«Marat-Sade»: La revolución de la locura

Nacho Fresneda (Sade) y Juan Codina (Marat) – Jesús Ugalde

«Marat-Sade»: La revolución de la locura

Actualizado: Guardar

Enviar noticia por correo electrónico

«Marat-Sade»Naves del Español en Matadero, Madrid

«Persecución y asesinato de Jean Paul Marat representados por el grupo teatral de la casa de salud de Charenton bajo la dirección del señor de Sade». Con este aparatoso título estrenó Peter Weiss en Berlín en 1964 una obra que, con el inmenso Peter Brook como principal profeta (seguido en España por Adolfo Marsillach) en uno de los clásicos imprescindibles del teatro universal del siglo XX. Weiss construyó un fascinante juguete teatral, que perfumó con aromas del teatro de la crueldad de Antonin Artaud y del teatro épico de Bertolt Brecht.

El autor alemán unió a dos figuras contrapuestas de la Revolución francesa, el marqués de Sade y Jean-Paul Marat, que a lo largo de la función desgranan -con vehemencia, con convicción-sus ideas políticas, su modo de entender y vivir la vida, los objetivos que debe perseguir la revolución y los caminos que ha de recorrer para conseguirlos…

Y lo hace, en una deslumbrante pirueta teatral, a través de la representación de una obra teatral que, dirigida por el propio Sade, llevan a cabo los internos de una clínica de salud mental en los años posteriores a la Revolución Francesa. El juego de espejos -también espejos deformados, como los de Valle-Inclán- es afilado, y Weiss abre un abanico infinito de preguntas que son, en muchos casos, cargas de profundidad.

No es fácil la puesta en escena de «Marat-Sade», que el propio Weiss estableció como un espectáculo de teatro musical. Luis Luque llega a esa pretendida sensorialidad a través de la «sencillez» tanto en el propio montaje como en el código de la actuación, que huye de cualquier retorcimiento para presentarnos unos «locos aparentemente normales» -otros ilustres montajes acentuaban externamente su carácter-. Para ello cuenta el director con cómplices de primera línea; entre ellos destaca Luis Miguel Cobo, un músico que sabe siempre -no solo en «Marat-Sade»- hacer que su partitura se adhiera al texto como la hiedra a las piedras; y cuenta, también, con un elenco afinado y convencido, encabezado por Juan Codina y Nacho Fresneda, que dibujan sus personajes con el color y el matiz adecuados.

Ver los comentarios

https://www.abc.es/cultura/teatros/abci-marat-sade-revolucion-locura-202101281950_noticia.html

https://www.abc.es/cultura/teatros/abci-marat-sade-revolucion-locura-202101281950_noticia.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *