actor Miki Esparbé en Sitges
El actor Miki Esparbé en Sitges (Susanna Saez / EFE)

“Es un tipo que recorre mucho al cinismo, al humor negro y la ironía para tratar de salir de la tragedia”, afirma. Para Garrido, que ya ha venido varias veces al festival, la última el año pasado con El asesino de los caprichos, “ha sido un rodaje muy físico y duro, pero lo hemos pasado muy bien. Al ser coral, hemos creado un grupo muy unido y los directores son un amor puro”, confiesa la actriz, que encarna a una guerrillera anarquista a la que llaman Matacuras, “Es una mujer muy valiente, endurecida por las circunstancias y armada hasta los dientes”.

Jan Lozano es un tipo que recorre mucho al cinismo, al humor negro y la ironía para tratar de salir de la tragedia”

A Garrido le gusta la aventura, la ciencia ficción y la fantasía, no se maneja mucho como espectadora con el género de terror y gore pero como actriz “te permite hacer cosas completamente diferentes”. Esparbé sostiene que hacer este tipo de cine es muy atractivo. “Como espectador me fascina porque te coloca en un lugar totalmente utópico y te empapa en una serie de sensaciones llevadas al límite”. Sobre la situación de crisis que vive el sector de la cultura a raíz de la Covid-19, el protagonista de Les distàncies cree que es muy importante que “la gente acuda sin miedo a disfrutar del cine, del teatro o cualquier arte escénica para empaparse de algo tan necesario como es la cultura porque nos abre miras y nos hace más ricos a nivel social y cultural”.

Como actriz, el género de terror te permite hacer cosas completamente diferentes”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *